covid-19

El Mecanismo de Transparencia y Autorización para las Exportaciones de Vacunas Resforzado

La Comisión Europea | 24.03.2021

La Comisión Europea ha introducido hoy los principios de reciprocidad y proporcionalidad como nuevos criterios que deben tenerse en cuenta para autorizar las exportaciones en el marco del mecanismo de transparencia y autorización para las exportaciones de vacunas contra la COVID-19. Si bien este sistema ha mejorado considerablemente la transparencia de las exportaciones, el objetivo de garantizar el acceso rápido a las vacunas contra la COVID-19 para los ciudadanos de la UE aún no se ha alcanzado.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha declarado: «La Unión Europea está orgullosa de albergar en su territorio a productores de vacunas, que no solo las ponen a disposición de los ciudadanos de la UE sino que también las exportan a todo el mundo. A pesar de que los Estados miembros se enfrentan a la tercera ola de la pandemia y de que no todas las empresas están cumpliendo sus contratos, la Unión Europea es el único gran productor de la OCDE que sigue exportando vacunas a gran escala a decenas de países. Pero la puerta debe estar abierta en ambos sentidos. Esta es la razón por la que la Comisión Europea introducirá los principios de reciprocidad y proporcionalidad en el mecanismo de autorización existente de la UE. La Unión cuenta con una excelente cartera de vacunas diferentes y hemos asegurado un número de dosis más que suficientes para toda la población. Sin embargo, debemos garantizar un suministro rápido y suficiente de vacunas a los ciudadanos de la UE. Cada día cuenta.»

Hacia una mayor transparencia, reciprocidad y proporcionalidad

El nuevo Reglamento introduce dos cambios en el mecanismo existente. En primer lugar, además del efecto que una exportación prevista pueda tener en el cumplimiento de los acuerdos de compra anticipada celebrados por la UE con los fabricantes de vacunas, los Estados miembros y la Comisión también deberán tener en cuenta:

  • Reciprocidad: si el país de destino restringe sus propias exportaciones de vacunas o de sus materias primas, ya sea por ley o por otros medios; y
  • Proporcionalidad: si las condiciones imperantes en el país de destino son mejores o peores que las de la UE, en particular en lo que respecta a su situación epidemiológica, su tasa de vacunación y su acceso a las vacunas.

Los Estados miembros y la Comisión deben determinar si las exportaciones solicitadas suponen una amenaza para la seguridad del suministro de vacunas y de sus componentes en la Unión.

En segundo lugar, con el fin de obtener una imagen completa del comercio de vacunas, el nuevo acto incluye en el ámbito de aplicación del Reglamento a 17 países que estaban anteriormente exentos*.

La UE mantiene su compromiso con la solidaridad internacional y, por lo tanto, seguirá excluyendo de este régimen los suministros de vacunas para ayuda humanitaria o destinados a los 92 países de renta baja y media incluidos en la lista del compromiso anticipado de mercado de COVAX.

El régimen de autorización de exportación

Este acto de ejecución es específico, proporcionado, transparente y temporal. Es plenamente coherente con el compromiso internacional de la Unión Europea en el marco de la Organización Mundial del Comercio y el G-20, y está en consonancia con las propuestas de la Unión en el contexto de la iniciativa de la OMC sobre comercio y salud. Los Estados miembros deciden sobre las solicitudes de autorización conforme al dictamen de la Comisión.

Desde la puesta en marcha de este mecanismo, se han concedido 380 solicitudes de exportación a 33 destinos diferentes por un total de aproximadamente 43 millones de dosis. Tan solo una solicitud de exportación no fue aceptada. Los principales destinos de exportación incluyen el Reino Unido (con aproximadamente 10,9 millones de dosis), Canadá (6,6 millones), Japón (5,4 millones), México (4,4 millones), Arabia Saudí (1,5 millones), Singapur (1,5 millones), Chile (1,5 millones), Hong Kong (1,3 millones), Corea (1,0 millones) y Australia (1,0 millones).

Sobre la estrategia de vacunación de la Unión Europea

El 17 de junio de 2020, la Comisión Europea presentó una Estrategia europea para acelerar el desarrollo, la fabricación y el despliegue de vacunas eficaces y seguras contra la COVID-19. A cambio del derecho a comprar un número determinado de dosis de vacunas en un período concreto, la Comisión financia parte de los costes iniciales de los productores de vacunas a través de acuerdos de adquisición anticipada. La financiación aportada se considera un pago a cuenta de las vacunas que los Estados miembros compren realmente. Por lo tanto, el acuerdo de adquisición anticipada es una inversión adelantada para prevenir un riesgo, hecha a cambio del compromiso vinculante de la empresa de iniciar la producción incluso antes de obtener la autorización de comercialización. De este modo se quiere lograr una entrega rápida y constante una vez que se haya concedido la autorización.

Hasta ahora, la Comisión ha firmado acuerdos de adquisición anticipada con seis empresas (AstraZeneca, Sanofi-GSK, Janssen Pharmaceutica NV, BioNTech-Pfizer, CureVac y Moderna), con lo que se garantiza el acceso a 2 600 millones de dosis. Las negociaciones con otras dos empresas se encuentran en una fase avanzada. Los cuatro contratos con las empresas a las que se ha concedido una autorización condicional de comercialización ascienden a más de 1 600 millones de dosis.

La Comisión Amplía el Mecanismo de Transparencia y Autorización

La Comisión Europea | 11.03.2021

La Comisión ha prorrogado hoy hasta finales de junio el mecanismo de transparencia y autorización para las exportaciones de vacunas contra la COVID-19, a consecuencia de los retrasos persistentes en algunas de las entregas de vacunas a la UE.

Valdis Dombrovskis, vicepresidente ejecutivo y comisario de Comercio, ha declarado al respecto: «Las primeras semanas de aplicación de este instrumento han demostrado que no se ha producido la perturbación del comercio que muchos temían. Desde que se introdujo la medida, se han autorizado envíos a más de 30 países. Esto confirma que, incluso durante una situación sanitaria muy crítica, la UE ha hecho un esfuerzo considerable para ser un socio comercial fiable y responsable».

Por su parte, la comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, ha declarado: «Esperamos que las empresas con las que hemos firmado contratos cumplan sus obligaciones con los ciudadanos de la UE. La UE exporta grandes cantidades de vacunas contra la COVID-19, fiel a nuestro compromiso con la solidaridad mundial. Sin embargo, no todas las empresas están cumpliendo sus acuerdos con la UE, a pesar de haber recibido un pago a cuenta para permitir una producción suficiente. Insistiremos en que se garantice el cumplimiento de lo acordado y seguiremos trabajando con las empresas para aumentar la producción en Europa lo antes posible»

Véase, como complemento a esta información, el comunicado de prensa sobre este asunto.

 

Plan Europeo de Preparación Frente a las Variantes del COVID-19

La Comisión Europea | 17.02.2021

La Comisión propone hoy medidas inmediatas para preparar a Europa ante la amenaza creciente de las variantes del coronavirus. En el marco del nuevo Plan europeo de preparación en materia de biodefensa frente a las variantes de COVID-19, llamado «HERA Incubator», se trabajará con los investigadores, las empresas biotecnológicas y las autoridades públicas de la UE y a nivel mundial para detectar nuevas variantes, proporcionar incentivos para desarrollar vacunas nuevas y adaptadas, acelerar su proceso de aprobación y garantizar el aumento de la capacidad de fabricación.

Es importante tomar medidas ahora que siguen surgiendo nuevas variantes y se plantean nuevos retos relacionados con el aumento de la producción de vacunas. HERA Incubator también servirá de plan rector para la preparación a largo plazo de la UE ante emergencias sanitarias.

Acciones clave para impulsar la preparación, desarrollar vacunas para las variantes e incrementar la producción industrial:

  1. Detección, análisis y evaluación de las variantes:
    • desarrollar pruebas especializadas para nuevas variantes y apoyar la secuenciación genómica en los Estados miembros con al menos 75 millones de euros de financiación de la UE;
    • alcanzar el objetivo del 5 % de secuenciación genómica de las pruebas positivas para ayudar a identificar las variantes, vigilar su propagación en la población y analizar su impacto en la transmisibilidad;
    • intensificar la investigación y el intercambio de datos sobre variantes con una financiación de 150 millones de euros;
    • poner en marcha la red de ensayos clínicos sobre la COVID-19 VACCELERATE, que reúne a dieciséis Estados miembros de la UE y cinco países asociados, entre ellos Suiza e Israel, para intercambiar datos e incluir progresivamente también a niños y adultos jóvenes como participantes en ensayos clínicos.
  2. Aceleración de la aprobación reglamentaria de vacunas adaptadas: Sobre la base del modelo anual de vacunas contra la gripe, la UE proporcionará una autorización acelerada para las vacunas adaptadas contra la COVID-19 mediante las acciones siguientes:
    • adaptar el marco reglamentario, por ejemplo modificando el procedimiento de reglamentación para permitir la aprobación de una vacuna adaptada con un conjunto más pequeño de datos adicionales presentados a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) de forma continua;
    • proporcionar orientaciones para los desarrolladores sobre los requisitos de la EMA en materia de datos, de modo que se conozcan de antemano los requisitos aplicables a las variantes;
    • facilitar la certificación de lugares de fabricación nuevos o adaptados mediante la participación inicial de las autoridades reguladoras;
    • prever una nueva categoría de autorización de emergencia de vacunas a escala de la UE con responsabilidad compartida entre los Estados miembros.
  1. Aumento de la producción de vacunas contra la COVID-19. La UE:
    • actualizará o celebrará nuevos acuerdos de adquisición anticipada para apoyar el desarrollo de vacunas nuevas y adaptadas a través de la financiación de la UE, con un plan detallado y creíble que muestre la capacidad de producir vacunas en la UE en un plazo fiable. Esto no debe impedir que la UE estudie fuentes de abastecimiento fuera de la UE en caso necesario, siempre que cumplan los requisitos de seguridad de la UE;
    • colaborará estrechamente con los fabricantes para ayudar a supervisar las cadenas de suministro y abordar los obstáculos detectados en la producción;
    • apoyará la fabricación de vacunas adicionales adaptadas a nuevas variantes;
    • desarrollará un mecanismo voluntario específico de concesión de licencias para facilitar la transferencia de tecnología;
    • apoyará la cooperación entre empresas;
    • garantizará la capacidad de fabricación de la UE mediante el desarrollo del proyecto «EU FAB».

Las acciones anunciadas hoy irán acompañadas de una cooperación mundial a través de la Organización Mundial de la Salud y de iniciativas mundiales sobre vacunas. También prepararán el terreno para la Autoridad Europea de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias (HERA). HERA se basará en las acciones puestas en marcha hoy y proporcionará una estructura permanente para la modelización del riesgo, la vigilancia mundial, las transferencias de tecnología, la capacidad de fabricación, la cartografía de los riesgos en la cadena de suministro, la capacidad de fabricación flexible, así como la investigación en materia de vacunas y medicamentos y su desarrollo.

Declaraciones de los miembros del Colegio de Comisarios

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha declarado: «Nuestra prioridad es garantizar que todos los europeos tengan acceso lo antes posible a vacunas seguras y eficaces contra la COVID-19. Al mismo tiempo, están surgiendo rápidamente nuevas variantes del virus y debemos adaptar nuestra respuesta aún con más rapidez. Hoy ponemos en marcha HERA Incubator con el objetivo de seguir anticipándonos a los acontecimientos. La iniciativa reúne a la ciencia, la industria y las autoridades públicas y explota todos los recursos disponibles para que podamos responder a este reto».

Margaritis Schinas, vicepresidente de la Comisión Europea, ha afirmado: «En nuestra lucha contra el virus estamos anticipando los problemas y actuando de forma proactiva a fin de movilizar todos los medios para abordar el impacto de las variantes. Con nuestro nuevo plan de preparación en materia de biodefensa «HERA Incubator», abordaremos las pandemias paralelas o posteriores derivadas de las variantes. La propuesta de hoy es el ejemplo perfecto de lo que mejor se le da a la UE: aunar esfuerzos y complementarlos con financiación. Esta es la manera de salir de la crisis: estar preparados para adaptarnos a las nuevas circunstancias y actuar conjuntamente, garantizando la solidaridad en toda la UE y en el mundo».

Stella Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, ha declarado: «Europa está decidida a anticiparse a la amenaza de las nuevas variantes del coronavirus. HERA Incubator es un ejercicio de prospectiva, anticipación y respuesta conjunta. Podemos hacer frente al doble reto de enfrentarnos a nuevas variantes y aumentar nuestra capacidad de producción de vacunas. Esto creará puentes entre la investigación, la industria y los reguladores para acelerar los procesos, desde la detección de variantes hasta la aprobación y la producción de vacunas. Necesitamos inversiones significativas ahora y para el futuro y HERA Incubator es una parte fundamental de nuestra respuesta».

Thierry Breton, comisario de Mercado Interior, ha anunciado: «El grupo de trabajo para aumentar la producción de vacunas ya está colaborando diariamente con la industria para abordar mejor los posibles obstáculos y anticiparse a ellos. Con este aumento de la cooperación garantizaremos que la fase industrial de producción de vacunas permita a los fabricantes cumplir sus compromisos y, al mismo tiempo, anticipar nuestras necesidades futuras y adaptar la producción de vacunas a futuras variantes. Hoy, con HERA Incubator, ofrecemos una respuesta estructural sólida, no solo en lo que se refiere a las soluciones a corto plazo: contribuirá a un mayor nivel de autonomía en el ámbito de la salud en el futuro próximo para nuestro continente».

Mariya Gabriel, comisaria de Innovación, Investigación, Cultura, Educación y Juventud, ha declarado: «La investigación y la innovación siguen siendo fundamentales para hacer frente a los retos continuos que plantea esta pandemia. El proyecto HERA Incubator y el refuerzo de las infraestructuras y redes europeas, respaldados por la financiación adicional procedente de los programas Horizonte 2020 y Horizonte Europa, nos ayudarán a hacer frente a cualquier variante y a estar mejor preparados para futuros brotes».

Contexto

La Estrategia de vacunas de la UE ha garantizado el acceso a 2 600 millones de dosis de vacunas como parte de la más amplia cartera mundial de vacunas contra la COVID-19. Menos de un año después de que el virus apareciera por primera vez en Europa, la vacunación ha comenzado en todos los Estados miembros. Se trata de un logro notable de la investigación avanzada y el desarrollo de vacunas a escala europea y mundial, en el que un proceso que suele durar entre cinco y diez años se ha condensado en poco más de diez meses.

Al mismo tiempo, existen dificultades para aumentar la producción industrial de vacunas para mantener el ritmo. A fin de impulsar la capacidad de producción en Europa, es necesaria una cooperación público-privada con la industria mucho más estrecha, integrada y estratégica. En este sentido, la Comisión ha creado un grupo de trabajo sobre la expansión industrial de las vacunas contra la COVID-19 para detectar y ayudar a responder a estos problemas en tiempo real.

Europa también tiene que anticiparse a los acontecimientos, ya que siguen apareciendo en la actualidad, o se perfilan en el horizonte, amenazas nuevas y emergentes. Las más urgentes son la aparición y la multiplicación de nuevas variantes que ya se están extendiendo y desarrollando en Europa y en todo el mundo. En la actualidad, las vacunas autorizadas se consideran eficaces frente a las variantes que conocemos. Sin embargo, Europa debe estar preparada para la posibilidad de que las futuras variantes sean más o totalmente resistentes a las vacunas existentes.

El 75% de los españoles pide más competencias para la UE

Parlamento Europeo | 20.11.2020

En medio de la segunda ola del coronavirus, la encuesta del PE muestra una mayoría de españoles a favor de dar más poder a la UE para paliar las consecuencias de las crisis.

El Parlamento Europeo ha publicado hoy los resultados completos de la tercera encuesta realizada este año para preguntar a los ciudadanos europeos sus opiniones sobre la crisis del coronavirus y su actitud hacia la Unión Europea. Aunque hasta un 50% de los europeos sienten “incertidumbre” nuevamente como sensación principal ante el impacto económico de la pandemia, hay más personas que tienen una imagen positiva de la UE que en primavera.

Con esta creciente incertidumbre, que llega l 69% en caso de los encuestados españoles, hasta un 75% están de acuerdo en que la UE debe contar con más competencias para combatir la pandemia. Asimismo, siete de cada diez españoles consideran que la UE debería contar con más herramientas financieras para combatir las consecuencias negativas del coronavirus, uno de los países con mayor porcentaje, solo superado por Chipre y Malta.

Sin embargo, es imprescindible para hasta el 80% de los españoles que los fondos europeos solo vayan a parar a Estados miembros con un sistema judicial estable y un respeto absoluto por los valores democráticos europeos; un sentimiento compartido por una gran mayoría en todos los países, con hasta el 77% en la media de los 27 Estados miembros. Igualmente, en el caso de España, sus ciudadanos también se muestran ampliamente a favor de que este respeto a los valores fundamentales de la UE sea prioritario en las relaciones con países terceros: hasta el 88% cree que, en las relaciones de la UE con Estados Unidos, Rusia, China o Turquía deben primar los valores de democracia, Estado de derecho y derechos humanos.

Respecto a las partidas a las que destinar dinero del presupuesto europeo, hasta un 68,5% consideran que la prioridad debe ser la salud pública, seguida por recuperación económica y nuevas oportunidades para las empresas (51,2%), empleo y asuntos sociales (49,1%) e investigación científica e innovación tecnológica (46,1%) en cuarto lugar. A nivel europeo, las prioridades son similares, aunque en el tercer puesto (37%) está el cambio climático y la protección medioambiental, que en el caso español está en sexto lugar. No obstante, preguntados por si la UE debe hacer más para alcanzar la neutralidad climática en 2050, hasta el 67% de los españoles consideran que sí, uno de los porcentajes más altos, solo superado por Chipre, Malta y Grecia.

La valoración de la UE es más positiva en comparación con la anterior encuesta de junio: el 43% de los encuestados en España tiene una imagen positiva de la UE, frente al 37% anterior, con un 40% de personas que tienen una visión neutral de las instituciones comunitarias. Sin embargo, una mayoría de encuestados (64%) se muestran insatisfechos con la solidaridad mostrada entre Estados miembros de la UE. El 80% de los encuestados ha oído hablar de las medidas iniciadas por la UE para combatir la pandemia, un porcentaje solo superado por Rumanía.

Asimismo, el 68% no se muestra satisfecho con las medidas implementadas por el gobierno nacional, aunque un porcentaje similar (66%) ve como justificadas en algún grado las limitaciones a las libertades individuales que ha experimentado con el objetivo de frenar la expansión de la pandemia de la COVID-19.

Respecto al impacto de la pandemia de COVID-19, el 68% de los españoles aseguran que ha tenido algún tipo de impacto económico en sus vidas (desempleo, dificultad para pagar facturas, uso de ahorros, etc.). La situación es más acusada en el caso de los jóvenes: el 77% de las personas entre 16 y 34 años aseguran haber experimentado algún tipo de dificultad económica. En cinco Estados miembros, más de la mitad de los encuestados afirman que sus ingresos personales se han visto afectados por la pandemia. Es el caso de España, además de Chipre, Grecia, Rumanía y Bulgaria. En nuestro país, el 55% lo ha sufrido ya, y casi el 30% asegura que sus ingresos se verán afectados en el futuro próximo.

Más información

Desde el comienzo de la pandemia, el Parlamento Europeo ha encargado tres encuestas específicas para valorar la opinión pública europea en tiempos de la COVID-19. La última encuesta se llevó a cabo por internet (por teléfono en Malta) por la empresa Kantar entre el 25 de septiembre y el 7 de octubre de 2020, con 24.812 encuestados en los 27 Estados miembros de la UE, de entre 16 y 64 años (16-54 en Bulgaria, Chequia, Croacia, Eslovenia, Eslovaquia, Grecia, Hungría, Polonia, Portugal y Rumanía). Cuotas de género, edad, distribución regional y nacional garantizan la representatividad de la muestra.

Sanciones: La Comisión amplía aún más las orientaciones sobre la ayuda humanitaria relacionada con la COVID-19 en entornos sancionados

Comisión Europea | 16.11.2020.

La Comisión Europea ha ampliado aún más su nota orientativa sobre cómo proporcionar ayuda humanitaria relacionada con la COVID-19 a países y zonas de todo el mundo que están sujetos a medidas restrictivas de la UE (sanciones). Estas orientaciones también cuentan ahora con un capítulo independiente sobre Nicaragua.

El objetivo es ofrecer orientaciones prácticas sobre cómo cumplir las sanciones de la UE a la hora de proporcionar ayuda humanitaria, en particular asistencia médica, para luchar contra la pandemia de COVID-19. Las orientaciones aclaran las responsabilidades y los procesos para la prestación de esta ayuda con el fin de facilitar las actividades de los operadores humanitarios en Nicaragua, así como la canalización de equipos y asistencia para luchar contra la pandemia.

La lucha contra la pandemia de COVID-19 es un reto sin precedentes que requiere unidad, cooperación, solidaridad y compasión a nivel mundial. Si bien ningún país está excluido, las complejas situaciones políticas o económicas y los conflictos en curso en determinadas zonas del mundo se suman a los efectos devastadores de la pandemia en la población de esos países.

Estas orientaciones se basan en los anteriores capítulos de la nota, que se refieren a Siria (publicado en mayo de 2020),Irán y Venezuela (publicados en octubre de 2020).

Más información sobre la nota orientativa

Las sanciones de la UE contribuyen a alcanzar objetivos clave de la UE, como el mantenimiento de la paz, el refuerzo de la seguridad internacional y la consolidación y el apoyo a la democracia, el Derecho internacional y los derechos humanos. Las sanciones de la UE se dirigen a aquellos cuyas acciones ponen en peligro estos valores, con el fin de reducir en la medida de lo posible las consecuencias negativas para la población civil. La UE cuenta actualmente con unos cuarenta regímenes de sanciones diferentes.

El cumplimiento por parte de la UE de las obligaciones internacionales pertinentes y su política de medidas específicas sustentan un sistema de excepciones que también tiene por objeto garantizar que las sanciones se apliquen teniendo en cuenta las necesidades de los operadores humanitarios. Entre dichas necesidades figuran, en particular, la prestación de asistencia humanitaria y actividades humanitarias, incluida la asistencia médica. Dependiendo de las transacciones y de las restricciones existentes en cada caso, es posible que los operadores humanitarios necesiten solicitar una autorización previa para exportar determinadas mercancías a países sujetos a sanciones. Dichas autorizaciones son concedidas por las autoridades competentes de cada Estado miembro.

La nota orientativa de hoy responde a una serie de preguntas recibidas por la Comisión de donantes, ONG, bancos y otros agentes que participan en actividades humanitarias, así como de las autoridades nacionales. Las preguntas se refieren a las exportaciones y los pagos de equipos de protección, medicamentos o equipos médicos, o a la prestación de asistencia médica a la población necesitada de ella en zonas sujetas a sanciones de la UE. La nota está dirigida a todos los agentes implicados en el suministro de ayuda humanitaria, como las autoridades competentes de los Estados miembros de la UE, que gestionan la aplicación de las sanciones de la UE, y los operadores públicos y privados (donantes, ONG, bancos y otros agentes implicados en actividades humanitarias), que deben cumplir las sanciones de la UE a la hora de prestar asistencia.

La Comisión también está colaborando estrechamente con los Estados miembros para garantizar que, en el contexto actual, los procedimientos nacionales sean transparentes y fácilmente accesibles para los operadores humanitarios de toda la UE.

Declaraciones de los miembros del Colegio de Comisarios:

Josep Borrell, alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y vicepresidente para una Europa más Fuerte en el Mundo, ha declarado: «Las sanciones de la UE desempeñan un papel crucial a la hora de perseguir a los responsables de violaciones del Derecho internacional, violaciones de los derechos humanos y el flujo de armamento hacia zonas de guerra, y a quienes socavan los procesos de paz. Pero, sobre todo, están pensadas para proteger a los más vulnerables. Las sanciones de la UE están plenamente en consonancia con el Derecho internacional y contemplan excepciones, de modo que la ayuda humanitaria pueda llegar a los más necesitados. La nota orientativa de hoy brinda la orientación necesaria a los operadores humanitarios en estos tiempos difíciles.»

Mairead McGuinness, comisaria de Servicios Financieros, Estabilidad Financiera y Unión de los Mercados de Capitales, ha declarado: «La pandemia de COVID-19 está teniendo repercusiones a escala mundial, especialmente entre las comunidades vulnerables, lo que requiere una respuesta coordinada. Creo que la nota orientativa de hoy ayudará a apoyar y facilitar la prestación de ayuda humanitaria a Nicaragua a pesar de las sanciones actualmente en vigor. Es fundamental que la ayuda siga llegando donde sea necesaria.»

Janez Lenarčič, comisario de Gestión de Crisis, también ha declarado anteriormente: «Las sanciones no deben impedir la prestación de asistencia humanitaria, incluida la asistencia médica, de conformidad con el Derecho internacional humanitario. Aportar claridad es un paso adelante para abordar los numerosos retos a los que se enfrentan las organizaciones humanitarias a la hora de prestar asistencia sobre el terreno, en contextos tan difíciles».

Nota de orientación

Mapa de sanciones de la UE

Primera reunión de la plataforma de asesoramiento científico nacional de la UE sobre la COVID-19

La plataforma facilitará un asesoramiento científico más coordinado. 

Comisión Europea | 16.11.2020

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, recibió el viernes a los consejeros científicos de los Estados miembros sobre la COVID-19 en la primera reunión de la plataforma de asesoramiento científico de la UE sobre la COVID-19. La plataforma facilitará un asesoramiento científico más coordinado sobre el enfoque de las medidas de salud pública de los Estados miembros relativas a la COVID-19 en toda la Unión. La plataforma complementa el panel consultivo de la presidenta sobre la COVID-19 y el trabajo del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (CEPCE).

La reunión del viernes, a la que también asistió Peter Piot, consejero especial de la presidenta sobre la COVID-19, estuvo presidida por la comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides.

Los consejeros científicos debatieron los parámetros más eficaces para el uso de las pruebas rápidas de antígenos, así como la aplicación más eficaz del aislamiento y la cuarentena para controlar la propagación del virus. Sus debates sobre estos y futuros puntos servirán de base para el contenido y la coordinación de las políticas de la UE y de los Estados miembros, y complementarán las fuentes existentes de asesoramiento científico de las agencias de la UE y otras fuentes.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró: «Para luchar contra el coronavirus, necesitamos que los mejores científicos unan fuerzas y encuentren rápidamente soluciones contra este virus. Por esa razón estamos reuniendo a los principales consejeros científicos de Europa a fin de que debatan y asesoren sobre la mejor manera de avanzar en cuestiones como las pruebas o el aislamiento. Esto ayudará a identificar las medidas más eficaces e impulsará un enfoque coordinado en toda la Unión Europea».

Stella Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, declaró: «Desde el inicio de la crisis de la COVID-19, el mayor reto ha sido la coordinación de las medidas nacionales. La puesta en marcha hoy de la plataforma científica con consejeros de alto nivel de todos los Estados miembros desempeñará un papel crucial a la hora de garantizar que las decisiones importantes sobre medidas que afectan a la vida cotidiana de nuestros ciudadanos, como las pruebas o las cuarentenas, se basen en los mejores conocimientos científicos disponibles y estén bien coordinadas en toda la Unión.»

La presidenta Von der Leyen y los dirigentes de la EU-27 debatirán los resultados de la primera reunión de la plataforma durante su videoconferencia, el 19 de noviembre.

Contexto

Durante su videoconferencia celebrada el 29 de octubre, los jefes de Estado o de Gobierno de la UE y la presidenta Von der Leyen decidieron crear la plataforma, que se reunirá a intervalos regulares y siempre que sea necesario. La plataforma complementa el panel consultivo creado por la Comisión el 17 de marzo de 2020 para formular directrices de respuesta de la UE con base científica y coordinar las medidas de gestión de riesgos.

Más información

Respuesta de la UE al coronavirus

Resumen de la respuesta de la Comisión

Tu Europa

Europe Direct Contact Centre

Portal Europa

Representación de la Comisión Europea

Logo Presidencia portuguesa UE

Presidencia Portuguesa del Consejo de la UE

logo_europa

Red de información Europea de andalucía

Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior

Universidad de Sevilla

Copyright © 2020 Europe Direct Sevilla · Facultad de Derecho · C\Enramadilla 18-20 · 41018 Sevilla | europedirect@us.es · tlf: 955 42 00 53