COVID-19

El Grupo BEI y Santander facilitan más de 900 millones de euros para apoyar a las pymes españolas afectadas por la crisis del COVID-19

El Banco de la UE otorga esta financiación dentro de su paquete de medidas de urgencia para apoyar a las empresas europeas.

Comisión Europea | 20.10.2020

  • El grupo BEI suscribe un total de 198 millones de euros de la titulización emitida por Santander para apoyar a las pymes y midcaps afectadas por la crisis del COVID-19.
  • Parte de los fondos se facilitarán bajo el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIES).

El Grupo Banco Europeo de Inversiones (BEI) y Santander han unido fuerzas para facilitar financiación en condiciones favorables a las pymes y midcaps españolas afectadas por el impacto económico del COVID-19. Con este objetivo, el BEI y el Fondo Europeo de Inversiones (FEI) suscribirán varios tramos de una titulización sintética de una cartera de préstamos a pymes originada por Banco Santander, lo que permitirá a la entidad española proporcionar más de 900 millones de euros de financiación para inyectar liquidez y apoyar las inversiones de pequeñas y medianas empresas.

Por un lado, el BEI suscribirá 193 millones de euros de la titulización de Banco Santander que, por su parte, se compromete a ofrecer financiación en condiciones ventajosas a las pymes afectadas por la pandemia para impulsar la recuperación del tejido productivo en España, y a apoyar proyectos de inversión de pymes que tengan un enfoque innovador, como las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC). Parte de esta financiación del BEI cuenta con el apoyo del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIES).

Además, el FEI, filial del Grupo BEI especializada en la financiación de pymes, suscribirá 5 millones de euros adicionales de la misma titulización. En virtud de este acuerdo, Santander financiará las inversiones de pequeñas y medianas empresas españolas que tienen como objetivo apoyar la mitigación y adaptación al cambio climático.

El Grupo BEI realiza esta operación dentro de las iniciativas que puso en marcha el pasado mes de marzo para reaccionar de forma rápida a la crisis provocada por la pandemia. Entre ellas, el BEI ha adoptado medidas extraordinarias para acelerar sus procesos y flexibilizar sus políticas internas con el objetivo, entre otros, de desplegar su apoyo lo más rápido posible y de financiar costes que no financiaría en condiciones normales, como los gastos corrientes de las empresas europeas. Los acuerdos firmados con Banco Santander se enmarcan dentro de esta estrategia.

Paolo Gentiloni, comisario europeo de Economía: «Una vez más, el Plan de Inversiones aúna fuerzas con el BEI y el FEI para apoyar los préstamos a las pymes afectadas por la crisis de COVID-19. La nueva financiación del Banco Santander en España beneficiará a un gran número de pequeñas y medianas empresas, especialmente las que operan en el sector digital o las que intentan adaptarse al cambio climático».

El vicepresidente del BEI, Ricardo Mourinho Félix, responsable de la actividad del banco de la UE en España, ha asegurado: «Estoy muy satisfecho de que mi primer anuncio oficial como Vicepresidente del BEI sea la firma de un acuerdo destinado a apoyar a las pymes para hacer frente al profundo impacto generado por el COVID-19, una de las grandes prioridades del Grupo BEI. La participación del Banco de la UE en esta operación de titulización ayudará a Banco Santander a movilizar más de 900 millones de euros, fomentando las inversiones verdes de las pymes españolas y proyectos enfocados en innovación y digitalización. Acuerdos como estos son esenciales para impulsar la productividad y salvaguardar el empleo, así como para impulsar una recuperación sostenible e inclusiva de la economía española».

Respuesta del BEI frente al COVID-19

Para hacer frente al impacto económico de esta crisis en Europa y dentro del conjunto de medidas con las que la UE está respondiendo a los efectos económica de la pandemia, el pasado 23 de abril el Consejo Europeo aprobó la creación por parte del Grupo BEI de un fondo de garantía paneuropeo COVID-19 de 25.000 millones de euros que se centrará principalmente en apoyar a las pequeñas y medianas empresas de toda la UE. Se estima que el fondo permitirá movilizar hasta 200.000 millones de euros de financiación adicional.

Por otro lado, dentro del primer paquete de medidas financieras aprobadas el pasado mes de marzo, el BEI ofrece un programa de compra de bonos de titulización de activos (ABS) para permitir a los bancos transferir al BEI el riesgo de sus carteras de préstamos para pymes, con el objetivo de movilizar 10.000 millones de euros. Además, el Banco de la UE está adaptando los instrumentos financieros existentes compartidos con la Comisión Europea para movilizar hasta 10.000 millones de euros de financiación adicional para las pymes y midcaps europeas. Por su parte, el FEI, filial del Grupo BEI especializada en capital riesgo, está ofreciendo garantías específicas a intermediarios financieros, respaldadas por la UE que ayudarán a movilizar hasta 8.000 millones de euros.

El Grupo BEI desempeña un papel fundamental en la lucha directa contra el COVID-19, apoyando los esfuerzos europeos para frenar la propagación de la pandemia, encontrar un tratamiento para curar la enfermedad y desarrollar una vacuna. Para ello, el banco de la Unión Europea está dando prioridad a todas aquellas inversiones relacionadas con el sector salud y programas de investigación y desarrollo centrados en este objetivo. La actual cartera de proyectos del BEI para apoyar tanto infraestructuras sanitarias críticas como inversiones en I+D en el sector de la salud en la UE asciende a unos 6.000 millones de euros. Además, el BEI y la Organización Mundial de la Salud han firmado recientemente un acuerdo para impulsar la cooperación entre ambas instituciones y trabajar juntos con el objetivo de fortalecer los sistemas de salud pública de los países más vulnerables a la pandemia.

Puede encontrar información más detallada sobre el apoyo propuesto por el BEI y el FEI en el siguiente sitio web:www.eib.org/covid-19

Información general:

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) es la institución de financiación a largo plazo de la Unión Europea cuyos accionistas son sus Estados miembros. El BEI facilita financiación a largo plazo a proyectos de inversión viables con el fin de contribuir al logro de los objetivos de la política de la UE.

El apoyo a la pequeña y mediana empresa es una de las grandes prioridades del Grupo BEI en España. A este objetivo el Banco destinó el año pasado más de 4.800 millones de euros, lo que supone el 57% de la actividad del Grupo BEI en España, el país que más apoyo recibió para financiar a las pymes. Estos fondos beneficiaron a más de 82.600 empresas españolas que dan empleo a 766.000 personas.

El Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) es el pilar principal del Plan de Inversiones para Europa. Ofrece garantías de primera pérdida que permiten al BEI invertir en proyectos cada vez más arriesgados. Los proyectos y acuerdos aprobados para su financiación en el marco del FEIE han movilizado hasta el momento 535 400 millones de euros en inversión, beneficiando a más de 1,4 millones de pymes en total.

Banco Santander (SAN SM, STD US, BNC LN) es un banco comercial fundado en 1857 con sede en España. Cuenta con una presencia relevante en 10 mercados clave de Europa y América, y es uno de los mayores bancos del mundo por capitalización bursátil. Tiene la misión de contribuir al progreso de las personas y de las empresas haciendo las cosas de forma sencilla, personal y justa. Santander está avanzando en banca responsable y para ello se ha puesto varios objetivos, entre ellos facilitar más de 120.000 millones de euros en financiación verde de 2019 a 2025 y la inclusión financiera de más de 10 millones de personas en el mismo periodo. A cierre del primer semestre de 2020, tenía más de un billón de euros en recursos totales de la clientela, 146 millones de clientes, de los que 21,5 millones son vinculados y 40 millones son digitales, 11.800 oficinas y 194.000 empleados.

Coronavirus: entra en funcionamiento la pasarela de interoperabilidad de la UE, conexión al sistema de las primeras aplicaciones de rastreo de contactos y alerta

Comisión Europea | 19.10.2020.

Con objeto de aprovechar todo el potencial de las aplicaciones de rastreo de contactos y alerta para romper la cadena de infecciones por coronavirus a través de las fronteras y salvar vidas, la Comisión ha creado, a invitación de los Estados miembros de la UE, un sistema a escala de la UE para garantizar la interoperabilidad, esto es, lo que se llama una «pasarela». Tras una fase piloto satisfactoria, el sistema entra en funcionamiento hoy con la primera serie de aplicaciones nacionales ahora conectadas a través de este servicio: Corona-Warn-App (Alemania), COVID tracker (Irlanda) e inmuni (Italia). En conjunto, estas aplicaciones han sido descargadas por cerca de 30 millones de personas, lo que corresponde a dos tercios de todas las descargas de aplicaciones en la UE.

Thierry Breton, comisario de Mercado Interior, ha declarado: «Muchos Estados miembros han puesto en marcha aplicaciones voluntarias de rastreo de contactos y alerta, y la Comisión les ha prestado apoyo para que estas aplicaciones interactúen entre sí de manera segura. La libre circulación es parte integrante del mercado único. La pasarela la facilita y nos ayudará a salvar vidas».

Stella Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, ha declarado: «Las aplicaciones de rastreo y alerta del coronavirus pueden complementar eficazmente otras medidas, tales como el aumento de las pruebas de diagnóstico y el rastreo manual de contactos. En un momento en que los casos vuelven a aumentar, pueden desempeñar un papel importante a la hora de romper las cadenas de transmisión. Al funcionar a través de las fronteras, estas aplicaciones son herramientas aún más potentes. Nuestro sistema de pasarela que empieza a funcionar hoy es un paso importante en nuestro trabajo, y ruego a los ciudadanos que empleen estas aplicaciones para contribuir a la protección mutua».

Jens Spahn, ministro federal de Sanidad de Alemania, ha declarado: «En toda Europa, las infecciones están aumentando de nuevo. Ahora mismo, las aplicaciones nacionales de alerta están marcando una verdadera diferencia, porque cada cadena infectada que, gracias a una aplicación, se rompe con mayor rapidez contribuye a contener la pandemia. Mediante el nuevo servicio de pasarela, estamos conectando aplicaciones en toda Europa. De este modo, los contactos también pueden ser advertidos durante un viaje al extranjero o después de su viaje».

En la lucha contra el coronavirus, la mayoría de los Estados miembros ha decidido poner en marcha una aplicación de rastreo de contactos y alerta. En total, se trata de 20 aplicaciones basadas en sistemas descentralizados que pueden funcionar de manera interoperable a través del servicio de pasarela. Pueden conectarse a la pasarela tras un protocolo que prevé varias pruebas y comprobaciones, y se debe realizar una actualización para cada aplicación. El segundo grupo de aplicaciones se conectará la semana que viene. Se prevé que se conecten entonces eRouška (Chequia), smitte stop (Dinamarca), Apturi COVID (Letonia) y Radar Covid (España), mientras que otras aplicaciones lo harán en noviembre. Un panorama de los Estados miembros participantes figura en una página web específica.

La pasarela garantiza que las aplicaciones funcionen sin solución de continuidad a través de las fronteras. Así pues, los usuarios solo tendrán que instalar una aplicación y, cuando viajen a otro país europeo participante, seguirán beneficiándose del rastreo de contactos y la recepción de alertas, ya sea en su país de origen o en el extranjero. El servidor de pasarelas reduce al mínimo la cantidad de datos intercambiados. Recibirá y transmitirá eficazmente identificadores arbitrarios entre aplicaciones nacionales. La pasarela no tratará más información que las claves arbitrarias generadas por las aplicaciones nacionales. La información intercambiada se seudonimiza, encripta y reduce al mínimo y solo se almacena el tiempo necesario para rastrear las infecciones. No permite identificar a personas concretas ni rastrear la ubicación o el movimiento de los dispositivos.

La estructuración de la pasarela es el resultado del acuerdo de los Estados miembros sobre las especificaciones técnicas para garantizar un intercambio seguro de información entre los servidores de base de las aplicaciones nacionales de rastreo de contactos y alerta basadas en una arquitectura descentralizada. La pasarela ha sido desarrollada y creada en menos de dos meses por T-Systems y SAP, y se gestionará desde el centro de datos de la Comisión en Luxemburgo. 

Contexto

Las aplicaciones de rastreo de contactos, si cumplen plenamente las normas de la UE y están bien coordinadas, pueden desempeñar un papel clave en todas las fases de la gestión de crisis. Pueden complementar el rastreo manual de contactos existente y contribuir a cortar la cadena de transmisión del virus. De este modo, pueden contribuir a salvar vidas.

Desde el estallido de la pandemia de coronavirus, los Estados miembros, con el apoyo de la Comisión, han estado evaluando los aspectos de eficacia, seguridad, protección de datos e intimidad de las soluciones digitales para hacer frente a la crisis. Han creado un conjunto de instrumentos de la UE para las aplicaciones de rastreo de contactos y alerta, junto con directrices sobre la protección de datos. Esto forma parte de un enfoque coordinado común en apoyo de la supresión gradual de las medidas de confinamiento, tal como se establece en una Recomendación de la Comisión. Para permitir el funcionamiento transfronterizo de las aplicaciones de rastreo de contactos y alerta, los Estados miembros, con el apoyo de la Comisión, acordaron en mayo unas directrices de interoperabilidad y una serie de especificaciones técnicas en junio, y la Comisión adoptó una Decisión de Ejecución para dotar de base jurídica la creación del servicio de pasarela. En septiembre, el sistema se probó en una fase piloto.

Más información

Coronavirus: portal de interoperabilidad de la UE para aplicaciones de rastreo de contactos y alerta: preguntas y respuestas

Página web específica sobre el portal de interoperabilidad de la UE

Vídeo:

Ficha informativa

Infografía

Documentos de la red de sanidad electrónica

Directrices para garantizar unas normas de plena protección de los datos en las aplicaciones para luchar contra la pandemia

Orientaciones del ECDC sobre las aplicaciones para dispositivos móviles en apoyo del rastreo de contactos en relación con la COVID-19

Recomendación de la Comisión relativa a un conjunto de instrumentos comunes de la Unión para la utilización de la tecnología y los datos a fin de combatir y superar la crisis de la COVID-19

La Presidenta de la Comisión von der Leyen y el Alto Representante/Vicepresidente Borrell en Madrid para rendir homenaje a las víctimas de la COVID-19

Mañana, la Presidenta Ursula von der Leyen y el Alto Representante/Vicepresidente Josep Borrell estarán en Madrid para participar en la ceremonia de Estado de homenaje a las víctimas de la COVID-19 y de reconocimiento a la sociedad, presidida por Su Majestad, el Rey Felipe VI. La Presidenta y el Alto Representante/Vicepresidente estarán acompañados por el Presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, y el Presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. El viaje responde a una invitación del Presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. La ceremonia de Estado tendrá lugar el jueves 16 de julio, a las 9:00 CEST, en el Palacio Real de Madrid y será retransmitida en directo por EbS. (Para más información: Eric Mamer – Tel..: +32 229 94073; Dana Spinant – Tel.: +32 229 90150)

Ayudas estatales: la Comisión recomienda que no se conceda apoyo financiero a empresas que tengan vínculos con paraísos fiscales

La Comisión Europea ha recomendado hoy que los Estados miembros no concedan apoyo financiero a empresas que tengan vínculos con países que figuren en la lista de la UE de países y territorios no cooperadores a efectos fiscales. También se deben aplicar restricciones a las empresas condenadas por delitos financieros graves, como fraude financiero, corrupción o impago de impuestos y obligaciones en materia de seguridad social, entre otros. El objetivo de esta recomendación es proporcionar orientación a los Estados miembros sobre cómo establecer condiciones para la percepción de apoyo financiero que impidan el uso indebido de fondos públicos y refuercen las salvaguardias contra los abusos fiscales en toda la UE, en consonancia con la legislación de la Unión. Al coordinar las restricciones en materia de ayuda financiera, los Estados miembros también evitarían desajustes y distorsiones en el mercado único.

 

La vicepresidenta ejecutiva Margrethe Vestager, responsable de la política de competencia, ha declarado: «Nos encontramos en una situación sin precedentes, en la que se conceden a las empresas volúmenes excepcionales de ayuda pública en el contexto de la pandemia de coronavirus. En estas circunstancias, resulta particularmente inaceptable que las empresas receptoras de ayudas públicas mantengan prácticas de elusión fiscal en las que intervengan paraísos fiscales. Ello constituiría un uso abusivo de los presupuestos nacionales y de la UE, en detrimento de los contribuyentes y de los sistemas de seguridad social. Conjuntamente con los Estados miembros, queremos asegurarnos de que esto no ocurra».

Paolo Gentiloni, comisario europeo de Economía, ha declarado: «La equidad y la solidaridad forman la base de los esfuerzos de recuperación de la UE. Todos estamos inmersos en esta crisis y cada cual debe pagar la proporción de impuestos que en justicia le corresponde, a fin de que podamos prestar apoyo a nuestros esfuerzos colectivos de recuperación y evitemos socavarlos. Quienes eluden deliberadamente las normas fiscales o cometen actividades delictivas no deben beneficiarse de los sistemas que intentan sortear. Debemos garantizar la protección de los fondos públicos para que puedan estar realmente al servicio de los contribuyentes honrados de la UE».

Corresponde a los Estados miembros decidir si desean conceder ayudas financieras y establecer medidas en consonancia con las normas de la UE, entre las que se incluyen las normas sobre ayudas estatales, y los objetivos políticos que se persiguen. La pandemia de coronavirus ha requerido un esfuerzo sin precedentes, tanto a nivel nacional como de la UE, para apoyar a las economías de los Estados miembros y facilitar su recuperación. Esto incluye importantes ayudas financieras para proporcionar liquidez y capital a las empresas, conservar puestos de trabajo, salvaguardar las cadenas de suministro y favorecer la investigación y el desarrollo. En este contexto, varios Estados miembros manifestaron su voluntad de adoptar normas para restringir el acceso a este apoyo por parte de las empresas que mantienen prácticas de elusión fiscal en las que intervienen paraísos fiscales o que han sido condenadas por delitos financieros. Por ello, pidieron orientaciones a la Comisión sobre la mejor manera de abordar esta cuestión.

La recomendación de hoy tiene por objeto proporcionar un modelo a los Estados miembros, acorde con la legislación de la UE, sobre la manera de evitar que las ayudas públicas se utilicen en estructuras de fraude o evasión fiscal, elusión fiscal y blanqueo de capitales o para la financiación del terrorismo. En particular, no deben recibir apoyo público las empresas que tengan vínculos con países y territorios no cooperadores a efectos fiscales de la lista de la UE (es el caso, por ejemplo, cuando una empresa tiene su residencia fiscal en uno de ellos). En caso de que los Estados miembros decidan introducir estas disposiciones en su legislación nacional, la Comisión sugiere una serie de condiciones a las que debería supeditarse la ayuda financiera. La lista de la UE de países y territorios no cooperadores a efectos fiscales es la mejor base para aplicar tales restricciones, ya que permitirá que todos los Estados miembros actúen de forma armónica y evitará medidas individuales que puedan ser contrarias a la legislación de la UE. El uso de esta lista para aplicar las restricciones también generará mayor claridad y seguridad para las empresas.

Al mismo tiempo, la Comisión está dispuesta a analizar con los Estados miembros los planes específicos de estos para garantizar que la concesión de ayudas estatales, en particular en forma de recapitalizaciones, se limite a las empresas que pagan la proporción de impuestos que en justicia les corresponde.

Para proteger a los contribuyentes honrados, la Comisión también recomienda excepciones a estas restricciones, cuya aplicación debe hacerse en condiciones estrictas. Aunque mantengan vínculos con países y territorios no cooperadores a efectos fiscales según la lista de la UE, las empresas deben poder acceder a la ayuda financiera en determinadas circunstancias. Este podría ser el caso, por ejemplo, de las empresas que demuestren haber abonado un impuesto adecuado en el Estado miembro durante un determinado periodo de tiempo (por ejemplo, los últimos tres años) o que acrediten una presencia económica real en el país de la lista. Se aconseja a los Estados miembros que introduzcan sanciones adecuadas para disuadir a los solicitantes de facilitar información falsa o inexacta.

Los Estados miembros también deben acordar requisitos razonables para que las empresas demuestren que no tienen vínculos con países y territorios no cooperadores a efectos fiscales según la lista de la UE. La recomendación sugiere principios para ayudar a los Estados miembros en este ámbito.

Por último, los Estados miembros habrán de informar a la Comisión de las medidas que aplicarán para cumplir la recomendación adoptada hoy, en consonancia con los principios de buena gobernanza de la UE. La Comisión publicará un informe sobre el impacto de esta recomendación en un plazo de tres años.

Más información

Para más información, véase: URL

Coronavirus: La Comisión refuerza la preparación frente a futuros brotes

La Comisión ha presentado hoy medidas inmediatas a corto plazo para reforzar la preparación sanitaria de la Unión frente a los brotes de COVID-19. Desde el principio, la Comisión ha coordinado el intercambio de información y recomendaciones con respecto a las acciones y medidas sanitarias transfronterizas. Una vigilancia permanente y una respuesta rápida por parte de la Comisión y los Estados miembros son esenciales para garantizar que la propagación del virus pueda ser contenida y que puedan evitarse nuevos confinamientos generalizados.

La Comunicación se centra en todas las acciones necesarias para mejorar la preparación, que incluyen la realización de pruebas de diagnóstico y el rastreo de contactos, una vigilancia mejorada de la salud pública y un acceso ampliado a contramedidas médicas, como son los equipos de protección individual, los medicamentos o los productos sanitarios. Dichas acciones también incluyen medidas relativas a la capacidad de expansión asistencial, contramedidas no farmacéuticas, apoyo a las minorías y a las personas vulnerables y actividades destinadas a reducir la carga de la gripe estacional.

 

La Comunicación establece una serie de acciones prioritarias para las autoridades nacionales, la Comisión y las agencias de la Unión:

  • Ampliar el alcance de las pruebas de diagnóstico, el rastreo de contactos y la vigilancia por parte de los organismos de salud pública, con el fin de establecer un inventario de los focos y contener así la propagación de los brotes. Además de la Comunicación, la Comisión ha adoptado hoy una decisión de ejecución con el fin de contribuir a la interoperabilidad de las aplicaciones móviles de rastreo de contactos y alerta a través de las fronteras nacionales de la Unión.

  • Garantizar el suministro sin contratiempos de equipos de protección individual, medicamentos y productos sanitarios a través de mecanismos como los procedimientos de adquisición conjunta de emergencia y las reservas estratégicas de la Unión.

  • Poder implementar rápidamente la capacidad de expansión asistencial de la sanidad pública, sin olvidar otros ámbitos de la asistencia sanitaria, incluso a través de la ayuda financiera para el transporte de personal médico y de pacientes entre Estados miembros y la coordinación del envío, por parte del Mecanismo de Protección Civil de la Unión (MPCU), de equipos médicos de emergencia y equipamiento a los países que lo soliciten.

  • Adoptar medidas no farmacéuticas específicas y localizadas, basadas en investigaciones y datos, e intercambiar información oportuna sobre la eficacia de las medidas reintroducidas.

  • Apoyar a los grupos vulnerables, como las personas de edad avanzada, las que padecen enfermedades preexistentes o las que viven al margen de la sociedad, mediante el intercambio de las mejores prácticas en cuanto a realización de pruebas de diagnóstico, asistencia y tratamiento, incluidos la ayuda psicosocial y el apoyo en materia de salud mental.

  • Reducir la carga de la gripe estacional, con el fin de evitar ejercer una presión adicional en unos sistemas sanitarios ya de por sí sobrecargados, ampliando la cobertura de vacunación o bien por otros medios, como la adquisición pública nacional adicional de vacunas contra la gripe.

Declaraciones de los miembros del Colegio de Comisarios:

En palabras de Margaritis Schinas, vicepresidente para la Promoción del Modo de Vida Europeo: «Ahora sabemos más sobre el virus, pero nuestro deber es permanecer en actitud alerta y preventiva. El conjunto de medidas presentadas hoy tiene como objetivo hacer frente a los posibles nuevos brotes de COVID-19. Partiendo de las conclusiones extraídas en los últimos meses, estamos planificando con antelación, para evitar la improvisación, reforzando nuestra preparación en todos los frentes, preservando el mercado único y sus principales libertades y allanando el camino hacia la recuperación económica y social en toda la Unión».

Por su parte, Stella Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, ha declarado: «Hemos recorrido un largo camino desde que la pandemia de COVID-19 alcanzara su punto álgido, pero el virus sigue circulando. La vigilancia, la preparación y la coordinación son indispensables para prevenir los brotes generalizados. Hoy hacemos un llamamiento en favor de una acción firme y común para proteger a nuestros ciudadanos y, para lograrlo, brindaremos nuestro apoyo a los Estados miembros. Es nuestra responsabilidad garantizar que estamos totalmente preparados. Ahora no es el momento de bajar la guardia».

Contexto

La pandemia de COVID-19 ha sometido a la Unión y al resto del mundo a una presión sin precedentes. Muchos países han tenido que hacer frente a un contagio generalizado del virus en sus comunidades. La Unión y sus Estados miembros han introducido medidas para atenuar las repercusiones sociales y económicas, como el mantenimiento del funcionamiento del mercado interior, el apoyo a los sectores del transporte y el turismo, la protección del empleo y el apoyo a los servicios de atención médica para grupos vulnerables. La Comisión también ha publicado recomendaciones sobre las medidas en materia de viajes y fronteras necesarias para proteger la salud de nuestros ciudadanos preservando al mismo tiempo el mercado interior.

La respuesta de los Estados miembros cada vez es más coordinada, lo que resulta absolutamente fundamental para garantizar que la situación epidemiológica se mantenga en un nivel bajo en toda la Unión. Las medidas de salud pública adoptadas por los países han ayudado a reducir el número de nuevas infecciones hasta un nivel gestionable por los sistemas sanitarios, lo que a su vez ha permitido el levantamiento progresivo de las diversas restricciones impuestas y la reapertura de la mayoría de las actividades, guiados por la Hoja de ruta europea para el levantamiento de medidas de contención del coronavirus.

El virus no se detiene en las fronteras de la Unión. La Comisión seguirá coordinándose con otros actores mundiales, como las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud, a fin de garantizar la respuesta internacional que requiere esta amenaza para la salud mundial, incluido el acceso equitativo a una vacuna contra la COVID-19.

Más información

Comunicación sobre la preparación sanitaria de la Unión a corto plazo frente a brotes de COVID-19

Ficha informativa: Preparación de la Unión para futuros brotes de COVID-19

Coronavirus: Nuevas medidas hacia la configuración de una solución de interoperabilidad para las aplicaciones móviles de rastreo de contactos y alerta 

Sitio web sobre el coronavirus

Coronavirus: La Comisión adopta nuevas medidas excepcionales de apoyo al sector vitivinícola

La Comisión ha adoptado hoy un paquete complementario de medidas excepcionales de apoyo al sector vitivinícola, a raíz de la crisis de coronavirus y sus consecuencias en el sector. El sector vitivinícola es uno de los sectores agroalimentarios más afectados, debido a los rápidos cambios en la demanda y al cierre de restaurantes y bares en toda la UE, que no ha sido compensado por el consumo interno.

 

Estas nuevas medidas incluyen una autorización temporal que permite a los agentes económicos autoorganizar medidas de mercado, el incremento de la contribución de la Unión Europea para los programas nacionales de apoyo al sector vitivinícola y la introducción del pago de anticipos para la destilación y el almacenamiento en casos de crisis.

 

Janusz Wojciechowski, comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, ha declarado lo siguiente: «El sector vitivinícola ha sido uno de los más afectados por la crisis del coronavirus y las medidas de confinamiento correspondientes adoptadas en toda la UE. El primer paquete de medidas específicas de mercado adoptado por la Comisión ya ha prestado un apoyo considerable. No obstante, las incertidumbres que rodean la magnitud de la crisis a nivel de la UE y mundial, así como un estrecho seguimiento del mercado, nos han llevado a proponer un nuevo paquete de medidas para el sector vitivinícola. Estoy convencido de que estas medidas producirán rápidamente resultados concretos para el sector vitivinícola de la UE y pronto proporcionarán estabilidad al sector».

Las medidas excepcionales incluyen:

·       Una excepción temporal a las normas de competencia de la Unión Europea: El artículo 222 del Reglamento de la organización común de mercados (OCM) permite a la Comisión adoptar excepciones temporales a determinadas normas de competencia de la UE en situaciones de desequilibrios graves del mercado. La Comisión ha adoptado ahora una excepción de este tipo para el sector vitivinícola, que permite a los agentes económicos autoorganizarse y aplicar medidas de mercado a su nivel para estabilizar su sector, respetando al mismo tiempo el funcionamiento del mercado interior, durante un período máximo de seis meses. Por ejemplo, se les permitirá planificar actividades conjuntas de promoción, organizar el almacenamiento por agentes económicos privados y planificar conjuntamente la producción.

·       Un incremento de la contribución de la Unión Europea: la contribución de la Unión Europea para todas las medidas de los programas nacionales de apoyo aumentará un 10 % y alcanzará el 70 %. Una medida excepcional anterior ya había aumentado su contribución del 50 % al 60 %. Esto supondrá una alivio financiero para los beneficiarios.

·       El pago de anticipos para la destilación y el almacenamiento en casos de crisis: la Comisión permitirá a los Estados miembros abonar anticipos a los agentes económicos para las operaciones en curso de destilación y almacenamiento en casos de crisis. Estos anticipos pueden cubrir hasta el 100 % de los costes y permitirán a los Estados miembros utilizar plenamente los fondos de su programa nacional de apoyo para este año.

Además de estas medidas de apoyo al sector vitivinícola, el sector de las frutas y hortalizas también se beneficiará de un incremento de la contribución de la UE (del 50 % al 70 %) para los programas gestionados por las organizaciones de productores. Esto proporcionará una mayor flexibilidad a las organizaciones de productores en la ejecución de sus programas.

Estas medidas complementan el paquete recientemente adoptado, que benefició al sector vitivinícola gracias a la flexibilidad ofrecida en virtud de los programas de apoyo al mercado. Dicho paquete incluía, por ejemplo, una mayor flexibilidad de las herramientas para controlar el potencial de producción, la denominada cosecha en verde, y la posibilidad de incluir nuevas medidas temporales, como la destilación de vino en caso de crisis o una ayuda para el almacenamiento de vino en caso de crisis.

Además, la Comisión ha puesto en marcha recientemente dos convocatorias de propuestas para programas de promoción con el objetivo de apoyar a los sectores más afectados por la crisis, incluido el sector vitivinícola. Ambas convocatorias estarán abiertas hasta el 27 de agosto de 2020. 

Más información

Apoyo a los sectores de la agricultura y la alimentación en el contexto del coronavirus

Respuesta de la UE en el contexto del coronavirus

Medidas de mercado de la política agrícola común

El vino en la UE

Frutas y hortalizas

Commission Implementing Regulation

Tu Europa

Europe Direct Contact Centre

Portal Europa

Representación de la Comisión Europea

logo_eu2020

Presidencia alemana del Consejo de la UE

logo_europa

Red de información Europea de andalucía

Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior

Universidad de Sevilla

Copyright © 2020 Europe Direct Sevilla · Facultad de Derecho · C\Enramadilla 18-20 · 41018 Sevilla | europedirect@us.es · tlf: 955 42 00 53