Pacto Verde

Objetivo Fijado: Contaminación Cero del Aire, el Agua y el Suelo

La Comisión Europea | 12.05.2021

La Comisión Europea ha adoptado hoy el Plan de acción de la UE: «Hacia una contaminación cero del aire, el agua y el suelo», una de las realizaciones esenciales del Pacto Verde Europeo y el tema principal de la Semana Verde de la UE de este año. Este documento presenta una visión integrada para 2050: un mundo donde la contaminación se haya reducido hasta niveles que dejen de ser perjudiciales para la salud humana y los ecosistemas naturales, así como los pasos que es preciso dar para conseguirlo. El Plan enlaza todas las políticas pertinentes de la UE para combatir y prevenir la contaminación, y hace especial hincapié en la forma de usar las soluciones digitales con esos fines. Está previsto revisar la legislación correspondiente de la UE para detectar las lagunas existentes y localizar situaciones en las que sea preciso aplicar mejor las normas para cumplir las obligaciones legales.

En palabras de Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo para el Pacto Verde Europeo: «El Pacto Verde tiene por finalidad construir un mundo sano y saludable para todos. Si lo que queremos es proporcionar al planeta y a sus habitantes un entorno libre de sustancias tóxicas, tenemos que actuar ya. Este Plan orientará nuestra labor para alcanzar esa meta. Las nuevas tecnologías ecológicas ya existentes pueden contribuir a reducir la contaminación y ofrecer nuevas oportunidades de negocio. Los esfuerzos de Europa por reconstruir una economía más limpia, más justa y más sostenible deben también contribuir a conseguir el objetivo de contaminación cero».

Virginijus Sinkevičius, comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, ha declarado lo siguiente: «La contaminación medioambiental es perjudicial para nuestra salud —especialmente la de los grupos más vulnerables y socialmente desfavorecidos—, además de una de las principales causas de la pérdida de biodiversidad. Los argumentos para que la UE lidere la lucha mundial contra la contaminación son hoy más convincentes que nunca. Gracias al Plan de acción hacia una contaminación cero crearemos un entorno de vida saludable para los europeos, contribuiremos a una recuperación resiliente e impulsaremos la transición hacia una economía limpia, circular y climáticamente neutra».

Para conducir a la UE hacia la meta de un planeta sano para personas sanas en 2050, el Plan de acción establece una serie de objetivos clave para 2030 mediante los que se busca una reducción de la contaminación en origen, en comparación con la situación actual. Esos objetivos son los siguientes:

  • mejorar la calidad del aire para reducir en un 55 % el número de muertes prematuras causadas por la contaminación atmosférica;
  • mejorar la calidad del agua, reduciendo los residuos, los desechos plásticos en el mar (en un 50 %) y los microplásticos liberados en el medio ambiente (en un 30 %);
  • mejorar la calidad del suelo, reduciendo las pérdidas de nutrientes y el uso de plaguicidas químicos en un 50 %;
  • reducir en un 25 % los ecosistemas de la UE cuya biodiversidad se ve amenazada por la contaminación atmosférica;
  • disminuir en un 30 % el porcentaje de personas crónicamente afectadas por el ruido del transporte;
  • reducir significativamente la generación de residuos, y a la mitad la de desechos urbanos residuales.

El Plan presenta una serie de iniciativas y acciones emblemáticas como las siguientes:

  • ajustar más las normas de calidad del aire a las últimas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud;
  • revisar las normas de calidad del agua, incluida la de los ríos y mares de la UE,
  • reducir la contaminación del suelo y potenciar su restauración;
  • revisar prácticamente toda la legislación de la UE en materia de residuos para adaptarla a los principios de la economía limpia y circular;
  • fomentar una contaminación cero procedente de la producción y el consumo;
  • presentar un cuadro de indicadores del rendimiento ecológico de las regiones de la UE para promover la contaminación cero en todas las regiones;
  • acortar las desigualdades sanitarias causadas por el desproporcionado número de efectos nocivos para la salud que recaen actualmente en los más vulnerables;
  • reducir la huella de contaminación exterior de la UE restringiendo la exportación de productos y residuos que acarrean efectos nocivos y tóxicos en terceros países;
  • poner en marcha laboratorios vivientes para soluciones digitales ecológicas y una contaminación cero inteligente;
  • consolidar los centros de conocimiento sobre contaminación cero de la UE y reunir a las partes interesadas en la Plataforma dedicada a este objetivo;
  • hacer cumplir las normas de contaminación cero de forma más rigurosa con las autoridades medioambientales y otras.

Junto con la Estrategia de sostenibilidad para las sustancias químicas adoptada el pasado año, el Plan de acción lleva a la práctica la ambición de la UE por lograr un nivel de contaminación cero en un medio ambiente libre de sustancias tóxicas. Va aparejado con los objetivos de la UE de neutralidad climática, salud, biodiversidad y eficiencia en el uso de los recursos y parte de iniciativas ya existentes en el ámbito de la energía, la industria, la movilidad, la alimentación, la economía circular y la agricultura.

El mayor acontecimiento anual sobre política medioambiental, la Semana verde de la UE, que se celebrará este año del 1 al 4 de junio, permitirá a los ciudadanos de toda la UE debatir acerca de la contaminación cero en sus múltiples facetas, tanto en la conferencia principal en Bruselas, como en línea y en más de 600 actos locales.

Contexto

La contaminación es la principal causa medioambiental de múltiples enfermedades mentales y físicas y de muertes prematuras, especialmente entre los niños, las personas con determinados problemas de salud y las personas de edad avanzada. Los habitantes de las zonas más desfavorecidas suelen vivir cerca de lugares contaminados o en lugares con un flujo de tráfico muy denso. Un medio ambiente libre de sustancias tóxicas es, además, un factor crucial para proteger nuestra biodiversidad y nuestros ecosistemas, ya que la contaminación es una de las principales causas de la pérdida de biodiversidad. Reduce la capacidad de los ecosistemas para prestar servicios como la captura de carbono y la descontaminación del aire y el agua.

Según un reciente informe de la AEMA sobre salud y medio ambiente, a pesar de las importantes mejoras conseguidas en las últimas décadas, cada año se atribuyen a la contaminación ambiental en la UE más de 400 000 muertes prematuras (entre ellas las causadas por el cáncer) y 48 000 casos de enfermedad cardíaca isquémica, y al ruido, 6,5 millones de casos de alteraciones del sueño crónicas, que se añaden a otras enfermedades atribuibles a ambos factores.

La UE ya ha fijado muchos objetivos relacionados con la contaminación. La legislación vigente sobre el aire, el agua, el medio marino y el ruido establece objetivos de calidad medioambiental, y numerosas leyes abordan las fuentes de contaminación. Además, la Comisión ha anunciado en las Estrategias «de la granja a la mesa» y sobre Biodiversidad una serie de objetivos generales para limitar la pérdida de nutrientes y reducir la cantidad de plaguicidas que nos ayudarán a alcanzar nuestros objetivos en materia de biodiversidad.

La Comisión Desea Abrir el Debate sobre la Potencial de las Nuevas Técnicas Genómicas

La Comisión Europea | 29.04.2021

La Comisión Europea ha publicado hoy, a petición del Consejo, un estudio sobre las nuevas técnicas genómicas (NTG). El estudio muestra que las NTG, que son técnicas para modificar el genoma de un organismo, tienen potencial para contribuir a un sistema alimentario más sostenible en el marco de los objetivos del Pacto Verde Europeo y la Estrategia «De la Granja a la Mesa».

Por otra parte, el estudio pone de manifiesto que la legislación vigente sobre OMG, adoptada en 2001, no es adecuada para estas tecnologías innovadoras. La Comisión iniciará ahora un amplio proceso de consulta abierta para debatir el diseño de un nuevo marco jurídico para estas biotecnologías.

Stella Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, ha declarado: «El estudio que publicamos hoy concluye que las nuevas técnicas genómicas pueden promover la sostenibilidad de la producción agrícola, en consonancia con los objetivos de nuestra estrategia «De la Granja a la Mesa». Con la seguridad de los consumidores y del medio ambiente como principio rector, ha llegado el momento de mantener un diálogo abierto con los ciudadanos, los Estados miembros y el Parlamento Europeo para decidir conjuntamente el camino a seguir en relación con el uso de estas biotecnologías en la Unión.»

Rápida evolución de las NTG en muchas partes del mundo

Las NTG, que pueden definirse como todas las técnicas para modificar el genoma de un organismo desarrolladas después de 2001 (cuando se adoptó la legislación de la Unión sobre OMG), han evolucionado rápidamente en las dos últimas décadas en muchas partes del mundo, y algunas aplicaciones ya están en el mercado de determinados socios comerciales de la Unión.

Las principales conclusiones del estudio son las siguientes:

  • Los productos obtenidos mediante NTG tienen el potencial de contribuir a sistemas alimentarios sostenibles con plantas más resistentes a las enfermedades, a las condiciones medioambientales y a los efectos del cambio climático. Además, los productos pueden beneficiarse de unas cualidades nutricionales superiores, como contener ácidos grasos más sanos, y una menor necesidad de insumos agrícolas, como los pesticidas.
  • Al contribuir a los objetivos de innovación y sostenibilidad de los sistemas alimentarios de la Unión, así como a una economía más competitiva, las NTG pueden aportar beneficios a muchos sectores de nuestras sociedades.
  • Por otra parte, el estudio también analizó las preocupaciones relacionadas con los productos obtenidos mediante NTG y sus aplicaciones actuales y futuras. Entre otras preocupaciones cabe citar las posibles repercusiones sobre la seguridad y el medio ambiente, por ejemplo sobre la biodiversidad, la coexistencia con la agricultura ecológica y sin OMG, así como el etiquetado.
  • Las NTG son un conjunto muy diverso de técnicas y pueden lograr resultados diferentes, y algunos productos vegetales producidos mediante NTG son tan seguros para la salud humana y animal y para el medio ambiente como las plantas mejoradas convencionalmente.
  • El estudio pone de manifiesto que existen señales evidentes de que la legislación vigente sobre OMG de 2001 no es adecuada para algunas NTG y sus productos, y de que es necesario adaptarla al progreso científico y tecnológico.

Próximas etapas

El estudio se debatirá con los ministros de la Unión en el Consejo de Agricultura y Pesca previsto en mayo. La Comisión también debatirá las conclusiones de dicho estudio con el Parlamento Europeo y todas las partes interesadas.

En los próximos meses, se llevará a cabo una evaluación de impacto, que incluirá una consulta pública, con el fin de explorar las opciones políticas relativas a la regulación de las plantas obtenidas mediante determinadas NTG.

Contexto

El estudio se elaboró a raíz de una petición del Consejo de la Unión Europea que, el 8 de noviembre de 2019, solicitó a la Comisión que llevara a cabo «un estudio, a la luz de la sentencia del Tribunal de Justicia en el asunto C-528/16, con respecto a la situación de las nuevas técnicas genómicas en el Derecho de la Unión».

La Comisión realizó el estudio, basándose en las opiniones y contribuciones de expertos de las autoridades competentes de los Estados miembros y de las partes interesadas a escala de la Unión, obtenidas por medio de consultas específicas.

Una gran variedad de participantes intervinieron en la consulta que precedió a la preparación del informe. Todas las contribuciones se han publicado.

Más información

El estudio completo, la carta de la Comisión por la que transmite el estudio al Consejo y que describe el seguimiento de las medidas, así como las preguntas y respuestas, pueden consultarse aquí.

La Mejor Receta: Alimentarse Cuidando el Planeta

La Mejor Receta: Alimentarse Cuidando el Planeta

¿Cómo es posible garantizar los suficientes alimentos y que sean asequibles y nutritivos, sin superar los límites del planeta? ¿Cómo equilibrar bolsillo del consumidor y consumo saludable? ¿Cómo promoverlo, cómo evitar el fraude en la cadena de suministro?  A éstas y otras tantas preguntas trataremos de dar respuesta el próximo jueves 29 de abril a las 20.00h en nuestro canal de Instagram @europedirectus con un directo en el que contaremos con la presencia de Maca Illanas de la empresa Realfooding.

Hablaremos de la estrategia de la Comisión Europea “De la Granja a la Mesa”, como uno de los elementos esenciales del #PactoVerdeEuropeo cuyas principales metas son las siguientes:

  1. reducir un 50 % el uso y el riesgo de los plaguicidas químicos para 2030.
  2. reducir las pérdidas de nutrientes al menos un 50 %, sin alterar la fertilidad del suelo.
  3. La Comisión reducirá un 50 %
    las ventas de antimicrobianos para animales de granja y de acuicultura de aquí a 2030.
  4. Que los cultivos ecológicos en la UE
    en 2030 (el 25 % de todas las tierras agrícolas) se dedique a la agricultura ecológica.

Buscaremos cómo encontrar un equilibrio nuevo y mejorado entre la naturaleza, los sistemas alimentarios y la biodiversidad para proteger la salud y el bienestar de los ciudadanos.

¡Os esperamos a todos!

La Comisión Acoge con Satisfacción el Acuerdo Provisional sobre la Ley Europea del Clima

La Comisión Europea | 21.04.2021

La Comisión acoge con satisfacción el acuerdo provisional alcanzado hoy por los colegisladores sobre la Ley Europea del Clima. Al tratarse de uno de los elementos clave del Pacto Verde Europeo, la Ley Europea del Clima consagra el compromiso de la UE de alcanzar la neutralidad climática de aquí a 2050 y el objetivo intermedio de reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2030 en al menos un 55 % con respecto a los niveles de 1990. Este acuerdo sobre la Ley Europea del Clima es un hito clave para la Comisión Von der Leyen, ya que cumple uno de los compromisos anunciados en las orientaciones políticas de la presidenta en julio de 2019.

La presidenta Ursula von der Leyen declaró: «Me complace que hayamos alcanzado un acuerdo sobre este elemento central del Pacto Verde Europeo. Nuestro compromiso político de ser el primer continente climáticamente neutro en 2050 es ahora también un compromiso jurídico. Con la Ley del Clima, la UE traza su trayectoria ecológica para toda una generación. Es un compromiso vinculante que asumimos para con nuestros hijos y nietos».

El vicepresidente ejecutivo responsable del Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans, añadió: «Este es un momento histórico para la UE. Hemos alcanzado un acuerdo ambicioso para plasmar nuestro objetivo de neutralidad climática en una legislación vinculante que guiará nuestras políticas durante los próximos treinta años. La Ley del Clima dará forma a la recuperación ecológica de la UE y garantizará una transición ecológica socialmente justa. El acuerdo de hoy también fortalece nuestra posición en el mundo como líder de la lucha contra la crisis climática. Cuando los dirigentes mundiales se reúnan en el Día de la Tierra, la UE se presentará con estas noticias positivas, que confiamos sirvan de inspiración a nuestros socios internacionales. Hoy es un gran día para nuestros ciudadanos y nuestro planeta».

Además del objetivo de neutralidad climática para 2050, el acuerdo de hoy consolida el marco europeo para la acción por el clima con la introducción de los siguientes elementos:

  • un ambicioso objetivo climático para 2030 de reducción de las emisiones netas en al menos un 55 % con respecto a los niveles de 1990, que aporta claridad sobre la contribución de las reducciones y las absorciones de emisiones;
  • el reconocimiento de la necesidad de aumentar los sumideros de carbono de la UE mediante una legislación UTCUTS más ambiciosa, sobre la que la Comisión presentará propuestas en junio de 2021;
  • un procedimiento para establecer un objetivo climático para 2040, teniendo en cuenta un presupuesto indicativo de emisiones de gases de efecto invernadero para el período 2030-2050 que será publicado por la Comisión;
  • un compromiso a favor de emisiones negativas a partir de 2050;
  • la creación de un consejo científico consultivo europeo sobre cambio climático que proporcionará asesoramiento científico independiente;
  • disposiciones más estrictas en materia de adaptación al cambio climático;
  • una gran coherencia entre las políticas de la Unión y el objetivo de neutralidad climática;
  • un compromiso de colaboración con los distintos sectores para redactar hojas de ruta sectoriales específicas que tracen el camino hacia la neutralidad climática en diferentes ámbitos de la economía.

Contexto

El 4 de marzo de 2020 la Comisión presentó una propuesta de Ley Europea del Clima. Una vez que el Parlamento y el Consejo aprueben formalmente el acuerdo provisional de hoy, la Ley Europea del Clima se publicará en el Diario Oficial de la Unión Europea y entrará en vigor.

 

Nuevo Centro de Conocimiento sobre la Observación de la Tierra

La Comisión Europea | 20.04.2021

La Comisión ha puesto en marcha el Centro de Conocimiento sobre la Observación de la Tierra para maximizar el uso de los conocimientos generados por la observación de la Tierra, en particular por el programa europeo Copernicus, en la elaboración de políticas de la Unión. El principal objetivo de este Centro es dar apoyo a la implementación eficiente de las prioridades políticas de la Comisión, en particular el Pacto Verde Europeo y la Agenda Digital.

Dicho Centro proporcionará un seguimiento sistemático de las necesidades y prioridades estratégicas de los productos y servicios de Copernicus y transformará las mejores prácticas y la ciencia más avanzada en servicios adaptados a las políticas.

Este Centro de Conocimiento también pretende garantizar que la evolución del programa Copernicus y otras inversiones de la Comisión en el ámbito de la observación de la Tierra y la investigación sigan respondiendo a la estrategia de la Unión.

Declaraciones de los miembros del Colegio de Comisarios 

En palabras de Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo para el Pacto Verde Europeo: «La observación de la Tierra es una potente herramienta para supervisar la salud de nuestro planeta. Las crisis climática y de biodiversidad ya han empezado a cambiar el rostro de la Tierra. La atenta observación de las tendencias y nuevos patrones medioambientales nos proporcionará los datos necesarios para diseñar unas políticas basadas en datos y ofrecer unos resultados que protejan nuestro planeta, nuestra salud y nuestros medios de subsistencia». 

Por su parte, Mariya Gabriel, comisaria de Innovación, Investigación, Cultura, Educación y Juventud, ha declarado: «La observación de la Tierra no solo ofrece una herramienta técnica eficaz, sino también una perspectiva directa y casi emocional sobre el medio ambiente y nuestro impacto en él. Por este motivo, aspiramos a garantizar que toda política europea que pueda beneficiarse de la aplicación de los datos procedentes de la observación de la Tierra haga uso de ellos, y el Centro de Conocimiento se encargará de que estos datos estén disponibles».

En cuanto a Thierry Breton, comisario de Mercado Interior, ha afirmado: «Los responsables políticos cada vez son más conscientes del poder que tiene la observación de la Tierra desde el espacio para contribuir a la mejora de la toma de decisiones basadas en datos. Es el momento adecuado para introducir una nueva herramienta específica, el Centro de Conocimiento para la Observación de la Tierra, que se suma a un esfuerzo cada vez más coordinado para garantizar la rápida adopción de Copernicus. Gracias a esta nueva herramienta, Copernicus podrá prestar el mejor apoyo estratégico posible y ofrecer el mejor rendimiento posible de la inversión».

Contexto

Copernicus es el programa europeo de observación de la Tierra: la mirada de Europa sobre la Tierra.

La observación de la Tierra consiste en la recogida y el análisis de datos georreferenciados sobre el estado de la Tierra, que se mide a distancia, bien por medio de satélites (o en la atmósfera, por medio de aviones o drones), bien a través de estaciones de medición en lugares específicos.

El programa Copernicus proporciona información geoespacial que puede permitir el logro de objetivos estratégicos, fomentar la innovación y ayudar a supervisar la salud de nuestro planeta.

Varios servicios de la Comisión ya están utilizando en cierta medida los datos de Copernicus en apoyo de su elaboración de políticas. Por ejemplo, la observación de la Tierra se utiliza en la vigilancia terrestre, los servicios relacionados con el cambio climático, la vigilancia atmosférica, los servicios de emergencia, la vigilancia del medio marino y los servicios de seguridad.

Los datos procedentes de la observación pueden ayudar a encontrar sinergias entre las prioridades de la Comisión, centrándose en las políticas del Pacto Verde y las tecnologías digitales que pueden contribuir a su implementación.

Aunar Fuerzas para Proteger la Biodiversidad en el Mundo

 

La Comisión Europea | 03.03.2021

Con ocasión del Día Mundial de la Vida Silvestre, la Comisión reitera su invitación a todas las instituciones mundiales a que hagan oír su voz en apoyo de la naturaleza y ayuden a convencer a más gobiernos a mostrarse ambiciosos en la Conferencia de las Partes en el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CoP 15), que se celebrará a finales de este año. Exactamente un año después de que la Comisión pusiera en marcha su Coalición Mundial «Unidos por la Biodiversidad», más de 200 instituciones de todo el mundo – parques nacionales, centros de investigación y universidades, museos de ciencias e historia natural, acuarios, jardines botánicos y zoológicos – han sumado ya sus fuerzas para atajar la crisis de la biodiversidad. La Comisión también se ha adherido a la «Coalición de Gran Ambición para la Naturaleza y las Personas», entidad intergubernamental instituida en la cumbre «Un Planeta» celebrada en enero de este año, apoyando activamente el objetivo de conservar al menos el 30% de la tierra y el mar de aquí a 2030.

Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo responsable del Pacto Verde Europeo, ha declarado: «La humanidad está destruyendo la naturaleza a un ritmo sin precedentes y corremos el riesgo de perder casi un millón de especies. Se trata de una amenaza directa para nuestra salud y bienestar, puesto que dependemos plenamente de la rica red de vida del planeta. Tenemos que restablecer urgentemente el equilibrio en nuestra relación con la naturaleza y revertir la pérdida de biodiversidad. La acción empieza por la sensibilización, de manera que el trabajo realizado a través de coaliciones como «Unidos por la biodiversidad» es crucial para contribuir a situar nuestro entorno natural en la senda de la recuperación.»

Virginijus Sinkevičius, comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, ha declarado: «En el Día Mundial de la Vida Silvestre de este año, cuando celebramos el primer aniversario de la puesta en marcha de la Coalición Mundial «Unidos por la biodiversidad», también destacamos cuánto nos arriesgamos a perder en un mundo sin naturaleza. Por eso recurrimos a todos los medios para sumar más aliados mundiales y llamamos a las naciones a adherirse a la «Coalición de Gran Ambición» a medida que nos acercamos a la decisiva CoP 15.»

Desde su puesta en marcha en el Instituto Oceanográfico de Mónaco hace exactamente un año, 205 instituciones de 47 países, incluyendo 25 instituciones en España, han respaldado el compromiso común de la coalición, llamando a todos – desde empresas a municipios, ciudadanos y gobiernos -a la acción. La Comisión pretende aumentar el número de organizaciones participantes a más de 500.

Con sus colecciones, programas educativos y de conservación, estas instituciones, que forman parte de la Coalición Mundial son importantes embajadores para sensibilizar a la opinión pública sobre los dramáticos efectos de la actual crisis de biodiversidad. En Europa, entre los asociados figuran instituciones como: los museos de Historia Natural de Madrid, Berlín, París, y Viena; la reserva de la biosfera del Delta del Danubio en Rumanía y  el Parque de la Naturaleza de Cabárceno en Cantabria; los jardines botánicos de Barcelona, Oporto, Roma y Copenhague, y decenas de zoológicos y acuarios de toda la UE, de Madrid a Riga, de Barcelona a Odense y de Stuttgart a Beauval. A raíz de numerosas peticiones de la comunidad investigadora, la coalición también se ha abierto a los centros de investigación y las universidades, siendo la Universidad de Bergen, en Noruega, la primera en adherirse.

En otros continentes, los primeros miembros fueron el parque nacional de Gorongosa en Mozambique y las 19 reservas gestionadas en 11 países por los Parques Africanos; el Museo de Ciencias Puerto Rico; el zoológico de Sao Paulo en Brasil; el Zoológico de Central Park en Nueva York; el Centro Angkor para la Conservación de la Biodiversidad en Camboya y el acuario de Ciudad del Cabo de Sudáfrica.

La Coalición cuenta también con el apoyo de 36 organizaciones, entre ellas asociaciones mundiales, europeas y nacionales de parques zoológicos, acuarios y jardines botánicos, asociaciones museísticas, organizaciones de investigación, asociaciones de municipios, sociedades de conservación y ONG.

La Comisión Europea adoptó el año pasado, en el marco del Pacto Verde Europeo, su Estrategia de la UE sobre la Biodiversidad, cuyo objetivo es situar la biodiversidad de Europa en la senda de la recuperación de aquí a 2030. Se ha comprometido a establecer una red más amplia a escala de la UE de zonas protegidas gestionadas eficazmente que cubran el 30 % de la tierra y el 30 % del mar, con un tercio de esta zona estrictamente protegida. La Comisión está trabajando actualmente en los criterios rectores para la creación de estas zonas. La Estrategia también expresa la determinación de la Comisión de movilizar todos los instrumentos de la acción exterior y las asociaciones internacionales para ayudar a desarrollar un nuevo y ambicioso marco mundial de las Naciones Unidas en materia de biodiversidad. La Comisión proseguirá su Estrategia sobre la Biodiversidad con numerosas acciones e iniciativas. Entre ellas, una estrategia forestal de la UE, una estrategia de la UE para la protección del suelo y un plan de acción contra el tráfico de especies silvestres, además de objetivos jurídicamente vinculantes de restauración de la naturaleza.

Contexto

Antes de la CoP15, el impulso político ha repuntado, con el «Pacto de los Dirigentes por la Naturaleza» promovido el pasado mes de septiembre, antes de la primera Cumbre de las Naciones Unidas sobre la Biodiversidad en paralelo a la 75.ª Asamblea General de las Naciones Unidas. En la actualidad, 84 países y la Unión Europea se han comprometido a revertir la pérdida de biodiversidad para 2030 en aras del desarrollo sostenible.

El mes pasado, el nuevo informe del PNUMA «Hacer las paces con la naturaleza», cofinanciado por la UE, destacó una vez más los retos a los que se enfrenta la humanidad debido a la pérdida de biodiversidad, el cambio climático y la contaminación.

Las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE cayeron en 2019 al nivel más bajo en tres décadas

Comisión Europea | 30.11.2020

La Comisión ha adoptado hoy su informe anual de situación sobre la acción por el clima de la UE, que trata de los avances de la UE en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en 2019. Las emisiones de gases de efecto invernadero en la EU-27 disminuyeron un 3,7 % interanual, mientras que el PIB creció un 1,5 %. Las emisiones se han reducido ahora en un 24 % en comparación con los niveles de 1990.
Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo responsable del Pacto Verde Europeo, ha señalado lo siguiente: «La Unión Europea está demostrando que es posible reducir las emisiones y hacer que crezca la economía. No obstante, el informe de hoy confirma una vez más que debemos intensificar nuestros esfuerzos en todos los sectores de la economía para alcanzar nuestro objetivo común de neutralidad climática de aquí a 2050. La transición es viable si mantenemos nuestro compromiso y aprovechamos las oportunidades de la recuperación para relanzar nuestra economía de una manera más verde y más resiliente, y crear un futuro saludable y sostenible para todos.»
Las emisiones cubiertas por el régimen de comercio de derechos de emisión (RCDE UE) registraron la mayor reducción en 2019, con un descenso del 9,1 %, es decir, alrededor de 152 millones de toneladas equivalentes de dióxido de carbono (Mt equivalentes de CO2), en comparación con 2018. Esta caída tuvo su origen principalmente en el sector eléctrico, que redujo sus emisiones casi un 15 %, principalmente gracias a la sustitución del uso del carbón para calefacción por electricidad procedente de fuentes renovables y gas. Las emisiones de la industria disminuyeron cerca de un 2 %. Las emisiones verificadas de la aviación, que actualmente solo afectan a los vuelos dentro del Espacio Económico Europeo, siguieron creciendo moderadamente, aumentando un 1 %, es decir, alrededor de 0,7 millones de toneladas equivalentes de CO2 en comparación con 2018. Las emisiones no contempladas en el RCDE UE, tales como las procedentes de la industria no sujeta a ese régimen, el transporte, los edificios, la agricultura y los residuos, no sufrieron cambios significativos con respecto a los niveles de 2018.
El gasto de la UE en acción por el clima, que financia las tecnologías verdes, el despliegue de nuevas soluciones y la cooperación internacional, aumentó en 2019 y lo seguirá haciendo en el contexto de la recuperación europea de la crisis provocada por la COVID-19.
Los ingresos procedentes de las subastas del RCDE UE son una fuente cada vez más importante de financiación de la lucha contra el cambio climático. Los ingresos totales recibidos por los Estados miembros, el Reino Unido y los países del EEE procedentes de las subastas entre 2012 (año de inicio de la subasta en el marco del RCDE UE) y mediados de 2020 superaron los 57 000 millones de euros, de los que la mitad se generó tan solo en 2018 y 2019. En 2019, los ingresos totales procedentes de las subastas superaron los 14 100 millones de euros. De este total, el 77 % se utilizará para fines climáticos y energéticos, un 7 % por encima de la cuota del 70 % notificada en 2018. Además, un número cada vez mayor de proyectos climáticos financiados por la UE se financian mediante la monetización de los derechos de emisión a través del programa NER 300, el Fondo de Innovación y el Fondo de Modernización.
Contexto
El informe de situación sobre la acción por el clima «Kick-Starting the Journey Towards A Climate-Neutral Europe» (Iniciar el viaje hacia una Europa climáticamente neutra) describe los progresos registrados por la UE y sus Estados miembros en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero e informa acerca de la evolución reciente de la política climática de la UE. La Dirección General de Acción por el Clima de la Comisión elabora el informe a partir de los datos presentados por los Estados miembros en virtud del Reglamento relativo a un mecanismo para el seguimiento de la evolución del clima [Reglamento (UE) n.º 525/2013].
Más información
Informe de situación sobre la acción por el clima
Informe sobre el mercado del carbono
Informe sobre la Directiva relativa a la calidad de los combustibles
Informe sobre la captura y el almacenamiento de carbono (2019)
Marco en materia de clima y energía para 2030
Plan de objetivos climáticos para 2030
Estrategia a largo plazo para 2050
Pacto Verde Europeo

Estado de la Unión de la Energía: progresos realizados en la transición hacia una energía limpia y base para la recuperación ecológica

El informe de este año es el primero desde la adopción del Pacto Verde Europeo.

Comisión Europea | 14.10.2020

La Comisión ha adoptado hoy el informe sobre el estado de la Unión de la Energía de 2020 y sus documentos de acompañamiento, que están centrados en distintos aspectos de la política energética de la UE. El informe de este año es el primero desde la adopción del Pacto Verde Europeo y en él se considera la contribución de la Unión de la Energía a los objetivos climáticos a largo plazo de Europa.

En las evaluaciones individuales de los veintisiete planes nacionales de energía y clima (PNEC) se analizan la trayectoria y la ambición de cada Estado miembro hacia el cumplimiento de los objetivos actuales en materia de clima y energía para 2030. La evaluación global pone de manifiesto que los Estados miembros son capaces de cumplir estos objetivos y que, en su mayoría, están avanzando adecuadamente hacia su consecución. En los informes también se destaca cómo puede contribuir el sector energético a que la UE se recupere de la crisis económica causada por la COVID-19. Hasta ahora, la Unión de la Energía ha demostrado su solidez frente a los retos que la pandemia plantea a nuestros sistemas energéticos y a nuestros trabajadores del sector energético.

El vicepresidente ejecutivo para el Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans, ha declarado lo siguiente: «El sector energético desempeña un papel fundamental en la reducción de las emisiones y en la consecución de los objetivos del Pacto Verde Europeo.El informe de hoy sobre el estado de la Unión de la Energía muestra tanto los progresos que estamos realizando como los retos y oportunidades que tenemos por delante. Las inversiones y reformas que ponemos en marcha deben impulsar la recuperación ecológica y situarnos en el buen camino para alcanzar la neutralidad climática de aquí a 2050».

Por su parte, la comisaria de Energía, Kadri Simson, ha afirmado: «Los planes nacionales de energía y clima son un instrumento esencial de nuestra labor con los Estados miembros para planificar las políticas y las inversiones en favor de una transición ecológica y justa. Ha llegado el momento de hacer realidad estos planes y de utilizarlos para que nos ayuden a salir de la crisis de la COVID-19, con la creación de puestos de trabajo y con una Unión de la Energía más competitiva».

El informe examina las cinco dimensiones diferentes de la Unión de la Energía: la descarbonización, incluidas las energías renovables; la eficiencia energética; la seguridad energética; el mercado interior de la energía; y la investigación, la innovación y la competitividad. El informe ofrece orientaciones para la rápida ejecución de los PNEC y sobre cómo las inversiones y reformas relacionadas con la energía pueden impulsar la recuperación económica de la UE. Pone de relieve cómo el plan de recuperación Next Generation EU puede ayudar a los Estados miembros a través de una serie de programas de financiación emblemáticos.

El informe sobre el estado de la Unión de la Energía de este año va acompañado por primera vez de un análisis de las subvenciones a la energía, en el que se señala la clara necesidad de disponer de mejores datos sobre las subvenciones a la energía y de esforzarse por reducir aquellas que apoyan la producción y el consumo de combustibles fósiles. También se publica hoy un informe sobre la competitividad de la energía limpia, en el que se expone que la industria de la UE ha conseguido aprovechar las oportunidades de la transición hacia una energía limpia. El sector está superando a las tecnologías energéticas convencionales en cuanto a valor añadido, productividad laboral y crecimiento del empleo. La Comisión también ha adoptado informes de situación sobre el mercado interior de la energía, los precios y costes de la energía, la eficiencia energética y las energías renovables.

Contexto

Evaluación de los veintisiete PNEC: Tras la publicación, en septiembre, de la evaluación a escala de la UE de los PNEC, la Comisión ha publicado hoy una evaluación individual de cada PNEC nacional en la que constan recomendaciones para el posible uso del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia por parte de cada Estado miembro.

Anexo sobre subvenciones a la energía: En esta primera visión general sobre las subvenciones a la energía por parte de los Estados miembros, la Comisión observa que muchos PNEC no ofrecen una visión completa, ni un calendario concreto, ni medidas para eliminar gradualmente las subvenciones a los combustibles fósiles, que ascienden a 50 000 millones EUR al año.

Anexo sobre el mercado interior de la energía: Este anexo ofrece información actualizada sobre el mercado interior de la electricidad y el gas, y llega a la conclusión de que se ha avanzado satisfactoriamente, aunque es necesario seguir trabajando para integrar plenamente los mercados.

Informe sobre la competitividad de la energía limpia: Este informe se centra principalmente en seis tecnologías energéticas limpias clave para que la UE cumpla sus objetivos para 2030 y 2050: la tecnología solar fotovoltaica; la tecnología eólica marina; la tecnología de energía oceánica; el hidrógeno renovable; las baterías y las redes inteligentes.

Informe sobre los precios y costes de la energía: Este informe ofrece un amplio análisis de los precios de la energía y de la evolución de los costes en Europa y a escala internacional, y en él se destaca que los porcentajes de gasto en energía de los hogares llevan disminuyendo desde 2012 para todos los niveles de ingresos.

Informe de situación sobre la eficiencia energética: El informe abarca los progresos realizados en relación con el objetivo a largo plazo en materia de eficiencia energética. Si bien el análisis preliminar muestra que la crisis de la COVID-19 ha tenido un impacto significativo en la demanda de energía, los Estados miembros tendrán que intensificar sus esfuerzos para mantener una tendencia positiva.

Informe de situación en materia de energías renovables: Este informe destaca que la proporción de energías renovables en la combinación energética de la Europa de los Veintisiete llegó al 18,9 % y que se prevé que la UE supere sus objetivos en materia de energías renovables para 2020.

Más información

Informe sobre el estado de la Unión de la Energía y anexo del informe sobre el estado de la Unión de la Energía

Nota informativa con preguntas y respuestas sobre el informe sobre el estado de la Unión, los PNEC y los informes de acompañamiento

Sitio web del informe sobre el estado de la Unión de la Energía de 2020

Los veintisiete planes nacionales de energía y clima (PNEC):

Evaluación a escala de la UE de los planes nacionales de energía y clima

Informe sobre la competitividad de la energía limpia

Anexo sobre subvenciones a la energía

Informe de situación sobre la eficiencia energética

Informe de situación en materia de energías renovables

Anexo sobre el mercado interior de la energía

Informe sobre los precios y costes de la energía

Tu Europa

Europe Direct Contact Centre

Portal Europa

Representación de la Comisión Europea

Logo Presidencia portuguesa UE

Presidencia Portuguesa del Consejo de la UE

logo_europa

Red de información Europea de andalucía

Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior

Universidad de Sevilla

Copyright © 2020 Europe Direct Sevilla · Facultad de Derecho · C\Enramadilla 18-20 · 41018 Sevilla | europedirect@us.es · tlf: 955 42 00 53