Miembro de la Red Europe Direct de la Comisión Europea y de la Red de Información Europea de Andalucia

Ayudas estatales: La Comisión aprueba un régimen español por valor de 500 millones de euros con cargo al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia para apoyar el despliegue de redes de retorno de banda ancha en las zonas rurales

Ayudas estatales: La Comisión aprueba un régimen español por valor de 500 millones de euros con cargo al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia para apoyar el despliegue de redes de retorno de banda ancha en las zonas rurales

La Comisión Europea ha aprobado, con arreglo a las normas sobre ayudas estatales de la UE, un régimen español por valor de 500 millones de euros asignado con cargo al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) para apoyar el despliegue de infraestructuras de retorno de banda ancha en las zonas rurales. El régimen de ayudas forma parte de la estrategia de España para satisfacer las necesidades de los ciudadanos y las empresas en el contexto de la digitalización del país. También contribuye a los objetivos estratégicos de la UE en relación con la transición digital.

La vicepresidenta ejecutiva Margrethe Vestager, responsable de la política de competencia, ha declarado lo siguiente: «Este régimen español por valor de 500 millones de euros, financiado con cargo al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, apoyará el despliegue de redes de retorno de banda ancha que fomentarán el desarrollo de servicios móviles eficaces en España. Esto ayudará a los consumidores y las empresas de las zonas rurales a acceder a servicios móviles de alta calidad, lo que contribuirá al crecimiento económico de España y a la consecución de los objetivos estratégicos de la UE en relación con la transición digital».

Las ayudas españolas

El régimen de ayudas, que se aplicará hasta el 31 de diciembre de 2025, se financiará con cargo al MRR, tras la evaluación positiva por parte de la Comisión del Plan de Recuperación y Resiliencia (PRR) español y su adopción por el Consejo. El PRR español contempla importantes proyectos de inversión en el sector de las telecomunicaciones electrónicas, por ejemplo, el despliegue de redes móviles eficaces. El régimen aprobado hoy se refiere al despliegue de redes de retorno de banda ancha.

En virtud del régimen, la ayuda adoptará la forma de subvenciones directas a los proveedores de telecomunicaciones electrónicas y a las empresas de infraestructuras. Los beneficiarios se escogerán mediante un procedimiento de selección abierto, competitivo, transparente y no discriminatorio. La ayuda global por beneficiario no deberá superar el 90 % de los costes subvencionables. La medida financiará el despliegue de redes de retorno de banda ancha de fibra para conectar determinadas estaciones de base situadas en municipios de menos de diez mil habitantes y que, a 31 de diciembre de 2025, no tendrían, a falta de apoyo, unas infraestructuras que funcionaran satisfactoriamente.

El régimen tiene por objeto garantizar una amplia disponibilidad de redes móviles de alto rendimiento, capaces de prestar a los usuarios finales servicios de acceso a unas comunicaciones electrónicas de alta calidad y fiables que satisfagan sus necesidades actuales y futuras.

Evaluación de la Comisión

La Comisión ha evaluado el régimen con arreglo a las normas sobre ayudas estatales de la UE, en particular el artículo 107, apartado 3, letra c), del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, que autoriza las ayudas estatales que faciliten el desarrollo de determinadas actividades o zonas económicas.

La Comisión ha tenido en cuenta lo siguiente:

–         El régimen de ayuda es necesario y proporcionado para subsanar las deficiencias del mercado, a saber, la falta de conexiones de retorno actuales o planeadas en las zonas contempladas, que suelen ser regiones remotas y escasamente pobladas de España. La existencia de una deficiencia del mercado se ha evaluado mediante una cartografía de la infraestructura de banda ancha actualmente disponible y prevista, así como por medio de una consulta pública llevada a cabo por las autoridades españolas.

–         El régimen de ayudas tiene un efecto incentivador, ya que facilita el despliegue de redes de retorno de alto rendimiento que los operadores privados no estarían dispuestos a desplegar debido a los elevados costes. También mejorará la disponibilidad de servicios móviles innovadores y eficaces en las zonas contempladas en beneficio de los consumidores, las empresas y el sector público. Además, contribuirá a corregir las desigualdades sociales o regionales, especialmente en las zonas rurales.

–         El régimen cuenta con salvaguardias suficientes para garantizar que los falseamientos indebidos de la competencia sean limitados y que las ayudas no alteren las condiciones de los intercambios comerciales de forma contraria al interés común. En particular, todos los beneficiarios del régimen se escogerán mediante un procedimiento de selección abierto, competitivo, transparente y no discriminatorio. España también fomentará la reutilización de las infraestructuras existentes. Por último, la medida garantiza un acceso mayorista justo, abierto y no discriminatorio a las redes objeto de las ayudas.

Atendiendo a estas razones, la Comisión ha aprobado el régimen de ayudas español con arreglo a las normas correspondientes de la UE.

Contexto

Todas las inversiones y reformas que impliquen ayuda estatal contempladas en los planes nacionales de recuperación presentados en el marco del MRR deben notificarse a la Comisión para su aprobación previa, a menos que estén cubiertas por una de las normas de exención por categorías de ayudas estatales.

La Comisión evalúa con carácter prioritario las medidas que implican ayudas públicas incluidas en los planes nacionales de recuperación que se presentaron a raíz del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, y ha ofrecido orientación y respaldo a los Estados miembros en las fases preparatorias de los planes nacionales, para facilitar una implantación rápida de este Mecanismo. Al mismo tiempo, la Comisión se cerciora en su decisión de que se cumplan las normas sobre ayudas estatales aplicables, a fin de preservar la igualdad de condiciones en el mercado único y garantizar que los fondos del MRR se utilicen de manera que queden reducidos al mínimo los falseamientos de la competencia y no quede excluida la inversión privada.

La conectividad mediante banda ancha reviste una importancia estratégica para el crecimiento y la innovación de Europa en todos los sectores de la economía y para la cohesión social y territorial. La medida notificada por España también contribuye a los objetivos estratégicos de la UE establecidos en la Comunicación sobre el gigabit, la Comunicación sobre la configuración del futuro digital de Europa, la Comunicación «Brújula Digital» y la propuesta de Decisión de la Comisión por la que se establece el programa político «Itinerario hacia la Década Digital» de 2030.

El régimen aprobado hoy es la tercera medida aprobada por la Comisión en el marco del PRR español relativa a importantes proyectos de inversión en el sector de las telecomunicaciones electrónicas. El 14 de junio de 2021, la Comisión aprobó una prórroga de un régimen español de apoyo al acceso a servicios de banda ancha de alta velocidad en zonas insuficientemente atendidas (SA.62696). El 15 de diciembre de 2021, la Comisión aprobó un régimen de apoyo al despliegue de infraestructuras pasivas para redes móviles (SA.64394).

Un año del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia español

Un año del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia español

La Representación de la Comisión Europea en España ha acogido hoy la primera conferencia anual sobre el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia español. En ella se ha hecho balance del primer año de vida del Plan y se ha debatido sobre las oportunidades que ofrece para acelerar la transformación verde, digital y resiliente de España.

María Ángeles Benítez, directora de la Representación de la Comisión Europea en España ha sido la encargada de abrir el acto: “La presidenta de la Comisión Europea ha subrayado recientemente en su discurso sobre el Estado de la Unión la importancia de NextGenerationEU como instrumento de estabilización y recuperación. En la coyuntura actual, se vuelve todavía más urgente aunar y acelerar esfuerzos para que NextGenerationEU despliegue todo su poder de transformación. Este primer evento anual sobre el Plan de Recuperación ha sido una magnífica ocasión de hacer balance junto a administraciones, agentes sociales, empresas y sociedad civil del camino recorrido en España, y así seguir avanzando con paso aún más firme en esta tarea”

Valdis Dombrovskis, vicepresidente Ejecutivo para una Economía al Servicio de las Personas de la Comisión Europea, intervino a través de un video, en que ha declarado que “España ha sido pionera no solo en la presentación de su Plan de Recuperación y Resiliencia, sino también en su puesta en marcha. El plan contempla reformas que abordan algunas de las antiguas debilidades estructurales de la economía española, como las de su mercado laboral, junto con medidas relativas a la administración pública, la fiscalidad y las pensiones. Estas reformas van acompañadas de inversiones estratégicas: la combinación de ambas impulsará la productividad y la resiliencia de la economía y la sociedad españolas. El contexto económico actual es difícil, especialmente para los países con un alto nivel de endeudamiento como España. No obstante, confío en que, gracias al apoyo específico y a las reformas e inversiones adecuadas, España pueda mantener el crecimiento de su economía y la sostenibilidad de sus finanzas públicas. La Comisión está dispuesta a ayudar a España y a sus ciudadanos en el camino hacia la resiliencia y la recuperación”

Nadia Calviño, vicepresidenta Primera del Gobierno de España y ministra de Economía y Transformación Digital, clausuró la jornada y ha explicado que “Gracias a las reformas e inversiones que hemos puesto en marcha con el apoyo de los fondos NextGenerationEU, estamos impulsando un proceso de modernización estructural, que ya es una realidad. El despliegue del Plan está alcanzando velocidad de crucero, lo que explica la rápida recuperación del empleo y la inversión. Y los grandes proyectos en marcha nos darán una mayor autonomía estratégica, una Europa más fuerte y una España mejor”.

La conferencia se ha distribuido en tres mesas redondas donde han intervenido representantes tanto de la administración española, como de la europea, así como interlocutores sociales, empresariales y de la sociedad civil.

La primera mesa ha llevado por título RePowerEU y los componentes ecológicos del Plan Español de Recuperación, Transformación y Resiliencia. En ella se ha reflexionado sobre cómo España puede apoyarse en la revisión del Plan para introducir las reformas e inversiones necesarias para adaptarse a RePowerEU, el plan de la Comisión para poner fin a la dependencia de la UE con respecto a los combustibles fósiles rusos. Los ponentes han evaluado también las estrategias que ya desarrolla España en su Plan de Recuperación, avalado para cumplir el objetivo del 37 % del gasto total de su Plan en inversiones y reformas que apoyen los objetivos climáticos globales.

La segunda mesa ha llevado por título Mejora de la resiliencia económica gracias a las reformas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia: ¿qué se ha logrado y qué queda por conseguir? En ella, patronal y sindicatos han hecho balance sobre el primer año del plan español y cómo está contribuyendo a la economía real y a apoyar a los trabajadores en este contexto de crisis.

La tercera mesa, bajo el título Balance de la aplicación del Plan de Recuperación y Resiliencia para aprovechar al máximo las oportunidades. En ella, responsables de gobiernos autonómicos, del ministerio de Hacienda y Función Pública, así como beneficiarios han compartido su experiencia en torno a la implementación de los fondos y han reflexionado sobre cómo se pueden aprovechar mejor aquellos que aún no han sido adjudicados.

Visita de seguimiento del 19 al 21 de septiembre

La conferencia supone el cierre de la visita que el Grupo de Trabajo de Recuperación y Resiliencia y de la dirección general de Asuntos Económicos y Financieros de la Comisión Europea han realizado a España con el fin de seguir la implementación de su Plan de Recuperación y Resiliencia. Durante estos días han tenido la oportunidad de encontrarse con autoridades españolas, con los agentes sociales y con la sociedad civil. También han tenido ocasión de conocer el proyecto LEIA sobre el uso del español en la inteligencia artificial, financiado por el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Trimestralmente la Comisión Europea lleva acabo una misión de seguimiento de la implementación del Plan. Estas misiones tienen lugar de forma virtual o presencial, como en esta ocasión y como en octubre de 2021, cuando se celebró la primera visita de seguimiento.

NextGenerationEU: la Comisión efectúa un segundo pago de 12.000 millones de euros a España en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia

NextGenerationEU: la Comisión efectúa un segundo pago de 12.000 millones de euros a España en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia

Hoy, 29 de julio, la Comisión ha abonado a España el segundo pago de 12.000 millones de euros de ayuda financiera no reembolsable (excluida la prefinanciación), en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR). Los pagos efectuados por la Comisión en el marco del MRR se basan en el rendimiento y dependen de la ejecución por España de las inversiones y reformas descritas en el plan de recuperación y resiliencia de España.

El 30 de abril, España presentó a la Comisión una primera solicitud de pago de 12.000 millones de euros en el marco del MRR en 40 etapas que abarcan varias reformas en los ámbitos de la transición ecológica y justa, el mercado laboral, las pensiones, las profesiones reguladas, la conectividad digital y la I + D. Además, esta ayuda se destinará a otros ámbitos como la salud, la educación, el apoyo a los grupos vulnerables, el emprendimiento y las microempresas, la prevención del fraude fiscal, la fiscalidad ecológica y el gasto público eficiente y sostenible.

El plan global de recuperación y resiliencia de España se financiará con 69.500 millones de euros en subvenciones. Los importes de los pagos a los Estados miembros se publican en el cuadro de indicadores de recuperación y resiliencia, que muestra los avances en la aplicación del MRR en su conjunto y de los planes de recuperación y resiliencia individuales. En este documento de preguntas y respuestas se puede encontrar más información sobre el proceso de solicitud de pago en el marco del MRR.

La Comisión Europea ha aprobado hoy una evaluación preliminar positiva de la segunda solicitud de pago de España de 12 000 millones EUR en subvenciones en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), el instrumento clave de NextGenerationEU.

La Comisión Europea ha aprobado hoy una evaluación preliminar positiva de la segunda solicitud de pago de España de 12 000 millones EUR en subvenciones en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), el instrumento clave de NextGenerationEU.

La UE va a invertir hoy más de 1 800 millones de euros en diecisiete proyectos innovadores a gran escala de tecnologías limpias en una tercera ronda de subvenciones con cargo al Fondo de Innovación. Este desembolsará las subvenciones a fin de contribuir a la introducción en el mercado de tecnologías de vanguardia en las industrias de gran consumo de energía, el hidrógeno, las energías renovables, las infraestructuras de captura y almacenamiento de carbono y la fabricación de componentes clave para el almacenamiento de energía y la producción de energías renovables. Los proyectos seleccionados se realizarán en Alemania, Bulgaria, Finlandia, Francia, Islandia, los Países Bajos, Noruega, Polonia y Suecia.

Frans Timmermans, vicepresidente primero. ha comentado: «Las subvenciones anunciadas hoy ayudan a las empresas innovadoras de toda Europa a desarrollar las tecnologías punteras que necesitamos para impulsar la transición ecológica. El Fondo de Innovación constituye una herramienta importante a la hora de ampliar la innovación en materia de hidrógeno renovable y otras soluciones para la industria europea. En comparación con la primera ronda de desembolsos, los fondos disponibles han aumentado un 60 %, lo que nos ha permitido duplicar el número de proyectos subvencionados. Se trata de un gran impulso para la descarbonización de la industria de gran consumo de energía en la Unión Europea».

Los diecisiete proyectos se han seleccionado en la segunda convocatoria de proyectos a gran escala, esto es, proyectos con costes de capital superiores a 7,5 millones EUR. Los proyectos han sido evaluados por expertos independientes que han tenido en cuenta su capacidad para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, en comparación con las tecnologías tradicionales, y para innovar más allá de los últimos avances, y que además están suficientemente maduros para su puesta en práctica. Otros criterios de selección han sido el potencial de escalabilidad y la rentabilidad de los proyectos.

Los proyectos seleccionados abarcan una amplia gama de sectores que contribuyen a los esfuerzos de descarbonización de la UE, como por ejemplo: producción, distribución y uso de hidrógeno verde, conversión de residuos en hidrógeno, energía eólica marítima, fabricación de módulos fotovoltaicos, almacenamiento y reciclado de baterías, captura y almacenamiento de carbono, combustibles de aviación sostenibles y biocarburantes avanzados. En conjunto, podrían permitir ahorrar 136 millones de toneladas equivalentes de CO2 a lo largo de sus diez primeros años de funcionamiento.

Además, se preseleccionará un máximo de veinte proyectos prometedores, aunque todavía no suficientemente maduros para optar a una subvención, para la ayuda al desarrollo de proyectos que brinda Banco Europeo de Inversiones. Los elegidos se anunciarán en el cuarto trimestre de 2022.

Resumen de los proyectos

Industrias de gran consumo de energía:

Cemento (cuatro proyectos): Un proyecto desarrollado en Alemania implantará un proceso de segunda generación de captura de carbono por oxicombustión en una fábrica de cemento y lo suministrará como materia prima para su transformación posterior en metanol sintético. Otro proyecto en Polonia creará una cadena de captura y almacenamiento de carbono de extremo a extremo que comenzará con la captura y licuefacción de CO2 en una fábrica de cemento hasta el almacenamiento en alta mar. Un tercer proyecto recogerá las emisiones de CO2 procedentes de los gases de escape producidos durante la producción de cal y los almacenará permanentemente en formaciones geológicas en la costa de Francia. Por último, otro proyecto será el primer proyecto de captura y almacenamiento de carbono de cadena completa en Bulgaria, y conectará, a través de un sistema de gasoductos terrestres y marítimos, las instalaciones de captura de CO2 situadas en una fábrica de cemento con un almacenamiento permanente en alta mar en un yacimiento de gas agotado del mar Negro.

Productos químicos (tres proyectos): En Finlandia, un proyecto reciclará químicamente los plásticos para su uso como materia prima en refinerías. Otro proyecto en Suecia creará una fábrica pionera de metanol, que convertirá CO2, flujos de residuos, hidrógeno renovable y biogás en metanol. Otro proyecto desarrollado en Suecia producirá una nueva fibra a partir de pasta de papel o madera para sustituir al poliéster en aplicaciones textiles.

Hidrógeno (tres proyectos): En los Países Bajos, un proyecto producirá, distribuirá y utilizará hidrógeno verde a través de un electrolizador alimentado con electricidad eólica marítima. Otro producirá 15 500 toneladas de hidrógeno renovable al año. El tercero tratará flujos de residuos sólidos no reciclables y los transformará principalmente en hidrógeno.

Refinerías (dos proyectos): En Noruega, un proyecto construirá y explotará la primera instalación comercial de producción de biocarburantes del mundo, que transformará residuos forestales en biocarburantes avanzados de segunda generación y en biocarbón. Un proyecto en Suecia construirá una instalación a gran escala destinada a la producción de combustible sintético sostenible para la aviación, utilizando el CO2 capturado en una central de producción combinada de calor y electricidad (PCCE).

Fabricación de componentes para el almacenamiento de energía o la producción de energías renovables (tres proyectos): En Polonia, un proyecto creará una fábrica de sistemas innovadores de baterías electroquímicas para el almacenamiento de electricidad a corto plazo. Otro proyecto en el norte de Francia construirá una fábrica de producción fotovoltaica basada en tecnologías innovadoras de heterounión. Un tercer proyecto en Francia construirá en Dunkerque una fábrica de reciclado de baterías de iones de litio para producir y refinar masa negra, facilitando así el acceso a una fuente secundaria de materias primas para baterías.

Energías renovables: En la costa alemana del mar del Norte, un proyecto construirá y explotará un parque eólico marítimo, que aplicará soluciones innovadoras en materia de turbinas e hidrógeno.

Infraestructuras de captura y almacenamiento de carbono: Un proyecto en Islandia construirá una terminal terrestre de almacenamiento de minerales de carbono altamente escalable, con una capacidad de almacenamiento total estimada de 880 millones de toneladas de CO2.

Contexto

El Fondo de Innovación, que cuenta con una dotación de más de 38 000 millones de euros[1] con cargo al régimen de comercio de derechos de emisión de la UE (RCDE), tiene por objeto crear incentivos financieros adecuados para que las empresas y las autoridades públicas inviertan ahora en la próxima generación de tecnologías con bajas emisiones de carbono y para dar a las empresas de la UE una ventaja que las convierta en líderes mundiales en tecnología.

La primera convocatoria de proyectos a gran escala concedió subvenciones por valor de 1 100 millones EUR a siete proyectos en industrias de gran consumo de energía, hidrógeno, captura, uso y almacenamiento de carbono y energías renovables. Se concedió ayuda para el desarrollo de proyectos a quince proyectos.

Con un aumento del 60 % de los fondos en comparación con la primera ronda del Fondo de Innovación, estamos duplicando con creces el número de proyectos que podemos subvencionar. También estamos ampliando el ámbito geográfico a más países, incluidos los de Europa Oriental, y hemos agilizado el proceso de solicitud y evaluación.

Los proyectos seleccionados en esta segunda convocatoria comenzarán a preparar sus propios acuerdos de subvención con la Agencia Ejecutiva Europea de Clima, Infraestructuras y Medio Ambiente (CINEA), que es la agencia de ejecución del Fondo. Estos acuerdos deberían ultimarse en el cuarto trimestre de 2022, lo que permitirá a la Comisión adoptar las decisiones de concesión de las subvenciones correspondientes y empezar a desembolsarlas.

En otoño, la Comisión pondrá en marcha la tercera convocatoria de proyectos a gran escala. Como se anunció en el Plan REpowerEU, la financiación disponible se duplicará hasta alcanzar unos 3 000 millones de euros para seguir promoviendo la independencia de la UE de los combustibles fósiles rusos. Se espera que vuelvan a presentarse los proyectos no seleccionados en convocatorias anteriores.

En julio de 2021, la Comisión propuso, como parte del paquete de medidas «Objetivo 55», complementar el Fondo de Innovación, que actualmente recibe 450 millones de derechos de emisión del RCDE existente en 2021-2030, con 50 millones de derechos de emisión del RCDE existente y 150 millones de derechos del nuevo régimen, que cubre las emisiones del transporte por carretera y los edificios. Además, según la propuesta, los derechos de emisión que iban a asignarse gratuitamente a los sectores industriales cubiertos por el Mecanismo de Ajuste en Frontera por Carbono se subastarán y se añadirán al Fondo de Innovación.

Instrumento de Recuperación de la Unión Europea (NextGenerationEU): la Comisión Europea respalda una evaluación preliminar positiva de la segunda solicitud de España en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia para el desembolso de 12 000 millones EUR

Instrumento de Recuperación de la Unión Europea (NextGenerationEU): la Comisión Europea respalda una evaluación preliminar positiva de la segunda solicitud de España en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia para el desembolso de 12 000 millones EUR

La Comisión Europea ha aprobado hoy una evaluación preliminar positiva de la segunda solicitud de pago de España de 12 000 millones EUR en subvenciones en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), el instrumento clave de NextGenerationEU.

El 30 de abril de 2022, España presentó a la Comisión una solicitud de pago basada en la consecución de los 40 hitos y objetivos establecidos en la Decisión de Ejecución del Consejo para el segundo tramo, entre los que se incluyen inversiones y reformas en los ámbitos de la transición ecológica y justa, el mercado laboral, las pensiones, las profesiones reguladas, la conectividad digital y la I+D. Otros ámbitos cubiertos son la sanidad, la educación, el apoyo a los grupos vulnerables, el espíritu empresarial y las microempresas, la prevención del fraude fiscal y la fiscalidad ecológica, así como un gasto público eficaz y sostenible.

Las autoridades españolas han acompañado la solicitud de pruebas detalladas y exhaustivas que demostraban el cumplimiento de los 40 hitos y objetivos. Como exige el Reglamento del MRR, España también ha confirmado que no se han revertido las medidas relacionadas con los hitos y objetivos previamente cumplidos de forma satisfactoria. Antes de presentar su evaluación preliminar positiva de la solicitud de pago, la Comisión ha evaluado exhaustivamente esta información.

El plan de recuperación y resiliencia de España abarca medidas muy amplias de inversión y reforma divididas en treinta apartados temáticos. El plan contará con el apoyo de 69 500 millones EUR en subvenciones, de los cuales el 13 % (9 000 millones EUR) ya se desembolsaron a España en concepto de prefinanciación el 17 de agosto de 2022. Además, el 27 de diciembre de 2021 se desembolsó a España un primer pago por valor de 10 000 millones EUR.

Los pagos con cargo al MRR se basan en los resultados y dependen de que los Estados miembros efectúen las inversiones y reformas expuestas en sus planes de recuperación y resiliencia.

Siguientes etapas

La Comisión ha enviado ahora su evaluación preliminar positiva del cumplimiento por parte de España de los hitos y objetivos necesarios para este pago al Comité Económico y Financiero (CEF) del Consejo, pidiendo su dictamen. El dictamen del CEF, que debe emitirse en un plazo máximo de cuatro semanas, debe tenerse en cuenta en la evaluación de la Comisión. Tras el dictamen del CEF, la Comisión adoptará la decisión final sobre el desembolso de la contribución financiera, de conformidad con el procedimiento de examen, mediante un procedimiento de comité de comitología. Tras la adopción de la Decisión por la Comisión, podrá desembolsarse la suma a España.

La Comisión evaluará futuras solicitudes de pago de España en función del cumplimiento satisfactorio de los hitos y objetivos indicados en la Decisión de Ejecución del Consejo, lo que reflejará los avances en la ejecución de las inversiones y las reformas.

Los importes desembolsados a los Estados miembros se publican en el cuadro de indicadores de recuperación y resiliencia, que muestra los avances en la ejecución de los planes nacionales de recuperación y resiliencia.

Declaraciones de los miembros del Colegio de Comisarios:

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha declarado: «Hoy tengo buenas noticias para España. Consideramos que España ha realizado avances suficientes en la ejecución de su plan nacional de recuperación como para recibir un segundo pago de NextGenerationEU. Una vez que los Estados miembros hayan dado luz verde, España recibirá 12 000 millones de euros. España mantiene un ritmo continuado de reformas en ámbitos políticos clave, como el mercado de trabajo y la sostenibilidad de las finanzas públicas. Así pues, ¡enhorabuena a España! El camino hacia la recuperación continúa, y la Comisión os acompaña a lo largo de ese camino».

Valdis Dombrovskis, vicepresidente ejecutivo para una Economía al Servicio de las Personas, ha subrayado: «Otro paso adelante para España, que cumple los siguientes 40 hitos y objetivos establecidos en su plan de recuperación y resiliencia: enhorabuena. Con esta segunda solicitud de pago, España sigue avanzando en su agenda de reformas e inversiones: en la renovación eficiente desde el punto de vista energético y en las comunicaciones móviles 5G, por ejemplo, así como con las reformas del mercado laboral y las medidas para prevenir el fraude fiscal. Una vez que los Estados miembros revisen y aprueben la evaluación de la Comisión, España deberá recibir 12 000 millones de euros en subvenciones para contribuir a que su economía siga recuperándose».

Paolo Gentiloni, comisario de Economía, ha declarado: «Hoy confirmamos los importantes avances que está realizando España en la aplicación de su ambicioso plan de recuperación y resiliencia. Una vez finalizados los procedimientos pertinentes, España puede esperar recibir 12 000 millones de euros en subvenciones para apoyar las inversiones orientadas al futuro para un crecimiento fuerte y sostenible. Las cuarenta medidas evaluadas para esta solicitud de pago incluyen reformas transformadoras del mercado laboral, acordadas con los interlocutores sociales: esto debería conducir a una mayor estabilidad laboral y a la inversión en capital humano, manteniendo al mismo tiempo la flexibilidad necesaria tanto para los trabajadores como para las empresas. El paquete también incluye la primera parte de las reformas de las pensiones previstas en el plan, que, en particular, apoyarán el poder adquisitivo de los pensionistas y adaptarán al mismo tiempo la edad de jubilación efectiva y legal. Nuestra evaluación también confirma los avances en la ejecución de las inversiones relacionadas con la transición ecológica y digital, la investigación y el desarrollo, la asistencia sanitaria, la educación y el turismo sostenible. ¡Enhorabuena España!»

Presupuesto de la UE para 2021: El informe de rendimiento destaca su contribución decisiva a la recuperación de la UE y el avance de las prioridades clave de la UE

Presupuesto de la UE para 2021: El informe de rendimiento destaca su contribución decisiva a la recuperación de la UE y el avance de las prioridades clave de la UE

En tiempos difíciles, el presupuesto de la UE, complementado por el instrumento de recuperación NextGenerationEU, siguió dando resultados para los ciudadanos de la UE, con pleno respeto de las normas más estrictas de gestión financiera. La Comisión presentó ayer el informe anual de gestión y rendimiento del presupuesto de la UE para el ejercicio presupuestario de 2021, por medio del cual la Comisión asume la responsabilidad política general de la gestión del presupuesto de la UE correspondiente al ejercicio anterior.

Johannes Hahn, comisario responsable de Presupuesto y Administración, declaró: «El presupuesto de la UE ha desempeñado un papel clave en la respuesta global de la UE a otro año extremadamente difícil. Hemos seguido apoyando la recuperación económica de la UE, al tiempo que seguimos aportando valor añadido a los ciudadanos, las empresas y las comunidades de la UE. El éxito de la puesta en marcha del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia va a dar un impulso aún mayor a las transiciones ecológica y digital».

Buenos resultados en un entorno difícil

El informe muestra que el año pasado los fondos de la UE siguieron desempeñando un papel fundamental en la respuesta de la UE a la pandemia del coronavirus y sus consecuencias. Entre los proyectos más importantes cabe citar la financiación de la introducción del certificado COVID-19 digital, la compra de material sanitario, la prestación de asistencia al personal médico y de apoyo operativo a las capacidades móviles de respuesta médica y la adquisición de vacunas para los países de renta más baja.

El informe destaca el alto nivel de flexibilidad mostrado por la Comisión en la gestión del presupuesto para hacer frente a los retos a medida que se han ido presentando, algo que la Comisión sigue haciendo también en un entorno geopolítico cambiante.

En 2021, la Comisión comenzó a contraer empréstitos para la recuperación a través de NextGenerationEU y realizó los primeros desembolsos sobre la base de los planes de recuperación y resiliencia aprobados.

Compromiso ecológico y digital

Las asignaciones para las políticas climática y digital proporcionadas con arreglo a los planes de recuperación y resiliencia aprobados en 2021 rebasan los objetivos previstos en el Derecho de la UE, lo que pone de manifiesto el verdadero compromiso de la UE con la transformación ecológica y digital.

En total, el 34,6 % del presupuesto de la UE y NextGenerationEU combinados —es decir, 146 000 millones EUR— se destinó a la lucha contra el cambio climático en 2021. Esto significa que, solo en 2021, el presupuesto de la UE ha gastado ya dos tercios del importe total que se alcanzó en el período 2014-2020. Asimismo, sitúa a la UE en un buen punto de partida para alcanzar el objetivo global para los años comprendidos entre 2021 y 2027.

Protección del presupuesto de la UE

Estos resultados se lograron garantizando al mismo tiempo la protección adecuada del presupuesto de la UE frente al fraude y las irregularidades, en beneficio de los contribuyentes. Entre las medidas para proteger el presupuesto cabe citar el sólido marco de control interno, el seguimiento constante de los riesgos (en particular los relacionados con la crisis del coronavirus) y las bien establecidas estrategias de control plurianuales que ayudan a prevenir, detectar y corregir errores, así como a determinar ámbitos de mejora.

Como resultado de los controles aplicados, se calcula que el riesgo de errores al desembolsar fondos a nuestros socios y beneficiarios es del 1,9 % del gasto total, por debajo del umbral de importancia relativa del 2 % aplicado por el Tribunal de Cuentas Europeo. Además, muchos de esos errores, correspondientes según los cálculos al 1,1 % del gasto total, se corrigen antes del cierre de los programas, lo que arroja un riesgo de errores reales del 0,8 % del gasto total al final del ciclo de vida de los programas.

Información general

Informe anual de gestión y rendimiento

Mediante el informe anual de gestión y rendimiento, la Comisión asume la responsabilidad política general de la gestión del presupuesto de la UE del ejercicio anterior. Está previsto en el artículo 318 del TFUE y en el artículo 247 del Reglamento Financiero y forma parte del paquete sobre la información financiera y contable integrada (IFAR) que la Comisión presenta al Parlamento Europeo para sustentar su solicitud de aprobación de la gestión. La aprobación de la gestión es el procedimiento mediante el cual el Parlamento Europeo evalúa la ejecución del presupuesto de la UE por parte de la Comisión.

El informe anual de gestión y rendimiento se basa en lo siguiente:

  1. los informes anuales de actividades
  2. las fichas de programa que acompañan al proyecto de presupuesto
  3. las evaluaciones de los programas de la UE
  4. el trabajo del auditor interno
  5. el trabajo del comité de seguimiento de la auditoría
  6. el trabajo del Tribunal de Cuentas Europeo

La Comisión publica el informe anual de gestión y rendimiento sobre la ejecución del presupuesto de 2021 al mismo tiempo que el proyecto de presupuesto para 2023. Estos documentos proporcionan a las partes interesadas un conjunto completo de información sobre el rendimiento, con coherencia entre el proyecto de presupuesto y los procedimientos de aprobación de la gestión. La Comisión pone así de relieve la importancia que concede al rendimiento y al papel de la información sobre el rendimiento en la planificación presupuestaria.

Además del informe principal, que es muy conciso para favorecer al máximo la accesibilidad y la legibilidad, en los anexos se proporciona información adicional valiosa. En concreto:

–         En el anexo 1, «Prioridades horizontales», se presenta un resumen de alto nivel del rendimiento del presupuesto de la UE en 2021 en relación con las prioridades clave de la Comisión;

–         en el anexo 2, «Control interno y gestión financiera», se explica cómo la Comisión ha protegido los recursos de la UE pese a los retos planteados por la pandemia de coronavirus;

–         en el anexo 3, «Mecanismo de Recuperación y Resiliencia», se describen este nuevo instrumento basado en los resultados al servicio de la recuperación de la UE y sus principales logros hasta la fecha;

–         en el anexo 4, «Resumen de la ejecución por programas», se incluyen fichas de rendimiento breves y fáciles de leer sobre cada programa de gasto de la UE.

–         En otros anexos técnicos se exponen, en particular, los resultados detallados de los controles y las medidas preventivas y correctoras adoptadas en 2021.

Presupuesto de la UE para 2023: capacitar a Europa para que siga conformando un mundo cambiante

Presupuesto de la UE para 2023: capacitar a Europa para que siga conformando un mundo cambiante

Banner NextGenerationEU @ Berlaymont

La Comisión propuso ayer un presupuesto anual de la UE por valor de 185 600 millones de euros para 2023, que se complementará con unos 113 900 millones de euros en concepto de subvenciones con cargo a NextGenerationEU. El presupuesto de la UE seguirá destinando cuantiosas inversiones para fomentar la autonomía estratégica de Europa y la recuperación económica en curso, salvaguardar la sostenibilidad y crear empleo. La Comisión seguirá dando prioridad a las inversiones en los sectores ecológico y digital, al tiempo que satisfará las necesidades apremiantes derivadas de las crisis recientes.

 

El comisario Johannes Hahn responsable del Presupuesto de la UE, declaró lo siguiente: «Seguimos aportando cantidades extraordinarias en concepto de financiación para sostener la recuperación de Europa y hacer frente a las dificultades actuales y futuras. El presupuesto sigue siendo un instrumento importante de la Unión a la hora de aportar un claro valor añadido a la vida de las personas. Ayuda a Europa a conformar un mundo cambiante, en el que trabajamos juntos en pro de la paz, la prosperidad y nuestros valores europeos».

 

El proyecto de presupuesto para 2023, dinamizado por NextGenerationEU, está pensado de forma que satisfaga las necesidades de recuperación más cruciales de los Estados miembros de la UE y de nuestros socios del mundo entero. Estos medios financieros seguirán reconstruyendo y modernizando la Unión Europea y reforzando la categoría de Europa como interlocutor firme a escala mundial y socio fiable.

 

Según las conclusiones del Consejo Europeo de 31 de mayo de 2022, más adelante este año se presentarán propuestas adicionales para financiar los efectos de la guerra en Ucrania, tanto en el exterior como en el interior, sobre la base de una evaluación más exacta de las necesidades.

 

El presupuesto refleja las prioridades de la UE, que son cruciales para garantizar una recuperación sostenible y fortalecer la resiliencia de Europa. Para ello, la Comisión propone asignar (en créditos de compromiso):

 

–        103 500 millones de euros en subvenciones de NextGenerationEU con cargo al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) para sostener la recuperación económica y el crecimiento tras la pandemia de coronavirus y hacer frente a los retos que plantea la guerra de Ucrania.

 

–        53 600 millones de euros para la política agrícola común y 1 100 millones de euros para el Fondo Europeo Marítimo, de Pesca y de Acuicultura, en beneficio de los agricultores y pescadores europeos, y también para reforzar la resiliencia de los sectores agroalimentario y pesquero y facilitar el margen necesario para gestionar las crisis a la luz de las dificultades previstas en materia de suministro alimentario a escala mundial.

 

–        46 100 millones de euros para el desarrollo regional y la cohesión para sostener la cohesión económica, social y territorial, así como las infraestructuras de apoyo a la transición ecológica y los proyectos prioritarios de la Unión.

 

–        14 300 millones de euros en apoyo de nuestros socios e intereses en el mundo, de los cuales 12 000 millones de euros con cargo al Instrumento de Vecindad, Cooperación al Desarrollo y Cooperación Internacional – Europa Global (IVCDCI – Europa Global), 2 500 millones de euros para el Instrumento de Ayuda Preadhesión (IAP III) y 1 600 millones de euros para Ayuda Humanitaria (HUMA).

 

–        13 600 millones de euros para investigación e innovación, de los cuales 12 300 millones de euros se destinan a Horizonte Europa, el programa emblemático de investigación de la UE. Podría recibir 1 800 millones de euros adicionales en concepto de subvenciones con cargo a NextGenerationEU.

 

–        4 800 millones de euros para inversiones estratégicas europeas, de los cuales 341 millones de euros para InvestEU para prioridades clave (investigación e innovación, doble transición ecológica y digital, sector sanitario y tecnologías estratégicas), 2 900 millones de euros para el Mecanismo «Conectar Europa» a fin de mejorar las infraestructuras transfronterizas, y 1 300 millones de euros para el programa Europa Digital para configurar el futuro digital de la Unión. InvestEU podría recibir 2 500 millones de euros adicionales en concepto de subvenciones con cargo a NextGenerationEU.

 

–        4 800 millones de euros para las personas, la cohesión social y los valores, de los cuales 3 500 millones euros para Erasmus+ a fin de brindar oportunidades de educación y movilidad a las personas, 325 millones de euros para apoyar a artistas y creadores en toda Europa, y 212 millones euros para promover la justicia, los derechos y los valores.

 

–        2 300 millones de euros para medio ambiente y acción por el clima, de los cuales 708 millones de euros para el programa LIFE a fin de sostener la mitigación del cambio climático y la adaptación al mismo, y 1 500 millones de euros para el Fondo de Transición Justa para velar por que la transición ecológica funcione para todos. El Fondo de Transición Justa podría recibir 5 400 millones de euros adicionales en concepto de subvenciones con cargo a NextGenerationEU.

 

–        2 200 millones de euros para gastos dedicados al espacio, principalmente para el Programa Espacial Europeo, que aglutinará la actuación de la Unión en este ámbito estratégico.

 

–        2 100 millones de euros para la protección de nuestras fronteras, de los cuales 1 100 millones de euros para el Fondo para la Gestión Integrada de las Fronteras (FGIF) y 839 millones de euros para la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex).

 

–        1 600 millones de euros para gastos relacionados con la migración, de los cuales 1 400 millones de euros se destinan a apoyar a los migrantes y solicitantes de asilo en consonancia con nuestros valores y prioridades.

 

–        1 200 millones de euros para hacer frente a los retos de defensa y seguridad comunes, de los cuales 626 millones de euros para sostener el desarrollo de capacidades y la investigación con cargo al Fondo Europeo de Defensa (FED), y 237 millones de euros para apoyar la movilidad militar.

 

–        927 millones de euros para garantizar el funcionamiento del mercado único, incluidos 593 millones de euros para el Programa para el Mercado Único y casi 200 millones de euros para la labor en materia de lucha contra el fraude, fiscalidad y aduanas.

 

–        732 millones de euros para EU4Health a fin de garantizar una respuesta sanitaria integral a las necesidades de las personas, y 147 millones de euros para el Mecanismo de Protección Civil de la Unión (rescEU) al efecto de poder desplegar asistencia operativa rápidamente en caso de crisis.

 

–        689 millones de euros para la seguridad, de los cuales 310 millones de euros se destinarán al Fondo de Seguridad Interior (FSI), que luchará contra el terrorismo, la radicalización, la delincuencia organizada y la ciberdelincuencia.

 

–        138 millones de euros para conexiones seguras por satélite en el marco de la propuesta de un nuevo programa de la Unión, el programa de conectividad segura de la Unión.

 

–        Se preverán recursos presupuestarios para la Ley Europea de Chips con cargo a Horizonte Europa y mediante redistribución a partir de otros programas.

 

El proyecto de presupuesto para 2023 forma parte del presupuesto a largo plazo de la Unión adoptado por los jefes de Estado y de Gobierno a finales de 2020, con sus ajustes técnicos posteriores, y persigue convertir sus prioridades en resultados anuales. Por lo tanto, una parte significativa de los fondos se dedicará al clima, en consonancia con el objetivo de destinar el 30 % del presupuesto a largo plazo y del instrumento de recuperación NextGenerationEU a esta prioridad política.

 

Contexto

 

El proyecto de presupuesto de la UE para 2023 comprende gastos con cargo a NextGenerationEU, que se financiarán mediante préstamos obtenidos en los mercados de capitales, y gastos cubiertos por los créditos correspondientes a los límites máximos del presupuesto a largo plazo, que se financian con los recursos propios. En el caso de estos últimos, en el proyecto de presupuesto se proponen dos importes para cada programa: créditos de compromiso y créditos de pago. Los «créditos de compromiso» hacen referencia a la financiación que puede acordarse en contratos en un año determinado; los «créditos de pago» son el dinero realmente desembolsado. El presupuesto de la UE para 2023 se eleva a 186 600 millones de euros en créditos de compromiso y a 166 300 millones de euros en créditos de pago. Todas las cantidades se expresan en precios corrientes.

 

Los pagos reales de NextGenerationEU (y las necesidades de financiación para las que la Comisión Europea buscará financiación en el mercado) podrían ser inferiores y se basarán en estimaciones precisas que evolucionarán con el tiempo. La Comisión seguirá publicando planes semestrales de financiación con información sobre sus volúmenes de emisión previstos en los próximos meses.

 

Con un presupuesto de hasta 807 000 millones de euros a precios corrientes, NextGenerationEU contribuye a que la UE se recupere de los daños económicos y sociales inmediatos causados por la pandemia de coronavirus y permite a la UE reaccionar ante crisis como la guerra de Ucrania. El instrumento temporal también contribuye a la reconstrucción de Europa, una vez superada la COVID-19, para que sea más ecológica, digital, resiliente y esté mejor preparada para los retos actuales y futuros. Los contratos y compromisos con cargo a NextGenerationEU podrán celebrarse hasta finales de 2023, y los pagos vinculados a los empréstitos se efectuarán hasta finales de 2026.

Fondos de cohesión para ayudar a las personas que huyen de la invasión de Ucrania por parte de Rusia

Fondos de cohesión para ayudar a las personas que huyen de la invasión de Ucrania por parte de Rusia
The European and Ukrainian flags

 

La Comisión adoptó ayer una propuesta de Acción de Cohesión para los Refugiados en Europa (CARE) que permite a los Estados miembros y las regiones prestar asistencia urgente a las personas que huyen de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. CARE introduce la flexibilidad necesaria en las normas de la política de cohesión 2014-2020 para permitir una rápida reasignación de la financiación disponible para esa asistencia urgente. Además, la dotación para 2022 de los fondos de Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa («REACT-UE»), de 10 000 millones de euros, también puede utilizarse para hacer frente a estas nuevas necesidades, en el marco del objetivo general de la recuperación posterior a la pandemia.

 

Elisa Ferreira, comisaria de Cohesión y Reformas, declaró: «La UE se solidariza con Ucrania frente a la brutal invasión de la Federación de Rusia. Las propuestas de hoy facilitarán y agilizarán la movilización de los fondos de cohesión para ayudar a las personas que huyen de la guerra en Ucrania, y también para ayudar a los Estados miembros y las regiones de primera línea que las acogen. Además, el excepcional porcentaje de cofinanciación del 100 % aplicado en respuesta a la pandemia se prorrogará un año; invito al Parlamento Europeo y al Consejo a que estudien rápidamente esta propuesta para que los Estados miembros y las regiones puedan hacer uso de estas nuevas oportunidades lo antes posible».

El comisario de Empleo y Derechos Sociales, Nicolas Schmit, añadió: «Con la propuesta de hoy, la UE garantizará ayuda inmediata a quienes huyen de Ucrania. Los Estados miembros podrán utilizar los fondos de cohesión para ayudar a los refugiados a buscar empleo, empezar o continuar su educación, o acceder a servicios de cuidado infantil. También pueden recibir ayuda para asesoramiento, formación y asistencia psicológica. La financiación del Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas también será fundamental para proporcionar alimentos y asistencia material básica, muy necesarios».

Ejemplos de asistencia urgente

CARE ayudará a los Estados miembros a prestar asistencia urgente para cubrir las necesidades básicas de las personas que huyen de la invasión rusa de Ucrania. Estas necesidades incluyen el acceso a servicios como el alojamiento temporal, el suministro de alimentos y agua o la atención médica.

CARE también puede mejorar la capacidad de los Estados miembros para satisfacer las necesidades de los refugiados apoyando, por ejemplo, las infraestructuras, equipos o personal adicionales necesarios para satisfacer las necesidades de los refugiados. Además, los Estados miembros pueden utilizar esta financiación para desarrollar soluciones a medida para la integración a largo plazo de las personas de origen migrante, mediante inversiones en vivienda, educación, empleo, sanidad, inclusión y asistencia social, u otros servicios sociales.

Las ayudas de la política de cohesión complementarán las ayudas del Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) y otras fuentes de financiación. La Comisión también propuso ayer prorrogar el período de ejecución del capital disponible para los Estados miembros en el marco de los fondos para asuntos de interior 2014-2020, que liberarían alrededor de 420 millones de euros de ayuda adicional.

Un instrumento excepcional en circunstancias excepcionales

CARE introduce cuatro cambios principales en las normas de la política de cohesión para maximizar la rapidez y facilidad con la que los Estados miembros pueden ayudar a las personas que huyen de Ucrania, manteniendo al mismo tiempo las ayudas para la recuperación de las regiones:

  • A fin de aliviar las presiones presupuestarias nacionales, en particular debido al prolongado impacto de la pandemia de COVID-19, para el ejercicio contable 2021-2022, se ampliará la posibilidad de 100 % de cofinanciación de la UE para los fondos de la política de cohesión 2014-2020.
  • Los Estados miembros y las regiones tendrán la posibilidad de utilizar recursos tanto del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) como del Fondo Social Europeo (FSE) para cualquier tipo de medidas que tengan por objeto ayudar a las personas que huyen de Ucrania. Gracias a esta flexibilidad, cualquiera de los dos fondos podrá contribuir por su parte a proyectos que, por lo general, se hubiesen financiado a través del otro fondo.
  • El gasto de los Estados miembros en cualquier acción de ayuda a las personas que huyen de Ucrania podrá optar a las ayudas de la UE con carácter retroactivo a partir de la fecha de inicio de la invasión rusa (24 de febrero de 2022).
  • Se simplificará el procedimiento de presentación de informes y de modificación del programa.

Próximas etapas

Las modificaciones propuestas del Reglamento sobre disposiciones comunes y del Reglamento relativo al Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas deben ser aprobadas por el Parlamento Europeo y el Consejo.

Contexto

Desde el inicio de la crisis en Ucrania, en 2014, la UE y sus Estados miembros han aportado más de 1 000 millones de euros en ayuda humanitaria y de recuperación temprana al país. Desde la invasión de Ucrania por parte de Rusia, se han incrementado las ayudas al pueblo ucraniano. Al aumentar la ayuda humanitaria y ofrecer apoyo financiero y operativo a los Estados miembros y Moldavia, la UE y sus Estados miembros están proporcionando un refugio seguro a las personas que huyen de la guerra en Ucrania. La UE también ha reaccionado rápida y decisivamente a la invasión por parte de Rusia mediante la adopción de sanciones que tendrán enormes y gravísimas consecuencias para este país.

La propuesta de CARE presentada ayer aporta mayor flexibilidad en el marco de la política de cohesión 2014-2020, teniendo en cuenta la urgencia con la que se debe hacer frente a los retos migratorios derivados de la invasión militar de Rusia.

REACT-UE proporciona asistencia para contribuir a la reparación de la crisis en el contexto de la pandemia de COVID-19 y sus consecuencias sociales, y para preparar una recuperación verde, digital y resiliente de la economía. Se financia con cargo a NextGenerationEU y también puede ser utilizado por los Estados miembros para aumentar la dotación de los programas financiados en el marco del Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas.

Una parte significativa de los 10 000 millones de euros de REACT-UE de 2022 también está a disposición de los Estados miembros para contribuir a proyectos destinados a ayudar a las personas que huyen de Ucrania, en consonancia con el objetivo general de la recuperación posterior a la pandemia, sin necesidad de cambios legislativos. Los recursos REACT-UE ya se benefician de una aplicación flexible en ciertos casos, y ahora se propone aplicar esa flexibilidad a la política de cohesión 2014-2020.

La presidenta de la Comisión Europea visitará Madrid el próximo miércoles

Representación en España de la Comisión Europea | 11.06.21

El próximo miércoles, 16 de junio, Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, comienza una gira por diversas capitales europeas en relación con la evaluación de sus respectivos Planes Nacionales de Recuperación y Resiliencia y NextGenerationEU.

Von der Leyen comienza su gira con Portugal y España. Durante su visita a Madrid tendrá la oportunidad de conocer proyectos en línea con las prioridades establecidas por la Comisión Europea para impulsar la recuperación tras la crisis de la COVID-19.

Al día siguiente, visitará Grecia y Dinamarca y el viernes, Luxemburgo.