consejo de la UE

El Consejo adopta una exención temporal del IVA para «compra y donación»

Consejo de la UE | 13.07.21

El Consejo ha adoptado hoy una modificación a la Directiva del IVA por la que se introduce una exención temporal del IVA aplicable a las importaciones y a determinados suministros en respuesta a la pandemia de COVID-19. La Directiva de «compra y donación» facilitará la adquisición por parte de la Comisión y de los organismos de la UE de bienes y servicios para su distribución gratuita a los Estados miembros en el contexto de la crisis actual de salud pública.

Gracias a esta actualización, las adquisiciones de bienes y servicios por parte de un órgano de la UE en nombre de los Estados miembros en respuesta a la emergencia planteada por la pandemia de COVID-19 se han añadido de manera temporal a la lista de operaciones exentas que figura en la Directiva del IVA. La nueva exención permitirá un mayor número de donaciones a los Estados miembros y a sus instituciones, puesto que aliviará las cargas presupuestarias y administrativas que sufrían los órganos de la UE y que obstaculizaban el proceso.

Gracias a esta modificación, la Comisión y los organismos de la UE podrán optimizar la utilización del presupuesto de la UE para combatir las consecuencias de la pandemia de COVID-19. Una vez finalizada esta situación de emergencia, se restablecerán los tipos aplicables de IVA.

Contexto y siguientes etapas

La Comisión presentó su propuesta el 12 de abril de 2021 para atender al hecho de que las exenciones del IVA aplicable a las adquisiciones realizadas por un organismo de la UE se limitaban a las destinadas al uso oficial del organismo. Las exenciones no se aplicaban a las adquisiciones efectuadas para donaciones a los Estados miembros o, por ejemplo, a autoridades sanitarias u hospitales, puesto que estos no se consideraban usos oficiales. Esta exención del IVA ampliará los recursos disponibles para el suministro de bienes y servicios a los Estados miembros en el contexto de la pandemia de COVID-19.

Esta Directiva se aplicará con carácter retroactivo a partir del 1 de enero de 2021, para cubrir las medidas ya en curso destinadas a hacer frente a los efectos de la pandemia.

Ir a la página de la reunión

El Consejo da luz verde a los primeros desembolsos para la recuperación

Consejo de la UE | 13.07.21

Los ministros de Economía y Hacienda de la UE han adoptado hoy el primer lote de decisiones de ejecución del Consejo sobre la aprobación de los planes nacionales de recuperación y resiliencia. Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovaquia, España, Francia, Grecia, Italia, Letonia, Luxemburgo y Portugal han recibido luz verde para el uso de los fondos de recuperación y resiliencia de la UE para impulsar sus economías y recuperarse de las consecuencias de la COVID-19. Gracias a la adopción de las decisiones de ejecución del Consejo relativas a la aprobación de los planes, los Estados miembros pueden firmar acuerdos de subvención y de préstamo que permiten una prefinanciación de hasta el 13 %.

La Comisión remitió al Consejo en junio una evaluación positiva de los planes de los doce Estados miembros, acompañada de las propuestas de decisiones del Consejo relativas a la aprobación de dichos planes. Los doce Estados miembros han solicitado la prefinanciación de los fondos asignados. Las decisiones que el Consejo ha adoptado hoy constituyen el último paso antes de que los Estados miembros puedan celebrar acuerdos de subvención y de préstamo con la Comisión y comenzar a recibir fondos que les permitan ejecutar sus planes nacionales.

Las decisiones del Consejo de Asuntos Económicos y Financieros sobre casi la mitad de los planes nacionales constituyen un gran paso adelante en la recuperación económica de Europa. Permiten que los Estados miembros firmen los primeros acuerdos de financiación y que se realicen los pagos de prefinanciación. Con el apoyo de la UE, los Estados miembros pueden iniciar las reformas e inversiones necesarias para la recuperación, reforzando y transformando así nuestras economías. Las decisiones adoptadas por el Consejo permitirán que los Estados miembros utilicen los fondos no solo para recuperarse de la crisis de la COVID-19, sino también para crear una Europa resiliente, más ecológica, digital, innovadora y competitiva para las próximas generaciones de la UE.

Andrej Šircelj, ministro de Hacienda de Eslovenia

La ayuda financiera de la UE procedente del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, dotado con 672 500 millones de euros, tiene por objeto impulsar la recuperación económica de Europa apoyando las reformas y proyectos de inversión de los Estados miembros. Las medidas aprobadas en los planes nacionales se centran en seis ámbitos de actuación (los denominados «pilares») establecidos en el Reglamento por el que se establece el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia; entre ellos, la transición ecológica; la transformación digital; el crecimiento inteligente, sostenible e integrador; y la cohesión social y territorial.

Entre las medidas que cada Estado miembro puede adoptar para lograr la recuperación y reforzar la resiliencia de la UE se encuentran, por ejemplo, la descarbonización de la industria, la renovación de edificios, la digitalización de la administración pública y el reciclaje profesional de la población activa. Los planes abordan también las recomendaciones específicas por país señaladas en el transcurso de los debates del Semestre Europeo de 2019 y de 2020.

Contexto y siguientes etapas

El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia es el elemento principal de Next Generation EU, el paquete de recuperación para revitalizar la economía de la UE tras la pandemia de COVID-19 y hacer frente al mismo tiempo a los principales retos de nuestro tiempo, como la transición climática y la transformación digital. Para recibir ayuda del Mecanismo, los Estados miembros deben presentar a la Comisión sus planes de recuperación y resiliencia, que esta evalúa en función de las recomendaciones específicas por país y de los seis pilares del Mecanismo.

Una vez presentado un plan, y salvo que se acuerde un aplazamiento con el Estado miembro, la Comisión dispone de dos meses para evaluarlo y proponer una decisión de ejecución del Consejo relativa a su aprobación. Seguidamente el Consejo examina la propuesta en un plazo de cuatro semanas, por regla general. Tras la adopción de la propuesta de decisión, el Estado miembro puede firmar acuerdos de financiación bilaterales con la Comisión y recibir la prefinanciación acordada en el plazo de dos meses.

Los demás desembolsos con cargo al Mecanismo se basarán en una evaluación positiva de la ejecución del plan de recuperación y resiliencia, teniendo en cuenta el logro de los hitos y objetivos que se recogen en cada plan.

 

 

Pilar Europeo de Derechos Sociales y derrotar el COVID19, los grandes retos de la Presidencia portuguesa del Consejo

Pilar Europeo de Derechos Sociales y derrotar el COVID19, los grandes retos de la Presidencia portuguesa del Consejo

Año Nuevo. Presidencia del Consejo Nueva. Tras una exitosa presidencia de Alemania, en la que se consiguió alcanzar un Brexit con acuerdo con Reino Unido y aprobar el marco financiero plurianual para el periodo 2021-2027, ahora le toca el turno a nuestra vecina Portugal asumir el liderazgo político en la Unión Europea para afrontar los próximos seis meses. Un semestre marcado por la lucha contra la tercera ola de Coronavirus y el objetivo de la inmunidad de rebaño contra la pandemia del Covid19. Desde que entrara a formar parte de la actual Unión Europea en 1986, será la quinta vez que Portugal ejerce la presidencia desde su adhesión.

Pilar Europeo de Derechos Sociales y vencer de una vez por todas la pandemia del Covid19. Esos serán los grandes retos a los que se enfrenta la Presidencia portuguesa del Consejo. En un momento en el que la incidencia acumulada en la mayoría de la Unión Europea supera los 500 contagios por cada 100.000 habitantes, Portugal apuesta firmemente por el Modelo Social Europeo y por una Europa de la Salud. De hecho, el próximo mes de mayo, tendrá lugar la Presidencia Portuguesa celebrará una Cumbre Social en Oporto.

Coincidiendo temporalmente el fin de su Semestre rotatorio con la meta marcada en el programa de vacunación (obtener la inmunidad de rebaño con un 70% de la población vacunada en junio), la intención lusa es priorizar dicho deseo ya que la recuperación económica y social vendrán de la mano de la superación de la crisis sanitaria actual.

En esta línea, Portugal no perderá de vista que la recuperación deberá velar por los derechos sociales de los europeos y por una transición verde justa, aunando impulso económico, dentro del Marco Financiero Plurianual “Next Generation”, con una Europa digital y ecológicamente responsable.

Además, Portugal sueña con arribar a una autonomía estratégica desde un punto de vista paneuropeo en aras de reducir la dependencia con países terceros en sectores clave como la Salud.

Relaciones con el resto del mundo

La Presidencia portuguesa considera primordial reforzar las relaciones entre África y la UE, ya que se trata de nuestro entorno más inmediato. Así, se recuerda que las cumbres euroafricanas celebradas recientemente fueron promovidas por Portugal, tanto en el año 2000, como en 2007.

Al otro lado del Atlántico, Portugal mirará con especial atención a América Latina, lugar en el que el Acuerdo con Mercosur pretende convertirse en realidad de facto, a pesar de las dudas que genera el presidente brasileño Bolsonaro al respecto.

Con respecto al continente asiático, en India, se intentará mantener una cumbre coincidiendo con la Cumbre Social de Mayo y con China, entre los objetivos principales, se encuentra el de intentar equilibrar la relación oriental tras el acuerdo con el gigante asiático y asegurar nuestra autonomía estratégica desde el punto de vista digital y verde.

Conferencia sobre el Futuro de Europa

Aunque aún no hay fecha fijada exacta, Portugal plantea dos cuestiones para reflexionar sobre este interrogante propuesto a la población europea:

  • ¿Qué Europa queremos?
  • ¿Qué lugar ocuparemos en el mundo?

Las respuestas a estas dos grandes incógnitas diseñarán un Futuro de Europa con una mayor participación ciudadana en el diseño de sus políticas y encuentro trasfronterizo de jóvenes, si es posible durante el semestre de presidencia portuguesa.

Los diversos Estados miembros asumen la Presidencia del Consejo por turnos de seis meses. Durante un semestre, el Estado de turno preside las sesiones en todos los niveles del Consejo, contribuyendo a garantizar la continuidad del trabajo de la UE en esa institución.

Los Estados miembros que ejercen la Presidencia colaboran estrechamente en grupos de tres, denominados “tríos”. Este sistema fue instaurado por el Tratado de Lisboa en 2009. El trío fija los objetivos a largo plazo y elabora un programa común con los temas y principales asuntos que abordará el Consejo en un periodo de dieciocho meses. Con arreglo a este programa, cada uno de los tres países elabora su programa semestral con mayor detalle. El trío actual está integrado por las Presidencias alemana, portuguesa y eslovena.

 

Tu Europa

Europe Direct Contact Centre

Portal Europa

Representación de la Comisión Europea

logo-800x450-02 (1)

Presidencia Checa del Consejo de la UE

logo_europa

Red de información Europea de andalucía

Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior

Universidad de Sevilla

Copyright © 2020 Europe Direct Sevilla · Facultad de Derecho · C\Enramadilla 18-20 · 41018 Sevilla | europedirect@us.es · tlf: 955 42 00 53