UE

Etiquetas energéticas de la UE más sencillas para los productos de iluminación aplicables desde el 1 de septiembre

Comisión Europea | 01.09.21

Para ayudar a los consumidores de la UE a reducir su factura energética y su huella de carbono, desde hoy empezará a aplicarse en todas las tiendas y puntos de venta en línea una nueva versión de la etiqueta energética de la UE, ampliamente reconocida, a las bombillas y otros productos de iluminación. Este paso se da como consecuencia de la considerable mejora de la eficiencia energética en este sector experimentada en los últimos años, que ha supuesto que cada vez más «fuentes luminosas» (como las bombillas y los módulos LED) hayan obtenido las etiquetas A+ o A++ según la escala actual. El cambio más importante consiste en volver a utilizar una escala más sencilla (A-G).

En palabras de Kadri Simson, comisaria de Energía de la UE: «En los últimos años, nuestras lámparas y otros productos de iluminación se han hecho tan eficientes que más de la mitad de los LED se clasifican actualmente en la categoría A++. La actualización de las etiquetas ayudará a los consumidores a reconocer cuáles son los mejores productos de su categoría, lo que a su vez les ayudará a ahorrar energía y dinero en sus facturas. Gracias a una iluminación más eficiente desde el punto de vista energético seguiremos reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero y contribuyendo a que la UE llegue a ser climáticamente neutra de aquí a 2050».

La nueva escala es más estricta y está diseñada de manera que muy pocos productos puedan alcanzar inicialmente las clasificaciones «A» o «B», lo que deja espacio para que se vayan introduciendo gradualmente en el mercado productos más eficientes. Los productos más eficientes desde el punto de vista energético que se comercializan en la actualidad normalmente irán etiquetados a partir de ahora como «C» o «D». Las etiquetas incluirán varios elementos nuevos, como un enlace QR a una base de datos para toda la Unión en la que los consumidores podrán acceder a más información sobre el producto.

Con el fin de permitir la venta de las existencias actuales, las normas establecen un período de dieciocho meses durante el cual los productos que lleven la antigua etiqueta podrán seguir comercializándose en puntos físicos de venta al por menor. Sin embargo, en el caso de las ventas en línea, las antiguas etiquetas tendrán que ser sustituidas por las nuevas en un plazo de catorce días hábiles.

A las medidas adoptadas ayer las precede un reajuste de la etiqueta energética efectuado el 1 de marzo de 2021 y aplicable a otras cuatro categorías de productos: frigoríficos y congeladores, lavavajillas, lavadoras y televisores (y otros monitores externos). Sobre la base de las normas de diseño ecológico de la UE, la Comisión Europea está trabajando también en la actualización del etiquetado de productos como las secadoras, los aparatos de calefacción local, los acondicionadores de aire, los aparatos de cocina, las unidades de ventilación, los armarios de refrigeración profesionales, los radiadores y calentadores de agua y las calderas de combustible sólido, y considerando la introducción de nuevas etiquetas energéticas para los paneles solares.

Producto de iluminación de categoría reajustada

Contexto

Las tecnologías de las fuentes luminosas evolucionan constantemente, mejorando así la eficiencia energética. Los módulos LED, la tecnología de iluminación más eficiente que existe desde el punto de vista energético para casi todas las aplicaciones, han tenido una rápida aceptación en el mercado de la UE: del 0 % de las lámparas vendidas en 2008 al 22 % en 2015. Entre 2009 y 2015, la eficiencia energética media de los LED se cuadruplicó y los precios disminuyeron significativamente: en 2017 la lámpara LED típica para uso doméstico era un 75 % más barata que en 2010, y la lámpara LED típica para oficinas, un 60 %.

Se calcula que en 2020 se vendieron aproximadamente 1 500 millones de fuentes luminosas en la UE, pero es probable que esta cifra disminuya a 600 millones en 2030 (es decir, que se reduzca en un 60 %), a pesar de que el número de fuentes luminosas utilizadas aumentará en más de un 17 %. Esto se debe a la mayor eficiencia energética y, en particular, a la prolongación de la vida útil de las fuentes luminosas de LED. El hogar medio de la UE compró siete fuentes luminosas en el año 2010, para pasar a comprar cuatro en 2020, y se prevé que esta cifra caiga a menos de una al año de aquí a 2030.

La Comisión ha llevado a cabo una evaluación de impacto de las nuevas normas que indica que, en comparación con una hipotética situación en la que no se apliquen medidas de diseño ecológico de la UE, los cambios supondrán un ahorro de 7 millones de toneladas equivalentes de CO2 al año de aquí a 2030. Esto se añade al ahorro de 12 millones de toneladas equivalentes de CO2 ya previsto en los Reglamentos adoptados en 2009 y 2012.

Las nuevas categorías de las etiquetas reajustadas se acordaron tras un proceso de consulta riguroso y totalmente transparente, que contó con la estrecha participación de las partes interesadas y los Estados miembros en todas las etapas, y con el control por parte del Consejo y el Parlamento Europeo —así como con las nuevas normas acordadas en 2019, mediante las que se informó con una antelación suficiente a los fabricantes—. Como se exige en el Reglamento marco, otros grupos de productos se «reajustarán» en los próximos años, entre ellos las secadoras, los aparatos de calefacción local, los acondicionadores de aire, los aparatos de cocina, las unidades de ventilación, los armarios de refrigeración profesionales, los radiadores y calentadores de agua y las calderas de combustible sólido.

La etiqueta energética de la Unión es un distintivo ampliamente reconocido de los productos domésticos, como las bombillas, los televisores o las lavadoras, y durante más de veinticinco años ha permitido a los consumidores estar mejor informados a la hora de elegir. En una encuesta (Eurobarómetro) a escala de la Unión realizada en 2019, el 93 % de los consumidores confirmó que reconocía la etiqueta y el 79 %, que esta había influido en su decisión sobre qué producto comprar. Junto con los requisitos mínimos de rendimiento armonizados («diseño ecológico»), se calcula que las normas de la Unión sobre etiquetado energético reducirán el gasto de los consumidores en decenas de miles de millones de euros cada año, ofreciendo al mismo tiempo otros muchos beneficios para el medio ambiente y para los fabricantes y minoristas.

Más información

Página web sobre etiquetado energético y diseño ecológico

Vídeo de animación: «¿Qué es la eficiencia energética?»

 

La Comisión publica convocatorias por valor de 12 millones de euros en apoyo de los medios informativos y de la esfera pública de la UE

Comisión Europea | 03.08.21

La Comisión ha publicado cuatro nuevas convocatorias de propuestas destinadas a fomentar una esfera pública dinámica y diversa y a promover el acceso de los ciudadanos a información fiable en toda la UE. Una de estas convocatorias financiará contenidos multimedia multilingües sobre asuntos de la UE a través de plataformas digitales; otra tiene por objeto aumentar la producción de contenidos en este ámbito a través de una red de emisoras de radio. Además, un proyecto piloto apoyará las redes de medios de comunicación juveniles que produzcan contenidos que estimulen la reflexión sobre asuntos de actualidad mediante formatos y actos pensados para las redes sociales. Además, se ha presentado una acción preparatoria para plataformas de medios de comunicación, en la que participan organismos de radiodifusión y editores, con el objetivo de mejorar el acceso de los ciudadanos a información fiable.

Estas convocatorias representan, en conjunto, unos 12 millones de euros de financiación de la UE. Todos los proyectos financiados funcionarán con total independencia editorial. Věra Jourová, vicepresidenta responsable de Valores y Transparencia, ha declarado al respecto: «La pandemia ha puesto de manifiesto el papel clave de los medios de comunicación como fuentes de información, pero también ha socavado la situación económica del sector. Estamos aumentando y diversificando nuestras fuentes de financiación a nivel europeo, proporcionando nuevas oportunidades, herramientas y asistencia. Esperamos que los Estados miembros hagan lo mismo, respetando plenamente la independencia de los medios». Por su parte, el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, ha declarado: «El sector de los medios de comunicación se ha visto gravemente afectado por los retos de la pandemia, por lo que ahora es prioritario aumentar su resiliencia y fomentar la innovación. Mediante iniciativas de este tipo seguimos promoviendo y defendiendo un ecosistema mediático libre y plural, poniendo el acento en la juventud europea y en la colaboración, para ayudar a las personas a comparar diferentes puntos de vista más allá de las fronteras».

Estas nuevas convocatorias se basan en otras dos recientemente lanzadas para apoyar al sector de los medios de comunicación: una primera dirigida a las asociaciones de periodistas para fomentar la colaboración transfronteriza a escala sectorial entre las organizaciones europeas de medios de comunicación en el marco del nuevo programa Europa Creativa, y otra financiada a través de Horizonte Europa, para financiar proyectos centrados en la innovación en los medios de comunicación. Estas iniciativas forman parte de un esfuerzo más amplio en favor de un entorno mediático libre, viable y plural en toda la UE, tal como se anunció en el Plan de Acción para la Democracia Europea y en el Plan de acción para los medios de comunicación y el sector audiovisual. En este enlace puede accederse a más información sobre estas y otras convocatorias en apoyo al sector de los medios de comunicación. Se ha desarrollado también una herramienta de seguimiento para ayudar a los medios de comunicación a encontrar oportunidades de financiación. Los profesionales de los medios de comunicación también pueden encontrar ayuda a nivel nacional a través de los puntos nacionales de contacto de Europa Creativa.

 

Coronavirus: el 70 % de la población adulta de la UE está totalmente vacunada

Comisión Europea | 01.09.21

Hoy la UE ha alcanzado un hito crucial, con una vacunación completa del 70 % de la población adulta. En total, más de 256 millones de adultos en la UE han recibido una pauta completa de vacunación. Hace siete semanas, antes de lo previsto, se alcanzó el objetivo de la Comisión en cuanto a suministro de dosis de vacunas: proporcionar a los Estados miembros, antes de finales de julio, suficientes dosis para administrar la pauta completa de vacunación al 70 % de la población adulta de la UE.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha declarado: «Haber alcanzado la vacunación completa del 70 % de los adultos de la UE ya en agosto es un gran logro. La estrategia de la UE basada en avanzar juntos está dando resultados y ha situado a Europa en la vanguardia de la lucha mundial contra la COVID-19. Pero la pandemia no ha terminado y debemos seguir combatiéndola. Hago un llamamiento a que todos los que puedan se vacunen. Y también tenemos que ayudar al resto del mundo a vacunarse. Europa seguirá apoyando a sus socios en este esfuerzo, en particular a los países de renta baja y media».

Stella Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, ha manifestado: «Me complace enormemente que hoy hayamos alcanzado nuestro objetivo de vacunar al 70 % de los adultos de la UE antes del final del verano. Se trata de un logro colectivo de la UE y sus Estados miembros que muestra lo que es posible conseguir cuando trabajamos juntos de forma solidaria y coordinada. Nuestros esfuerzos para que el porcentaje de vacunados en toda la UE siga aumentando proseguirán sin interrupción. Continuaremos apoyando, en particular, a los Estados miembros que todavía se enfrentan a dificultades. Tenemos que salvar la brecha inmunitaria y cerrar la puerta a las nuevas variantes y, para ello, las vacunas deben ganar la carrera a las variantes».

Cooperación y solidaridad mundiales

La vacunación rápida y completa de todas las poblaciones destinatarias, tanto en Europa como en el resto del mundo, es fundamental para controlar el impacto de la pandemia. La UE ha liderado la respuesta multilateral y ha exportado aproximadamente la mitad de las vacunas producidas en Europa a otros países del mundo, tantas como ha suministrado a sus ciudadanos. Equipo Europa ha aportado cerca de 3 000 millones de euros al Mecanismo COVAX para ayudar a garantizar el suministro de al menos 1 800 millones de dosis para 92 países de renta baja y media-baja. Actualmente, el Mecanismo COVAX ha entregado más de 200 millones de dosis a 138 países.

Además, como parte de los esfuerzos de la UE en este sentido, Equipo Europa pretende compartir al menos otros 200 millones de dosis de vacunas obtenidas gracias a los acuerdos de adquisición anticipada de la UE con países de renta baja y media hasta finales de 2021, en particular a través del Mecanismo COVAX.

Preparación ante las nuevas variantes

Dada la amenaza de nuevas variantes, es importante seguir velando por la disponibilidad de vacunas suficientes, incluidas las vacunas adaptadas, también en los próximos años. Esa es la razón por la que la Comisión firmó un nuevo contrato con BioNTech-Pfizer el 20 de mayo, que prevé la entrega de 1 800 millones de dosis de vacunas entre finales de año y 2023. Por el mismo motivo, la Comisión también ha hecho uso de la opción de 150 millones de dosis del segundo contrato con Moderna. Los Estados miembros pueden revender o donar dosis a países necesitados fuera de la Unión o a través del Mecanismo COVAX, contribuyendo así a crear un acceso a las vacunas global y justo en todo el mundo. Además, podrían celebrarse otros contratos. Estas medidas funcionan como un seguro común de la UE contra futuras olas de contagio de COVID-19.

Contexto

Una vacuna segura y eficaz es nuestra mejor baza para derrotar al coronavirus y volver a nuestra vida normal. La Comisión Europea ha estado trabajando sin descanso para obtener dosis de vacunas potenciales que puedan compartirse con todos.

Hasta la fecha, la Comisión Europea ha asegurado el suministro de hasta 4 600 millones de dosis de vacunas contra la COVID-19 y se están negociando dosis adicionales. La Comisión también está trabajando con la industria para intensificar la capacidad de producción de vacunas.

Al mismo tiempo, la Comisión ha empezado a trabajar para combatir las nuevas variantes, con el objetivo de desarrollar y producir rápidamente vacunas eficaces contra estas variantes a gran escala. La Incubadora HERA ayuda a hacer frente a esta amenaza.

Más información

Vacunas seguras contra la COVID-19 para la población europea

Preguntas y respuestas sobre la vacunación contra la COVID-19 en la UE

Respuesta mundial al coronavirus

Estrategia de la UE para las vacunas

 

Fondos Next Generation EU, la recuperación basada en resultados

Este mes de julio, los ministros de Economía y Hacienda de la UE han adoptado el primer lote de decisiones de ejecución del Consejo sobre la aprobación de los planes nacionales de recuperación y resiliencia. Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovaquia, España, Francia, Grecia, Italia, Letonia, Luxemburgo y Portugal han recibido luz verde para el uso de los fondos de recuperación y resiliencia de la UE para impulsar sus economías y recuperarse de las consecuencias de la COVID-19.

Gracias a la adopción de las decisiones de ejecución del Consejo relativas a la aprobación de los planes, los Estados miembros pueden firmar acuerdos de subvención y de préstamo que permiten una prefinanciación de hasta el 13%.

Este paso corrobora la evaluación positiva que emitió el pasado 16 de junio la Comisión Europea del plan de recuperación y resiliencia de España. El paso crucial hacia el desembolso por parte de la UE de 69.500 millones de euros en subvenciones con cargo al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR). Esta financiación sostendrá la ejecución de las medidas estructurales de inversión y reforma descritas en el plan de recuperación y resiliencia de España. Desempeñará un papel clave a la hora de facilitar que España salga reforzada de la pandemia de COVID-19.

Pasos previos

La Comisión remitió al Consejo en junio una evaluación positiva de los planes de los doce Estados miembros, acompañada de las propuestas de decisiones del Consejo relativas a la aprobación de dichos planes. Los doce Estados miembros han solicitado la prefinanciación de los fondos asignados. Las decisiones que el Consejo ha adoptado constituyen el último paso antes de que los Estados miembros puedan celebrar acuerdos de subvención y de préstamo con la Comisión y comenzar a recibir fondos que les permitan ejecutar sus planes nacionales.

La Comisión evaluó el plan de España sobre la base de los criterios establecidos en el Reglamento del MRR. El análisis de la Comisión ha considerado sobre todo si las inversiones y reformas establecidas en el plan de España contribuirán a abordar eficazmente los retos señalados en el marco del Semestre Europeo; si abarcan medidas que coadyuven eficazmente a las transiciones ecológica y digital; y si contribuirán a reforzar el potencial de crecimiento, la creación de empleo y la resiliencia económica, institucional y social de España.

Inversiones en digitalización y economía verde

La inminente recepción de la primera tanda de los fondos Next Generation EU para España se espera para el próximo mes de agosto, en torno a 9.000 millones de euros. Precisamente, los Next Generation EU, supondrán el elemento principal del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia será paquete de recuperación para revitalizar la economía de la UE tras la pandemia de COVID-19 y hacer frente al mismo tiempo a los principales retos de nuestro tiempo, como la transición climática y la transformación digital, partidas presupuestarias a las que se destinará casi un 40 y un 20% respectivamente de dichos fondos.

Para recibir ayuda del Mecanismo, los Estados miembros han presentado a la Comisión sus planes de recuperación y resiliencia, que ésta ha evaluado en función de las recomendaciones específicas por país y de los seis pilares del Mecanismo. Los demás desembolsos con cargo al Mecanismo se basarán en una evaluación positiva de la ejecución del plan de recuperación y resiliencia, teniendo en cuenta el logro de los hitos y objetivos que se recogen en cada plan.

La Comisión Europea ha reiterado que se tratará de inversiones, y no gastos, que avanzará a base de resultados, por lo que ya no hay cabida para relatos y despistes vacíos. Esta vez, si no se hace bien, Bruselas podría cortar el grifo cuando más se necesita después de la destrucción de empleo masiva que se ha producido por la crisis sanitaria y socioeconómica del COVID-19.

Ayudas estatales: la Comisión simplifica las normas sobre las ayudas combinadas con el apoyo de la UE e introduce nuevas posibilidades de aplicar medidas de ayuda en apoyo de la doble transición y la recuperación de la pandemia de coronavirus

Comisión Europea | 26 de julio de 2021

La Comisión Europea ha adoptado hoy una ampliación del ámbito de aplicación del Reglamento general de exención por categorías (RGEC) que permitirá a los Estados miembros aplicar determinadas medidas de ayuda sin un examen previo de la Comisión. Las normas revisadas se refieren a: i) las ayudas concedidas por las autoridades nacionales a proyectos financiados a través de determinados programas de gestión centralizada de la UE con arreglo al nuevo marco financiero plurianual; y ii) determinadas medidas de ayuda estatal que apoyan la transición ecológica y digital y son, al mismo tiempo, pertinentes para la recuperación de los efectos económicos de la pandemia de coronavirus.

Eximir a estas ayudas de la obligación de notificación previa es una simplificación importante que facilita la rápida aplicación de tales medidas por parte de los Estados miembros cuando se cumplan las condiciones que limitan el falseamiento de la competencia en el mercado único.

La vicepresidenta ejecutiva Margrethe Vestager, responsable de la política de competencia, ha declarado: «La Comisión racionaliza hoy las normas sobre ayudas estatales aplicables a la financiación nacional que entren en el ámbito de aplicación de determinados programas de la UE. Esto mejorará en mayor medida la interacción entre las normas de financiación de la UE y las normas de la UE sobre ayudas estatales con arreglo al nuevo marco financiero plurianual. Asimismo, introducimos más posibilidades para que los Estados miembros concedan ayudas estatales a fin de apoyar la doble transición a una economía ecológica y digital sin que sea necesario el procedimiento de notificación previa y evitando, al mismo tiempo, el falseamiento indebido de la competencia en el mercado único. Las nuevas normas también facilitarán que los Estados miembros puedan proporcionar rápidamente la tan necesaria financiación en apoyo de una recuperación sostenible y resiliente de los efectos económicos de la pandemia de coronavirus».

Con el fin de mejorar la interacción entre las normas de financiación de la UE y sus normas de ayudas estatales con arreglo al nuevo marco financiero plurianual, la Comisión racionaliza las normas sobre ayudas estatales aplicables a la financiación nacional de proyectos o productos financieros que entren en el ámbito de aplicación de determinados programas de la UE. Con las modificaciones del RGEC introducidas hoy, las normas sobre financiación de la UE y ayudas estatales aplicables a esos tipos de financiación se han alineado para evitar complejidades innecesarias, al tiempo que salvaguardan la competencia en el mercado único de la UE.

Los fondos nacionales afectados son los relacionados con:

  1. operaciones de financiación y de inversión apoyadas por el Fondo InvestEU;
  2. proyectos de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) que hayan recibido un «Sello de Excelencia» en virtud de Horizonte 2020 u Horizonte Europa, así como proyectos de investigación y desarrollo cofinanciados o iniciativas de creación de equipos en el marco de Horizonte 2020 u Horizonte Europa;
  3. proyectos de cooperación territorial europea (CTE), también conocida como Interreg.

Con la modificación introducida hoy en el RGEC, los Estados miembros pueden aplicar directamente estas medidas sin tener que notificarlas a la Comisión, que solo debe ser informada a posteriori. La exención de las ayudas en estos ámbitos de la obligación de notificación previa es posible gracias a las salvaguardias incorporadas en los programas de la UE gestionados de forma centralizada por la Comisión. En particular, la ayuda concedida en el contexto de estos programas: i) persigue un objetivo de interés común; ii) aborda una deficiencia del mercado u objetivos de cohesión socioeconómica; y iii) se limita al importe mínimo necesario.

Además, con la modificación del RGEC, la Comisión crea aún más posibilidades para que los Estados miembros proporcionen la ayuda necesaria para la doble transición, de tal manera que también puedan apoyar rápidamente a las empresas que necesitan financiación para combatir los efectos económicos de la pandemia de coronavirus.

La ayuda pertinente para alcanzar estos objetivos, que ahora está exenta de la notificación previa a la Comisión, facilitará la continuidad de la preparación para el período posterior a la crisis. Las nuevas categorías de ayuda que estarán exentas de la obligación de notificación pertenecen a ámbitos políticos que son sumamente prioritarios para la doble transición. La ayuda prestada en estos ámbitos también apoyará la recuperación de los efectos económicos de la crisis del coronavirus y garantizará que esta recuperación contribuya a la transición a una economía ecológica y digital. Las categorías de ayuda pertinentes son:

  1. ayudas para proyectos de eficiencia energética en edificios;
  2. ayudas para infraestructuras de recarga y repostaje de vehículos de carretera de bajas emisiones;
  3. ayudas para redes fijas de banda ancha, redes móviles 4G y 5G, determinados proyectos de infraestructura de conectividad digital transeuropea y determinados bonos.

Contexto

El artículo 108, apartado 3, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) exige a los Estados miembros que notifiquen todas las ayudas estatales a la Comisión Europea y que las apliquen únicamente después de que la Comisión las haya aprobado. El Reglamento de la UE que permite las ayudas estatales faculta a la Comisión a declarar compatibles con el mercado único ciertas categorías de ayudas estatales y a eximirlas de la obligación de notificación que establece el Tratado.

El RGEC declara categorías específicas de ayudas estatales compatibles con el Tratado, siempre que cumplan condiciones claras, y exime a esas categorías de la exigencia de notificación y aprobación previas de la Comisión. Esto permite a los Estados miembros aplicar esas medidas directamente, con total seguridad jurídica. El Reglamento general de exención por categorías de 2014 autorizó a los Estados miembros a aplicar una amplia gama de medidas de ayuda estatal sin necesidad de obtener la autorización previa de la Comisión, al ser poco probable que provoquen un falseamiento de la competencia. En consecuencia, desde 2015 más del 96 % de las nuevas medidas de ayuda estatal para las que se registraron gastos por vez primera no exigieron notificación a la Comisión. Esta situación se ajusta al planteamiento de la Comisión de centrarse en cumplir más y con mayor rapidez, y al mismo tiempo centrarse menos donde se perciba que el valor añadido es más limitado.

A raíz de una propuesta de la Comisión adoptada en junio de 2018 y para facilitar la aplicación del próximo marco financiero plurianual (MFP) y mejorar la interacción entre las normas de financiación de la UE y sus normas sobre ayudas estatales, el Consejo de la UE adoptó en noviembre de 2018 una modificación del Reglamento de la UE que permite las ayudas estatales [Reglamento (UE) 2015/1588 del Consejo]. Sobre la base del Reglamento revisado, la Comisión está facultada para introducir modificaciones específicas en el RGEC.

Los proyectos del texto revisado del RGEC han sido objeto de dos consultas públicas, así como de tres reuniones del Comité Consultivo entre la Comisión y los Estados miembros. Este proceso ha garantizado que los Estados miembros y las partes interesadas tengan las oportunidades suficientes de presentar observaciones al proyecto de propuesta de la Comisión. La Comisión ha evaluado cuidadosamente todas las observaciones y, en su caso, ha adaptado la propuesta.

Además de la ampliación del ámbito de aplicación del RGEC adoptada hoy, la Comisión ya ha puesto en marcha una nueva revisión del RGEC destinada a racionalizar aún más las normas sobre ayudas estatales a la luz de las prioridades de la Comisión en relación con la doble transición. A su debido tiempo, se consultará a los Estados miembros y a las partes interesadas sobre el proyecto de texto de esta nueva modificación.

Más información

Preguntas y respuestas – Ayudas estatales: la Comisión amplía el ámbito de aplicación del Reglamento general de exención por categorías – Preguntas frecuentes

Aplicación del Derecho de la Unión en 2020: Protección de nuestras normas acordadas y nuestros valores compartidos durante una pandemia

COMISIÓN EUROPEA| 26 de julio de 2021

La Comisión Europea ha adoptado hoy el Informe anual sobre el control de la aplicación del Derecho de la Unión, en el que se expone cómo la Comisión supervisó la aplicación y el cumplimiento del Derecho de la Unión en 2020, y cuál fue el nivel de cumplimiento de los Estados miembros en diversos ámbitos. En el informe se tiene en cuenta el brote pandémico de COVID-19 y se explican las medidas adoptadas por la Comisión para garantizar los derechos, las libertades y los medios de subsistencia de las personas y las empresas en toda la Unión.

En 2020, la Comisión inició un total de 903 nuevos procedimientos de infracción, lo que supone un aumento del 13 % respecto al año 2019, en el que el número de nuevos casos fue de 797. En 2020, Dinamarca, Finlandia, Irlanda y los Países Bajos fueron los Estados miembros objeto del menor número de nuevos procedimientos por transposición incorrecta o aplicación errónea del Derecho de la Unión, mientras que Bulgaria, Italia, Malta y Grecia fueron objeto del mayor número de casos.

Garantía del cumplimiento del Derecho de la Unión durante una pandemia

Es importante garantizar el cumplimiento del Derecho de la Unión para que los europeos puedan disfrutar de los derechos y beneficios que este les confiere, más aún durante la pandemia de COVID-19, que tuvo un claro impacto en la aplicación del Derecho de la Unión. Por ejemplo, muchos Estados miembros introdujeron restricciones unilaterales a la exportación de medicamentos, equipos de protección y otros productos pertinentes respecto a la COVID-19. Cuando lo consideró necesario, la Comisión afrontó estas restricciones mediante procedimientos de infracción urgentes. La Comisión inició también procedimientos de infracción contra once Estados miembros por no proteger los derechos de los consumidores que contrataron viajes combinados y no recibieron una compensación adecuada después de que sus viajes quedaran cancelados debido a la COVID-19.

Si bien la Comisión buscó formas de aliviar la carga que suponen los procedimientos de infracción para los Estados miembros (por ejemplo, alargando los plazos de respuesta), la correcta aplicación del Derecho de la Unión es esencial, incluso en tiempos de crisis.

Priorización de los ámbitos de actuación importantes para la vida cotidiana de los europeos

En 2020, la Comisión siguió velando por el cumplimiento del Derecho de la Unión en todos los ámbitos de actuación, si bien dio prioridad a los que más afectan a la vida cotidiana de los ciudadanos y las empresas, tales como el medio ambiente, la movilidad y el transporte, y la energía, que supusieron la mitad de todos los nuevos procedimientos de infracción. Por ejemplo, la Comisión actuó contra algunos Estados miembros por incumplimiento del Derecho de la Unión en lo que concierne al aire limpio y el agua potable, el derecho de los viajeros a obtener el reembolso de los viajes anulados o la seguridad del transporte.

La garantía del cumplimiento del Derecho de la Unión se basa en la cooperación, razón por la cual la Comisión Europea ayuda activamente a los Estados miembros a implementar el Derecho de la Unión ofreciéndoles orientaciones y diálogo. En 2020, publicó una serie de documentos de orientación en distintos ámbitos, como la ayuda de urgencia de la UE en el ámbito de la cooperación sanitaria transfronteriza, la salud y la seguridad en el trabajo, los derechos de los pasajeros, la seguridad aérea y la respuesta económica coordinada a la pandemia.

Disminución de la transposición tardía de directivas de la Unión

Para que los ciudadanos y las empresas puedan disfrutar de las ventajas que les aporta el Derecho de la Unión, es esencial que los Estados miembros transpongan las directivas europeas a su ordenamiento jurídico nacional en los plazos acordados.

Más de la mitad de todos los procedimientos de infracción en 2020 estaban relacionados con la transposición tardía de directivas. El número de estos procedimientos aumentó significativamente, pasando de 406 casos en 2019 a 599 en 2020. Comparativamente, en los últimos cinco años, el mayor número de procedimientos de infracción nuevos por transposición tardía se dio en 2016 (847 procedimientos). Para facilitar la transposición correcta y dentro de los plazos establecidos, la Comisión ha seguido ayudando a los Estados miembros mediante la elaboración de documentos de orientación, la creación de sitios web específicos y el intercambio de las mejores prácticas en talleres o reuniones de grupos de expertos.

Por lo que se refiere a la transposición tardía, los países contra los que se iniciaron más procedimientos nuevos fueron el Reino Unido*, Portugal, Bélgica y Chipre, y contra los que se iniciaron menos procedimientos nuevos fueron Dinamarca, Suecia, Irlanda, Lituania, Malta y los Países Bajos.

Contexto

Desde 1984, a petición del Parlamento Europeo, la Comisión presenta un informe anual sobre el control de la aplicación del Derecho de la Unión durante el año anterior. A continuación, el Parlamento Europeo adopta una Resolución sobre el informe de la Comisión.

La Comisión se centra prioritariamente en los problemas en los que su acción destinada a garantizar el cumplimiento del Derecho puede suponer una verdadera diferencia y beneficiar a los particulares y a las empresas. En el reparto de responsabilidades entre las instituciones europeas, la Comisión Europea tiene la responsabilidad general de iniciar el proceso legislativo. El Consejo y el Parlamento Europeo deciden sobre las propuestas de la Comisión. Los Estados miembros son responsables de aplicar, implementar y hacer cumplir de manera oportuna y correcta el Derecho de la Unión en su ordenamiento jurídico nacional. La Comisión cierra el círculo: una vez que las propuestas se adoptan y pasan a formar parte del Derecho de la Unión, controla que los Estados miembros aplican correctamente ese Derecho y emprende acciones si no lo hacen.

Más información

Informe anual sobre la implementación nacional del Derecho de la Unión

Sitio web del Informe anual sobre la implementación nacional del Derecho de la Unión

Ficha informativa EU-28

 

* El 1 de febrero de 2020 entró en vigor el Acuerdo de Retirada por el que se establecen las disposiciones para la retirada ordenada del Reino Unido de la Unión, por lo que el Reino Unido pasó a ser oficialmente un tercer país. El Acuerdo de Retirada estableció un período transitorio que comenzó el 1 de febrero de 2020 y finalizó el 31 de diciembre de 2020. Durante ese período transitorio, y salvo disposición en contrario, el Derecho de la Unión siguió aplicándose al y en el Reino Unido, incluidos los procedimientos de infracción. Por consiguiente, debe entenderse que toda referencia a los Estados miembros en este informe incluye al Reino Unido.

Estado de Derecho 2021: el informe de la UE muestra una evolución positiva en los Estados miembros, pero también señala serias preocupaciones

Estado de Derecho 2021: el informe de la UE muestra una evolución positiva en los Estados miembros, pero también señala serias preocupaciones

Comisión Europea | 20 de julio de 2021

La Comisión Europea ha publicado hoy el segundo informe a escala de la UE sobre el Estado de Derecho, con una Comunicación en la que se analiza la situación en la UE en su conjunto y capítulos específicos sobre cada Estado miembro. El informe de 2021 examina lo acontecido desde el pasado mes de septiembre, profundizando en la evaluación de los problemas detectados en el informe anterior y teniendo en cuenta el impacto de la pandemia de COVID-19. En general, el informe muestra muchos avances positivos en los Estados miembros, incluidos los ámbitos en los que se están abordando los retos señalados en el informe de 2020. Sin embargo, siguen existiendo preocupaciones, que en algunos Estados miembros han aumentado, por ejemplo en lo que se refiere a la independencia del poder judicial y a la situación en los medios de comunicación. El informe también subraya la fortaleza de los sistemas nacionales durante la pandemia de COVID-19. Esta pandemia también puso de manifiesto la importancia de la capacidad de mantener un sistema de controles y equilibrios que respete el Estado de Derecho.

La vicepresidenta de Valores y Transparencia, Věra Jourová, ha declarado: «El Informe sobre el Estado de Derecho es un instrumento preventivo útil que ha estimulado el necesario debate entre los Estados miembros y otros agentes. La segunda edición muestra que los Estados miembros pueden avanzar en cuestiones relacionadas con el Estado de Derecho. Sin embargo, esto ha sido desigual y hay motivos de grave preocupación en varios Estados miembros, especialmente en lo que se refiere a la independencia del poder judicial. Además, dos periodistas de investigación fueron asesinados en los últimos meses, lo que es inaceptable. El informe pide que se adopten medidas decisivas para mejorar la libertad y el pluralismo de los medios de comunicación. A lo largo del próximo año, esperamos que las conclusiones del informe de 2021 nutran los debates entre los Estados miembros, ya que trabajan para reforzar el Estado de Derecho».

El comisario de Justicia, Didier Reynders, ha declarado: «Durante este último año, el Informe sobre el Estado de Derecho de 2020 ha fomentado reformas positivas relacionadas con el Estado de Derecho en una serie de Estados miembros. Además, el Consejo de Ministros lo utilizó para modernizar su diálogo sobre el Estado de Derecho, con debates periódicos por país. También he debatido el informe en 20 Parlamentos nacionales. Este año hemos seguido profundizando nuestra evaluación, que se benefició de un alcance aún mayor que el año pasado. El informe puede ayudarnos a mantener un verdadero diálogo como Unión, codo con codo, en un espíritu honesto y abierto. Este informe de 2021, que se beneficia del de 2020, fomentará este proceso».

Principales conclusiones sobre la situación del Estado de Derecho en los Estados miembros

El informe de 2021 se basa en la metodología y el alcance del informe anterior, centrándose en los cuatro elementos clave: sistema judicial; marco de lucha contra la corrupción; libertad y pluralismo de los medios de comunicación; otras cuestiones institucionales relacionadas con los controles y equilibrios.

  1. Sistemas judiciales

Casi todos los Estados miembros están llevando a cabo reformas relacionadas con sus sistemas judiciales, aunque con variaciones en cuanto a objetivos, alcance, forma y progreso. En varios se han adoptado o se están tomando medidas para reforzar la independencia judicial mediante reformas relacionadas con los consejos judiciales, el nombramiento de jueces y la independencia y autonomía de la fiscalía, por ejemplo. Sin embargo, algunos han seguido llevando a cabo reformas que reducen sus garantías de independencia judicial, suscitan preocupación o agravan las existentes relacionadas con una mayor influencia del poder ejecutivo y legislativo en el funcionamiento de su sistema judicial. Además, en otros, los ataques políticos y los reiterados intentos de socavar a jueces o instituciones judiciales cuestionan aún más la independencia judicial. Desde la adopción del informe de 2020, el Tribunal de Justicia de la UE ha reafirmado la importancia de la tutela judicial efectiva para la defensa del Estado de Derecho. Por último, la pandemia de COVID-19 ha dado un nuevo sentido a la urgencia de modernizar los sistemas judiciales y puesto de relieve el potencial de la digitalización.

  1. Normativas en materia de lucha contra la corrupción

Los Estados miembros de la UE siguen figurando entre los países con mejores resultados a escala mundial, y 10 de ellos se encuentran entre los 20 países más importantes del mundo considerados menos corruptos. Varios Estados miembros están adoptando o revisando actualmente estrategias o planes de acción nacionales contra la corrupción. Muchos de ellos adoptaron medidas para reforzar los marcos de prevención e integridad de la corrupción, incluidas normas sobre conflictos de intereses, transparencia de los grupos de presión y «puertas giratorias». Sin embargo, siguen existiendo dificultades, en particular en relación con investigaciones penales, enjuiciamientos y la aplicación de sanciones por corrupción en algunos Estados miembros. En varios Estados miembros siguieron apareciendo casos de corrupción importantes o muy complejos. Los recursos asignados a la lucha contra la corrupción no siempre son adecuados en algunos Estados miembros, mientras que en otros persisten preocupaciones sobre la eficacia de las investigaciones, el enjuiciamiento y la resolución de grandes casos de corrupción. En general, la pandemia ha lentificado las reformas y las decisiones en casos de corrupción en algunos Estados miembros.

  1. Libertad y pluralismo de los medios de comunicación

Durante la pandemia, los periodistas y los trabajadores de los medios de comunicación en Europa sufrieron una fuerte presión. Con el mayor número de alertas de seguridad de los periodistas y los trágicos acontecimientos recientes, es necesario abordar esta cuestión en toda la UE. El Observatorio del Pluralismo de los Medios de Comunicación de 2021 (una fuente clave de información para el informe sobre el Estado de Derecho) apunta a un deterioro general de la situación de los periodistas en varios Estados miembros. No todos los reguladores de los medios de comunicación están libres de influencia política y existe un alto riesgo de interferencia política en los medios de comunicación en algunos Estados miembros. Además, los medios han sido cruciales para mantener informados a los ciudadanos durante la pandemia de COVID-19, a pesar de que una serie de restricciones dificultaron el trabajo de los periodistas. La pandemia también ha desencadenado graves retos económicos para el sector, lo que ha llevado a algunos Estados miembros a adoptar sistemas de apoyo a los medios de comunicación. Este apoyo debe aplicarse de manera transparente y equitativa.

  1. Controles y equilibrios institucionales

Desde el año pasado, algunos Estados miembros han seguido emprendiendo reformas constitucionales para reforzar los controles y las salvaguardias. Algunos han adoptado recientemente medidas para aumentar la transparencia de la elaboración de la legislación y mejorar la participación de los ciudadanos. En general, los controles y equilibrios nacionales, incluidos los Parlamentos, los tribunales, los defensores del pueblo y otras autoridades independientes, han desempeñado un papel crucial durante la pandemia de COVID-19, que ha sido una prueba de resistencia para el Estado de Derecho. Al mismo tiempo, existen retos para el proceso legislativo, como cambios repentinos, procedimientos acelerados o el sistema de control constitucional. La sociedad civil sigue beneficiándose de un entorno favorable en la mayoría de los Estados miembros, pero en algunos sigue enfrentándose a graves retos, como amenazas deliberadas de las autoridades, protección inadecuada frente a ataques físicos o verbales o un nivel inadecuado de protección de los derechos fundamentales que garantizan su trabajo. Estos retos se han visto exacerbados por el contexto de la pandemia de COVID-19. Una serie de acontecimientos recientes han suscitado preocupación en relación con el respeto de la primacía del Derecho de la UE, esencial para el funcionamiento del ordenamiento jurídico de la UE y la igualdad de los Estados miembros en la UE.

Próximas etapas

La adopción del Informe sobre el Estado de Derecho de 2021 marca el inicio de un nuevo ciclo de diálogo y seguimiento. La Comisión invita al Consejo y al Parlamento Europeo a que prosigan sus debates generales y específicos por país sobre la base de este informe, y pide a los Parlamentos nacionales y a otros actores clave que sigan intensificando los debates nacionales. La Comisión invita a los Estados miembros a afrontar eficazmente los retos señalados en el informe y está dispuesta a ayudarles en estos esfuerzos.

Contexto

El informe es el resultado de un intenso diálogo con las autoridades nacionales y las partes interesadas y se refiere a todos los Estados miembros de manera objetiva e imparcial. La evaluación cualitativa llevada a cabo por la Comisión se centra en los cambios importantes ocurridos desde la adopción del primer informe anual y sigue un planteamiento coherente, pues aplica la misma metodología a todos los Estados miembros, pero sigue siendo proporcionado a la evolución de la situación. El alcance y la metodología de la edición de 2021 son los mismos que en el primer Informe anual sobre el Estado de Derecho, adoptado en septiembre de 2020.

El informe ocupa un lugar central en el mecanismo del Estado de Derecho. Este mecanismo es un ciclo anual dirigido a fomentar el Estado de Derecho y evitar la aparición o profundización de problemas. Sus principales objetivos son mejorar la comprensión y la concienciación sobre las cuestiones y las novedades significativas, detectar las dificultades en materia de Estado de Derecho y ayudar a los Estados miembros a encontrar soluciones con el apoyo de la Comisión y de los demás Estados miembros. También permite a los Estados miembros intercambiar buenas prácticas, debatir entre sí y aprender unos de otros.

El mecanismo tienes fines preventivos. Es independiente de los demás elementos del conjunto de instrumentos de la UE sobre el Estado de Derecho y no sustituye a los mecanismos basados en el Tratado para que la UE responda a problemas más graves relacionados con el Estado de Derecho en los Estados miembros. Estos instrumentos abarcan los procedimientos de infracción y el procedimiento dirigido a proteger los valores fundacionales de la Unión con arreglo al artículo 7 del Tratado de la Unión Europea.

También existe un estrecho vínculo con las políticas de la UE para lograr la recuperación económica: sistemas judiciales fuertes, un marco sólido de lucha contra la corrupción y un sistema legislativo claro y coherente, la protección de los intereses financieros de la UE y un crecimiento sostenible. Se trata de un motor clave para la labor de los instrumentos de la UE, que promueven reformas estructurales en los Estados miembros.

Adjuntamos “Country Chapter on the rule of law situation in Spain”.

Más información

Informe sobre el Estado de Derecho en 2021: Situación del Estado de Derecho en la Unión Europea

Informe sobre el Estado de Derecho en 2021: capítulos por país

Conjunto de instrumentos del Estado de Derecho de la UE: Ficha informativa

Conjunto de instrumentos del Estado de Derecho de la UE: Ficha informativa

Informe sobre el Estado de Derecho en 2021: preguntas y respuestas

 

Julio: Ofertas de Empleo y Prácticas

Prácticas:

Comité Económico y Social Europeo – Bruselas 30 septiembre

Comité Europeo de las Regiones (CoR)Bruselas 30 septiembre

Agencia de la Unión Europea para el Programa Espacial (EUSPA) – Praga – 15 diciembre

Agencia de la Unión Europea para el Programa Espacial (EUSPA) – Praga – 15 diciembre

Servicio Europeo de Acción Exterior (EEAS)Varios destinos

Tribunal de Justicia de la Unión Europea (CJEU)- Luxemburgo 15 septiembre

Empleo:

Senior Corporate Services Officer Project Management – Agencia Europea para la gestión operativa del sistema informáticos de GM en el ELSJ (euLISA) Estrasburgo (Francia) – AD 7AGENTE TEMPORAL – 30 julio

Policy Expert Retail Conduct Supervision – Autoridad Bancaria Europea (EBA) – París (Francia) – AD 5 AGENTE TEMPORAL – 2 agosto

Policy Expert Loss Absorbency – Autoridad Bancaria Europea (EBA) – París (Francia) – AD 5 AGENTE TEMPORAL – 2 agosto

Director Innovation, Conduct and Consumers Department – Autoridad Bancaria Europea (EBA)- París (Francia)- AD 12 AGENTE TEMPORAL – 4 agosto

Editor – Fundación Europea para la mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo (EUROFOUND) – Dublín (Irlanda) AST 3 AGENTE TEMPORAL – 8 agosto

Pacto Verde Europeo: la Comisión propone una nueva estrategia para proteger y restaurar los bosques de la UE

Comisión Europea | 16.07.21

La Comisión Europea ha adoptado hoy la nueva Estrategia forestal de la UE para 2030, una iniciativa emblemática del Pacto Verde Europeo que se basa en la Estrategia de la UE sobre la biodiversidad de aquí a 2030. La estrategia se incluye en el paquete de medidas propuesto para lograr una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de al menos un 55 % de aquí a 2030 y la neutralidad climática en 2050 en la UE. También ayuda a la UE a cumplir su compromiso de aumentar las absorciones de carbono a través de los sumideros naturales de conformidad con la Ley del Clima. Al abordar conjuntamente los aspectos sociales, económicos y medioambientales, la estrategia forestal pretende garantizar la multifuncionalidad de los bosques de la UE y destaca el papel fundamental que desempeñan los silvicultores.

Los bosques son aliados esenciales en la lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Funcionan como sumideros de carbono y nos ayudan a reducir las repercusiones del cambio climático, por ejemplo, enfriando las ciudades, protegiéndonos de inundaciones importantes y reduciendo los efectos de la sequía. Desgraciadamente, los bosques europeos están sometidos a un gran número de presiones diferentes, incluido el cambio climático.

Protección, restauración y gestión sostenible de los bosques

La estrategia forestal establece una visión y unas acciones concretas para aumentar la cantidad y la calidad de los bosques en la UE y reforzar su protección, su restauración y su resiliencia. Las acciones propuestas aumentarán la captura de carbono gracias a la mejora de los sumideros y las reservas, contribuyendo de este modo a la mitigación del cambio climático. La estrategia se compromete a proteger estrictamente los bosques primarios y maduros, a restaurar los bosques degradados y a garantizar su gestión sostenible, con el fin de preservar los servicios ecosistémicos esenciales que ofrecen los bosques y de los que depende la sociedad.

La estrategia promueve las prácticas de gestión forestal más respetuosas con el clima y la biodiversidad, hace hincapié en la necesidad de mantener el uso de la biomasa leñosa dentro de los límites de la sostenibilidad y fomenta una utilización eficaz de la madera como recurso en consonancia con el principio de explotación en cascada.

Garantizar la multifuncionalidad de los bosques de la UE

La estrategia también prevé el desarrollo de sistemas de pago a los propietarios y gestores forestales a cambio de la prestación de servicios ecosistémicos alternativos, por ejemplo el mantenimiento de algunas partes de sus bosques intactas. La nueva política agrícola común (PAC), entre otras, brindará la oportunidad de prestar un apoyo más específico a los silvicultores y al desarrollo sostenible de los bosques. La nueva estructura de gobernanza de los bosques creará un espacio más inclusivo que permitirá a los Estados miembros, a los propietarios y gestores forestales, a la industria, al mundo académico y a la sociedad civil debatir sobre el futuro de los bosques en la UE y ayudará a mantener estos valiosos activos para las generaciones venideras.

Por último, la estrategia forestal anuncia una propuesta legislativa para intensificar la vigilancia de los bosques, la transmisión de informes y la recopilación de datos forestales en la UE. La recopilación armonizada de datos a escala de la UE, junto con una planificación estratégica a nivel de los Estados miembros, proporcionará una visión global del estado, la evolución y las perspectivas de desarrollo futuro de los bosques en la UE. Esto resulta fundamental para garantizar que los bosques puedan cumplir sus múltiples funciones en favor del clima, la biodiversidad y la economía.

La estrategia va acompañada de una hoja de ruta para la plantación de tres mil millones de árboles adicionales en toda Europa de aquí a 2030, respetando plenamente los principios ecológicos; el árbol adecuado en el lugar adecuado para el fin adecuado.

Declaraciones de los miembros del Colegio de Comisarios:

Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo responsable del Pacto Verde Europeo, ha declarado lo siguiente: «Los bosques albergan la mayor parte de la biodiversidad que encontramos en la Tierra. Para que nuestro agua sea limpia y nuestros suelos ricos, necesitamos bosques sanos. Los bosques europeos están en peligro. Por ello trabajaremos para protegerlos y restaurarlos, mejorar la gestión forestal y apoyar a los silvicultores y a los guardianes forestales. A fin de cuentas, todos formamos parte de la naturaleza. Lo que hacemos para luchar contra la crisis climática y de biodiversidad, lo hacemos por nuestra propia salud y nuestro futuro».

Janusz Wojciechowski, comisario de Agricultura, ha declarado lo siguiente: «Los bosques son los pulmones de nuestro planeta: son esenciales para nuestro clima, nuestra biodiversidad, nuestro suelo y para la calidad de nuestro aire. Los bosques son también los pulmones de nuestra sociedad y nuestra economía: garantizan medios de subsistencia en las zonas rurales, proporcionan productos esenciales a nuestros ciudadanos y tienen un valor social inestimable por su naturaleza. La nueva estrategia forestal reconoce esta multifuncionalidad y muestra cómo la ambición medioambiental puede ir acompañada de prosperidad económica. A través de esta estrategia, y con el apoyo de la nueva política agrícola común, nuestros bosques y nuestros silvicultores darán vida a una Europa sostenible, próspera y climáticamente neutra».

Virginijus Sinkevičius, comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, ha manifestado lo siguiente: «Los bosques europeos son un valioso patrimonio natural que no puede darse por sentado. La protección, la restauración y el aumento de la resiliencia de los bosques europeos no solo es esencial para luchar contra las crisis climática y de biodiversidad, sino también para preservar las funciones socioeconómicas de los bosques. La fuerte participación en las consultas públicas pone de manifiesto que los europeos se preocupan por el futuro de nuestros bosques, por lo que debemos cambiar la forma en que los protegemos, los gestionamos y los cultivamos con el fin de obtener beneficios reales para todos».

Contexto

Los bosques son aliados esenciales en la lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad gracias a su función como sumideros de carbono, así como a su capacidad para reducir las repercusiones del cambio climático, por ejemplo, enfriando las ciudades, protegiéndonos de inundaciones importantes y reduciendo los efectos de la sequía. También son ecosistemas valiosos que albergan una parte importante de la biodiversidad europea. Sus servicios ecosistémicos contribuyen a nuestra salud y bienestar a través de la regulación del agua, el suministro de alimentos, medicamentos y materiales, la reducción y el control del riesgo de catástrofes, la estabilización del suelo y el control de la erosión, y la purificación del aire y del agua. Los bosques son lugares de ocio, relajación y aprendizaje, así como parte de los medios de subsistencia.

Más información

Nueva Estrategia forestal de la UE para 2030

Preguntas y respuestas sobre la nueva Estrategia forestal de la UE para 2030

Ficha informativa sobre la naturaleza y los bosques

Ficha informativa – 3 000 millones de árboles adicionales

Sitio web 3 000 millones de árboles

Pacto Verde Europeo: la Comisión propone transformar la economía y la sociedad de la UE para alcanzar los objetivos climáticos

 

Anuncio de vacante en la Secretaría General del Consejo

Secretaría General del Consejo | 14.07.21

La Secretaría General del Consejo de la Unión Europea (SGC) ofrece un puesto de director/a en la Dirección de Protocolos y Reuniones (ORG.2), que forma parte de la Dirección General de Desarrollo Organizativo y Servicios (ORG). (ref: CONS/AD/171)

El plazo para la presentación de candidaturas concluye el 20 de agosto de 2021 a las 12:00 horas (hora de Bruselas).

Pulsa aquí para ver la vacante.

 

Tu Europa

Europe Direct Contact Centre

Portal Europa

Representación de la Comisión Europea

logo-800x450-02 (1)

Presidencia Checa del Consejo de la UE

logo_europa

Red de información Europea de andalucía

Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior

Universidad de Sevilla

Copyright © 2020 Europe Direct Sevilla · Facultad de Derecho · C\Enramadilla 18-20 · 41018 Sevilla | europedirect@us.es · tlf: 955 42 00 53