pandemia

Salir más fuertes de la pandemia: aprovechar las primeras lecciones aprendidas

Comisión Europea | 15.06.21

La Comisión Europea presenta hoy una Comunicación sobre las primeras lecciones aprendidas durante estos dieciocho meses de pandemia de COVID-19 y las aprovecha para mejorar las actuaciones a escala nacional y de la UE. Esto ayudará a anticipar mejor los riesgos para la salud pública y a mejorar la planificación de contingencias, de modo que las respuestas conjuntas sean más rápidas y más eficaces a todos los niveles.

Se trata de diez lecciones centradas en aspectos que es imprescindible perfeccionar y otros que admiten mejoras en el futuro. No son exhaustivas, sino una primera instantánea de lo que hemos de hacer ahora en beneficio de todos los europeos:

  1. Si queremos lograr una detección más rápida y mejores respuestas, es necesario establecer una sólida vigilancia sanitaria a nivel mundial y un sistema europeo mejorado de recopilación de información sobre pandemias. La UE debe liderar los esfuerzos por diseñar un nuevo sistema de vigilancia mundial sólido basado en datos comparables. En 2021 se pondrá en marcha un sistema europeo de recopilación de información sobre pandemias nuevo y mejorado.
  2. Un asesoramiento científico más claro y coordinado facilitaría la comunicación pública y las decisiones en materia de actuación. Para finales de 2021, la UE debería nombrar a un responsable europeo de epidemiología y establecer la estructura de gobernanza correspondiente.
  3. Una mayor preparación requiere inversiones, controles y revisiones constantes. La Comisión Europea debe elaborar anualmente un informe sobre el grado de preparación.
  4. Las herramientas de emergencia deben estar disponibles más rápidamente y ser más fáciles de activar. La UE debe establecer un marco para la activación de un estado de excepción por pandemia a nivel de la UE, así como un conjunto de herramientas para situaciones de crisis.
  5. Las medidas coordinadas deben convertirse en un acto reflejo para Europa. La Unión Europea de la Salud debe adoptarse rápidamente, antes de finales de año, y es imprescindible reforzar la coordinación y los métodos de trabajo entre las instituciones.
  6. Si queremos garantizar el flujo de equipos y medicamentos críticos, necesitamos asociaciones público-privadas y cadenas de suministro más sólidas. A principios de 2022, a más tardar, debería estar operativa una Autoridad Europea de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias (HERA); asimismo, debería crearse un proyecto importante de interés común europeo en materia de salud lo antes posible a fin de lograr una innovación de vanguardia en materia de medicamentos. La reserva EU FAB debe garantizar que la UE tenga una capacidad activable en cualquier momento suficiente para producir entre 500 y 700 millones de dosis de vacunas al año, y que la mitad de tales dosis estén listas en los primeros seis meses de la pandemia.
  7. Para que la investigación clínica sea más rápida, más amplia y más eficaz, es esencial contar con un enfoque paneuropeo. Debe crearse una plataforma de la UE a gran escala para ensayos clínicos multicéntricos.
  8. La capacidad para hacer frente a una pandemia depende de la existencia de inversiones continuas y crecientes en los sistemas sanitarios. Es necesario apoyar a los Estados miembros para que, en el marco de sus inversiones en recuperación y resiliencia, aumenten la resiliencia general de los sistemas de asistencia sanitaria.
  9. Para Europa, la prevención, preparación y respuesta ante pandemias es una prioridad global. La UE debe seguir liderando la respuesta mundial, en particular a través del Mecanismo COVAX, y continuar la mejora de la arquitectura mundial de seguridad sanitaria protagonizando el refuerzo de la Organización Mundial de la Salud. También deben establecerse asociaciones de preparación frente a pandemias con socios clave.
  10. Ha de desarrollarse un enfoque más coordinado y sofisticado para combatir la mala información y la desinformación.

Próximos pasos

Este informe sobre las primeras lecciones aprendidas de la pandemia de COVID-19 alimentará el debate de los dirigentes en el Consejo Europeo de junio. Se presentará al Parlamento Europeo y al Consejo de la Unión Europea y, en el segundo semestre de 2021, la Comisión realizará un seguimiento de los resultados concretos obtenidos.

Declaraciones de los miembros del Colegio de Comisarios:

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha declarado: «La respuesta integral de la UE a la pandemia ha sido inédita en cuanto a su dimensión y se ha proporcionado en un tiempo récord, lo que demuestra la importancia de la colaboración en Europa. Juntos hemos logrado lo que ningún Estado miembro de la UE podría haber hecho por sí solo. Además, hemos aprendido qué ha funcionado bien y qué podríamos hacer mejor en futuras pandemias. Ahora debemos transformar estas lecciones en cambios».

El vicepresidente para la Promoción de nuestro Modo de Vida Europeo, Margaritis Schinas, ha declarado: «Aunque la política sanitaria a nivel europeo se encuentra todavía en sus inicios, la respuesta de la UE a la pandemia ha sido amplia y ha incluido una extensa gama de iniciativas sin precedentes diseñadas y ejecutadas en un tiempo récord. Hemos actuado con rapidez, ambición y coherencia. Para ello ha sido también fundamental la solidaridad sin precedentes entre las instituciones de la UE, que ha quedado patente y ha garantizado una respuesta unida de la UE. Se trata de una lección extraordinaria en la que debemos seguir trabajando, pero no tenemos tiempo ni margen para la autocomplacencia. Ahora estamos determinando aquellos ámbitos específicos en los que ya sabemos que podemos y debemos hacer más para garantizar una respuesta sanitaria más eficaz en el futuro. Esta crisis puede ser un catalizador para una mayor integración europea en aquellos ámbitos donde resulta más necesaria».

Stella Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, ha dicho: «Hemos de convertir esta crisis de salud pública sin precedentes en una oportunidad para salir fortalecidos. La principal lección aprendida de la crisis de la COVID-19 es la necesidad de transformar las soluciones específicas utilizadas para combatirla en estructuras permanentes que nos permitan estar mejor preparados en el futuro. Necesitamos contar con una sólida Unión Europea de la Salud lo antes posible. Ante una amenaza para la salud pública u otra pandemia, no podemos perder el tiempo. Las medidas de emergencia deben convertirse en capacidad estructural. Lo que nos mantendrá durante esta y cualquier crisis futura son la solidaridad, la responsabilidad y los esfuerzos comunes a nivel europeo por combatir las amenazas que nos afectan a todos por igual».

Contexto

Desde el momento en que comenzó la crisis, la UE comenzó a desarrollar una amplia gama de respuestas en materia de política sanitaria, que se manifestó, por ejemplo, en el enfoque común en materia de vacunas adoptado mediante la Estrategia de Vacunas de la UE y en iniciativas adoptadas en otras políticas. La iniciativa de los corredores verdes permitió que se mantuviera el flujo de alimentos y medicamentos en todo el mercado interior. El enfoque común a la hora de evaluar las tasas de infección en diferentes regiones hizo que las pruebas y la cuarentena fueran mucho más uniformes. Y más recientemente, se acordaron y aplicaron en tiempo récord los Certificados COVID Digitales de la UE, allanando así el camino para la reanudación segura del turismo y de los viajes desde este mismo verano. Al mismo tiempo, la UE tomó medidas decisivas para abordar las consecuencias económicas de la pandemia, basándose en gran medida en la experiencia y las disposiciones adoptadas para hacer frente a retos y crisis anteriores en materia económica y financiera.

Sin embargo, estos éxitos no ocultan las dificultades que tuvimos que afrontar, especialmente por lo que se refiere al aumento de las capacidades de fabricación y producción, debido en parte a que no existía un enfoque integrado permanente en materia de investigación, desarrollo y producción, lo que ralentizó la disponibilidad inicial de vacunas. Aunque ya se ha abordado esta cuestión, se necesitan soluciones a más largo plazo a fin de mitigar acontecimientos negativos o crisis en materia de salud en el futuro.

Más información

Comunicación sobre el aprovechamiento de las primeras lecciones aprendidas de la pandemia de COVID-19

Sitio web de la Comisión sobre la respuesta al coronavirus

Vacunas seguras y eficaces en la UE

Certificado COVID Digital de la UE

 

 

Luz Verde para el Emblemático Programa de Investigación Horizonte Europa

El programa de investigación 2021-2027 ayudará a preparar los sistemas sanitarios de la Unión ante futuras pandemias, y a la industria a reducir sus emisiones e impulsar la innovación.

El programa asegura la financiación —a corto y largo plazo— de la investigación y la innovación en asuntos de interés mundial, como la lucha contra el cambio climático, la digitalización o la pandemia de COVID-19.

Horizonte Europa es el programa europeo mejor dotado hasta la fecha para financiar la transición digital y la investigación en el ámbito de lo digital. También facilitará ayudas a las pymes innovadoras y al desarrollo de infraestructuras de investigación europea. Además, el Parlamento logró 1 000 millones de euros más —canalizados por el Consejo Europeo de Investigación—, para investigación básica.

El programa echó a andar, de forma provisional, el 1 de enero de 2021. Los eurodiputados confirmaron su aprobación el martes, con 677 votos a favor, 5 en contra y 17 abstenciones (Reglamento Horizonte Europa) y 661 votos a favor, 5 en contra y 33 abstenciones (programa específico que desarrolla Horizonte Europa).

Declaración de los ponentes

«Horizonte Europa preparará a la UE para el futuro apoyando a los sistemas sanitarios, a la descarbonización de la industria y a la innovación empresarial. También ayudará los investigadores. Una inversión ambiciosa es clave para afrontar los retos del futuro», señaló Dan Nica (S&D, Rumanía), ponente del Reglamento Horizonte Europa.

«Hemos conseguido un presupuesto ambicioso y equilibrado con el que apuntalar sólidamente la investigación básica y la investigación temática. Además, por primera vez contamos con un presupuesto reservado para los sectores de la cultura y la creación europeas», añadió, por su parte, Christian Ehler (PPE, Alemania), ponente del programa específico Horizonte Europa. «Con este programa, la Unión se compromete jurídicamente a defender la libertad académica en todo el continente».

Contexto

Horizonte Europa estará dotado con 95 500 millones de euros, de los que 5 400 millones de euros proceden del plan de recuperación Next Generation EU, y una inversión adicional de 4 000 millones de euros del marco financiero plurianual de la UE.

El programa se asienta sobre tres pilares:

El pilar «Ciencia excelente» apoyará los mejores proyectos presentados por los propios investigadores a través del Consejo Europeo de Investigación. Financiará becas e intercambios para investigadores a través de las Acciones Marie Skłodowska-Curie, e invertirá en infraestructuras de investigación.

El pilar «Desafíos mundiales y competitividad industrial europea» apoyará directamente la investigación relacionada con la sociedad, la tecnología y la industria, y determinará la orientación de las «misiones de investigación» a escala de la Unión. También se incluyen en este pilar las actividades del Centro Común de Investigación (JRC), que apoya a los responsables políticos nacionales y de la Unión con datos científicos y asesoramiento técnico independientes.

El tercer pilar, «Europa innovadora», tiene por objeto poner a Europa en la vanguardia de la innovación capaz de crear mercados. Pretende, además, tender puentes entre la empresa, la investigación, la universidad y el mundo emprendedor reforzando el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología.

Contexto en España

Por detrás de Alemania, Reino Unido y Francia, España ocupó el cuarto lugar en la lista de países que más financiación recibió del programa Horizonte 2020 (5.200 millones de euros, un 10,3% del total proporcionado para todos los países de la UE), según datos del Gobierno de España. Se mantiene en buena posición en varios campos de investigación, como la bioeconomía (11,7% del total de países de la UE), y Ciencia por y para la sociedad (12,1%).

Charla “Europa en tiempos de pandemia” con el Aula de la Experiencia de la US

Charla “Europa en tiempos de pandemia” con el Aula de la Experiencia de la US

Un año más, el Aula de la Experiencia de la Universidad de Sevilla hace patente su colaboración con Europe Direct Sevilla en la organización de una actividad formativa en temas prioritarios de finidos por la Comisión Europea que da respuesta a la promoción de la formación y el conocimiento sobre la Unión Europea entre la población.

La actividad consistirá en una charla denominada “La Unión Europea en tiempos de pandemia” de la Dra. Eva Mª. Buitrago Esquinas, Profesora Titular del área de Economía Aplicada. El encuentro virtual tendrá lugar el próximo 15 de abril de 2021 a las 18.30 horas.

Este acto será presentado por Dª. Marycruz Arcos Vargas, Directora del Centro de Información Europe Direct Sevilla.

INSCRIPCIÓN

 “LA UNIÓN EUROPEA EN TIEMPOS DE PANDEMIA”

Único Plazo (*): del 7 abril (a partir de las 10.00 h.) hasta el 9 de abril (a las 23.59 h.)

(*) Plazo abierto a los alumnos del Programa Provincial y a los alumnos del Aula de la Experiencia de Sevilla, así como a todas las personas que estén interesadas en asistir a dicho evento.

Más información AQUÍ

Nuevas Perspectivas sobre la Labor Humanitaria Mundial de la Unión Europea

 

La Comisión Europea | 10.03.2021

La Comisión ha propuesto hoy reforzar la labor humanitaria mundial de la Unión Europea a fin de satisfacer el aumento sustancial de las necesidades humanitarias, agravadas por la pandemia de COVID-19. La Comunicación propone una serie de medidas clave para agilizar la prestación de ayuda humanitaria mediante la ampliación de la base de recursos, el apoyo a un entorno más propicio para los socios humanitarios y el tratamiento de las causas profundas de las crisis mediante un planteamiento de «Equipo Europa». La Comunicación hace hincapié en una atención renovada al Derecho internacional humanitario y también persigue hacer frente al dramático impacto humanitario del cambio climático.

El alto representante y vicepresidente, Josep Borrell, ha declarado lo siguiente: «En la actualidad, una crisis humanitaria media se prolonga durante más de nueve años y algunas incluso más. Muchas corren el riesgo de quedar olvidadas, como las de Yemen o Siria, pero la UE no olvida. La ayuda humanitaria es uno de los ejemplos más tangibles de la acción exterior de la UE y la prueba de nuestra solidaridad. La observancia del Derecho internacional humanitario debe ser más que nunca el elemento central de nuestra política exterior a fin de sostener una acción humanitaria basada en principios y proteger tanto a los civiles como a los trabajadores humanitarios que arriesgan sus vidas para protegerlos en todo el mundo».

Janez Lenarčič, comisario de Gestión de Crisis, ha declarado lo siguiente: «En un mundo en el que el impacto de las crisis está agravándose rápidamente y los principios de la ayuda humanitaria se están cuestionando como pocas veces antes, la responsabilidad global de la UE como agente humanitario nunca ha sido más importante. Esto ocurre, por desgracia, cuando las necesidades son mayores que nunca, pero la base mundial de donantes sigue siendo preocupantemente pequeña. Tenemos que conseguir mejores resultados, impulsando la eficiencia y el efecto de nuestra acción humanitaria. Debemos ser capaces de reaccionar con plena fuerza tan pronto como surjan crisis. Esta nueva perspectiva estratégica concreta la manera en que la UE puede intervenir para ayudar a los más necesitados y demostrar su liderazgo en un momento en el que la prestación de ayuda basada en principios es muy necesaria».

Creación de una nueva capacidad europea de respuesta humanitaria

La UE creará una nueva capacidad europea de respuesta humanitaria para intervenir directamente en crisis humanitarias cuando los mecanismos tradicionales de prestación humanitaria a través de los socios de la UE o sus capacidades puedan ser ineficaces o insuficientes. Con ello se persigue facilitar la logística, incluido el transporte, facilitando la mancomunación de recursos y su despliegue sobre el terreno. Esta capacidad podría, por ejemplo, ofrecer evaluaciones logísticas, apoyo al despliegue inicial y adquisición, almacenamiento, transporte o distribución de material de socorro, tales como vacunas contra la COVID-19 y su entrega a países frágiles. Se llevará a cabo en coordinación y complementariedad con el Mecanismo de Protección Civil de la UE, con el apoyo operativo del Centro de Coordinación de la Respuesta a Emergencias de la UE.

Defensa de la observancia del Derecho internacional humanitario

Están aumentando los ataques directos y a menudo deliberados de beligerantes contra civiles, hospitales y escuelas, en violación del Derecho internacional humanitario. En 2019 se notificaron 277 ataques contra trabajadores humanitarios, que se saldaron con 125 muertos. Por lo tanto, la UE situará aún más firmemente el cumplimiento del Derecho internacional humanitario en el centro de la acción exterior de la UE para proteger a las poblaciones civiles. Concretamente, la UE:

– hará un seguimiento sistemático de las violaciones del Derecho internacional humanitario;

– reforzará la diligencia debida en todos los instrumentos exteriores de la UE;

– seguirá velando por que el Derecho internacional humanitario se tenga plenamente en cuenta en la política de sanciones de la UE, en particular mediante la inclusión coherente de excepciones humanitarias en los regímenes de sanciones de la UE.

Tratamiento de las causas profundas aprovechando las sinergias entre la ayuda humanitaria, el desarrollo y la consolidación de la paz

La ayuda humanitaria por sí sola no puede abordar las complejas causas subyacentes de los conflictos y otras crisis. Por lo tanto, la UE intensificará sus esfuerzos urgentes de socorro, facilitándolo en colaboración estrecha con los interlocutores en materia de desarrollo y consolidación de la paz, abordando las causas profundas de la crisis y fomentando soluciones a largo plazo a las emergencias humanitarias.

Eurobarómetro: fuerte respaldo de los ciudadanos a la acción humanitaria de la UE

En el período previo a la adopción de la Comunicación de hoy, la Comisión recabó la opinión de los ciudadanos sobre la ayuda humanitaria de la UE en los 27 Estados miembros. Los resultados de la encuesta indican un claro respaldo a la acción humanitaria de la UE, ya que el 91 % de los encuestados expresó opiniones positivas sobre las actividades de ayuda humanitaria financiadas por la UE. Casi la mitad de los encuestados cree que la UE debería mantener los niveles existentes de apoyo a la ayuda humanitaria, mientras que cuatro de cada diez personas consideran que la financiación debería aumentar.

Contexto

La Unión Europea, junto con sus Estados miembros, es el principal donante mundial de ayuda humanitaria y suma alrededor del 36 % de la ayuda humanitaria mundial.

La ayuda humanitaria se enfrenta actualmente a una serie de dificultades sin precedentes. Según las Naciones Unidas, más de 235 millones de personas necesitarán ayuda humanitaria este año, esto es, una de cada 33 personas en todo el mundo. Esto supone un aumento del 40 % con respecto a las necesidades estimadas de 2020 y una cifra que casi triplica la de 2014. Paralelamente, el número de personas desplazadas por la fuerza también ha aumentado hasta sumar 79,5 millones a finales de 2019.

Al mismo tiempo, la brecha entre recursos y necesidades sigue ensanchándose. En 2020, los llamamientos humanitarios de las Naciones Unidas se dispararon hasta alcanzar la cifra de casi 32 500 millones de euros, la más elevada de la historia, debido también al impacto de la COVID-19, mientras que solo se proporcionaron 15 000 millones de euros en concepto de financiación. Además, es probable que este déficit mundial de financiación humanitaria siga aumentando este año, lo que hace perentoria una base más amplia de donantes. En 2020, los tres donantes principales (Estados Unidos, Alemania y la Comisión Europea) aportaron el 59 % de la financiación humanitaria notificada a nivel mundial. Dentro de la UE, solo cuatro Estados miembros y la Comisión Europea suman alrededor del 90 % de su financiación humanitaria.

La acción humanitaria de la UE seguirá adhiriéndose estrictamente a los principios humanitarios universales de humanidad, neutralidad, independencia e imparcialidad. Como paso siguiente, la Comisión invita al Parlamento Europeo y al Consejo a refrendar la Comunicación y a colaborar en las acciones clave propuestas.

Últimas estadísticas de la migración: Impacto de la COVID-19

Comisión Europea | 02.02.2021

Las estadísticas más recientes en la UE en materia de asilo y entradas irregulares en los primeros 10 meses de 2020 muestran el efecto que la pandemia ha tenido en la migración a la UE. En su conjunto, la UE registró una disminución interanual del 33 % en las solicitudes de asilo, así como el número más bajo de entradas irregulares de los últimos 6 años. No obstante, el efecto no produjo una disminución uniforme: hubo localidades que registraron un aumento súbito y significativo de llegadas, y el número total de llegadas ha seguido yendo al alza tras la marcada disminución experimentada allá por el mes de abril.

El vicepresidente de Promoción de nuestro Modo de Vida Europeo, Margaritis Schinas, ha declarado lo siguiente: «El concepto de solidaridad ha adoptado un cariz radicalmente distinto debido a las medidas sin precedentes adoptadas por la Unión Europea para afrontar la pandemia de COVID-19. Esa solidaridad habrá ahora de trasladarse al ámbito de la gestión de la migración, fenómeno que solamente podremos gestionar bien si lo hacemos juntos, independientemente de cuáles sean las estadísticas. Ha llegado la hora de que se llegue a un acuerdo en torno a nuestras propuestas para una política europea de migración y asilo».

Por su parte, la comisaria de Asuntos de Interior, Ylva Johansson, ha declarado: «La pandemia ha tenido profundas consecuencias en la migración y en los propios migrantes, que a menudo han desempeñado un papel fundamental en la respuesta de la UE a la COVID-19, al tiempo que afrontaban unos riesgos desproporcionados. A la par que se negocia el nuevo Pacto sobre Migración y Asilo, los Estados miembros deben seguir mejorando y reformando sus sistemas de gestión de la migración. Aprovechemos esta reducción en las llegadas y la consiguiente disminución del volumen de trabajo en los sistemas de asilo para acordar un modo justo, eficaz y resiliente de afrontar entre todos nuestras responsabilidades».

Las estadísticas actualizadas sobre los cambios demográficos globales estarán disponibles a lo largo de este año. Recogen la información correspondiente a la migración legal, que representa una amplia mayoría de la migración a la UE. Probablemente arrojen una considerable disminución de la migración en general debido a las restricciones actualmente en vigor. Las estadísticas correspondientes a los retornos en 2020 estarán disponibles a lo largo de este año: en este caso, también es de prever una disminución. Es intención de la Comisión Europea proporcionar actualizaciones trimestrales.

Gran disminución en el número de solicitudes de asilo

Durante los primeros diez meses de 2020, se presentaron en la UE unas 390 000 solicitudes de asilo (de las que 349 000 eran nuevas), lo que equivale a un 33 % menos que en el mismo período de 2019. Los Estados miembros redujeron los retrasos acumulados con las solicitudes pendientes de trámite. A finales de octubre de 2020, el número de casos pendientes era de 786 000, un 15 % menos que a finales de 2019. Esto quiere decir que, en toda la UE, el retraso acumulado equivale al volumen de nuevas solicitudes presentadas a lo largo de un año, con marcadas diferencias de un Estados miembro a otro. La tasa de reconocimiento o porcentaje de solicitudes de asilo resueltas positivamente en primera instancia (esto es, sin recurso), incluidas las decisiones de concesión del estatuto humanitario, se situó en el 43 %.

Mínimo de entradas irregulares en los últimos seis años, pero con importantes variaciones geográficas

En comparación con el mismo período de 2019, se observó una disminución del 10 % en el número de cruces irregulares de las fronteras exteriores de la UE (114 300 en el período de enero a noviembre de 2020), lo que representa el nivel más bajo de los últimos seis años. Si bien se produjo un considerable descenso del número global de entradas por los países del Mediterráneo oriental (-74 %), la reducción se debió sobre todo al escaso número de llegadas a Grecia desde Turquía. En este caso, es probable que la situación varíe en función de cómo se desarrollen los acontecimientos en Turquía en los ámbitos político y económico.

A pesar de la tendencia generalizada a la baja, las llegadas irregulares a Italia y Malta por el Mediterráneo central aumentaron en un 154 %. En 2020 se registraron más de 34 100 llegadas (en su mayoría, por Lampedusa), frente a las poco menos de 11 500 del año 2019. Si exceptuamos el mes de marzo, las llegadas superaron sistemáticamente los niveles de 2019.

El año pasado, España, y más en concreto las Islas Canarias, experimentaron un aumento significativo de las llegadas (+46 %, 35 800 personas) en comparación con 2019. En España, el efecto de las restricciones derivadas de la COVID-19 en las llegadas irregulares fue temporal: desde agosto de 2020, el número de llegadas viene siendo superior al de 2019. 

En ambos casos, muchos de los recién llegados provienen de países azotados por la crisis económica, no tanto por conflictos. La disminución de las remesas a nivel mundial tal vez agudice esta tendencia. Hasta que no se contenga la pandemia y se vaya recuperando la economía, las escasas perspectivas laborales y las deficiencias sanitarias en los países de origen seguirán motivando la emigración a la UE.

El mar Mediterráneo sigue cobrándose vidas humanas. Si bien 2020 fue testigo de una disminución en el número de salidas, se notificó el fallecimiento o la desaparición de 1 754 personas, frente a las 2 095 personas fallecidas o desaparecidas en 2019.

Contexto

En septiembre de 2020, la Comisión presentó el nuevo Pacto sobre Migración y Asilo y lo acompañó de un detallado documento justificativo basado en las estadísticas disponibles sobre las migraciones a Europa, con el fin de que sirviera de respaldo a las propuestas políticas. La Comisión publica unas estadísticas sobre la migración a Europa, que se actualizan cada trimestre con los últimos datos disponibles procedentes de fuentes como Eurostat, OCDE, ONU DAES, ACNUR, OIM, Frontex y EASO.

Los datos se recopilan con arreglo a distintos calendarios. Las estadísticas trimestrales de asilo, migración irregular y retorno son de carácter trimestral. Otros datos se actualizan una vez al año: los de los cambios demográficos globales, en abril; los referentes a los refugiados a escala mundial, empleo y visados, en julio; y los de la migración legal, así como los de aplicación de las normas de asilo «Dublín», en octubre.

Previsiones económicas del otoño de 2020: se interrumpe la recuperación mientras que el rebrote de la pandemia acentúa la incertidumbre

El rebrote de la pandemia en las últimas semanas está provocando perturbaciones al paso que las autoridades nacionales introducen nuevas medidas de salud pública

 

La pandemia de coronavirus supone una conmoción de proporciones históricas para las economías mundial y de la UE, con gravísimas consecuencias sociales y económicas. La actividad económica en Europa sufrió una grave perturbación en el primer semestre del año y repuntó fuertemente en el tercer trimestre a medida que se iba produciendo el desconfinamiento. Sin embargo, el rebrote de la pandemia en las últimas semanas está provocando perturbaciones al paso que las autoridades nacionales introducen nuevas medidas de salud pública para limitar su propagación. La situación epidemiológica implica que las proyecciones de crecimiento durante el período de previsión están sujetas a un nivel de incertidumbre y riesgos extremadamente elevados.

Read more

Tu Europa

Europe Direct Contact Centre

Portal Europa

Representación de la Comisión Europea

Logo Presidencia portuguesa UE

Presidencia Portuguesa del Consejo de la UE

logo_europa

Red de información Europea de andalucía

Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior

Universidad de Sevilla

Copyright © 2020 Europe Direct Sevilla · Facultad de Derecho · C\Enramadilla 18-20 · 41018 Sevilla | europedirect@us.es · tlf: 955 42 00 53