datos

Declaración conjunta de la vicepresidenta Jourová y del comisario Reynders en vísperas del Día de la Protección de Datos

Comisión Europea | 27.01.2021

En vísperas del Día de la Protección de Datos, la vicepresidenta de Valores y Transparencia, Věra Jourová, y el comisario de Justicia, Didier Reynders han declarado:

«Proteger nuestra privacidad es algo natural para los europeos: este 28 de enero conmemoramos el 40 aniversario del Convenio 108 del Consejo de Europa, único tratado internacional sobre privacidad hasta la fecha. Hoy día, la normativa europea de protección de datos es referente y patrón para muchos en todo el mundo.

Si aún no quedaba suficientemente claro, la pandemia del coronavirus ha demostrado la valía que tiene un régimen eficaz de protección de datos. Las nuevas soluciones digitales, como las aplicaciones de rastreo, solo funcionan si los usuarios se sienten bien protegidos y pueden confiar en que sus están a resguardo de abusos. El Reglamento general de protección de datos es la piedra de toque del enfoque europeo con respecto a las tecnologías digitales: un enfoque centrado en el ser humano, que apoya y empodera al ciudadano.

Los flujos libres y seguros de datos también son la premisa para que los sectores público y privado sigan funcionando durante la pandemia. La protección de la privacidad y la agilización de los flujos de datos han de ir a la par. Gracias a su innovador régimen de protección de datos la UE está en condiciones de promover unos flujos seguros y fiables de datos en todo el mundo. A tal efecto, redoblaremos la cooperación con nuestros socios afines, ya sea en foros bilaterales o multilaterales, basándonos en la tendencia cada vez más generalizada a favor de normativas de privacidad más exigentes a nivel mundial. Con su sentencia sobre Escudo de la privacidad UE-EE. UU en el asunto Schrems II, de julio de 2020, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea confirmó el principio de que todo dato personal que salga de Europa debe seguir estando seguro. Seguir colaborando con nuestros homólogos de la nueva administración estadounidense es crucial para garantizar la protección de los datos personales que crucen el Atlántico, de conformidad plena con la sentencia del Tribunal. Además, estamos a punto de concluir unas negociaciones con Corea del Sur sobre adecuación y también dialogamos en torno a esta cuestión con otros socios internacionales. También contribuimos a las tareas de organizaciones internacionales tales como la OCDE de desarrollo de normas y salvaguardas mundiales para el acceso de las administraciones públicas a los datos personales, algo cada vez más importante para los flujos de datos. Estamos cooperando con las autoridades europeas de protección de datos para garantizar un control riguroso de las normas.

Una robusta normativa de protección de datos es parte de la solución para hacer frente a la pandemia, y redunda en nuestro beneficio ahora que la transición a unas sociedades y unas economías basadas en datos se está acelerando por momentos. Los europeos pueden estar seguros: en la UE, sus datos personales son suyos.

Contexto

En 2006, el Consejo de Europa puso en marcha el Día de la Protección de Datos que se celebra cada año el 28 de enero.

En enero de 2017, la Comisión aprobó una Comunicación sobre los aspectos internacionales de la privacidad, en la que se fijaba la estrategia de la UE en el área de la protección y los flujos internacionales de datos. La aprobación de la decisión de adecuación relativa a Japón es un importante fruto de esa estrategia, pues dio lugar a la creación de la mayor área mundial para el flujo libre de datos seguros. A su vez, las negociaciones entre la Comisión y Corea del Sur, por un lado, y la Comisión y el Reino Unido, por otro, se encuentran en un avanzado estado. En estos momentos, la Comisión está adoptando cláusulas contractuales tipo modernizadas que representan el mecanismo de transferencia más habitual para las empresas europeas.

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) es de aplicación en todos los Estados miembros desde el 25 de mayo de 2018. En junio de 2020, la Comisión Europea publicó un informe de evaluación del RGPD. El documento muestra que este instrumento ha cumplido la mayoría de sus objetivos, fundamentalmente porque ofrece a los ciudadanos un conjunto sólido de derechos exigibles, proporciona a las empresas oportunidades para aprovechar al máximo la revolución digital y crea un nuevo sistema europeo de gobernanza y control del cumplimiento.

Más información

Comunicación: dos años de aplicación del Reglamento General de Protección de Datos

Comunicación: el intercambio y la protección de los datos personales en un mundo globalizado

Orientaciones en línea sobre las normas de protección de datos de la UE

Ficha: Aduéñate de tu identidad virtual

La Comisión propone medidas para impulsar el intercambio de datos y dar apoyo a los espacios europeos de datos

Comisión Europea | 25.11.2020.

Para aprovechar mejor el potencial de los cada vez más numerosos datos en un marco europeo fiable, la Comisión propone hoy nuevas normas sobre la gobernanza de los datos. El Reglamento facilitará el intercambio de datos en toda la UE y entre sectores, con objeto de crear riqueza para la sociedad, aumentar el control y la confianza de los ciudadanos y de las empresas en relación con sus datos, y ofrecer un modelo alternativo a las prácticas de tratamiento de datos de las principales plataformas tecnológicas.

La cantidad de datos generados por los organismos públicos, las empresas y los ciudadanos aumenta constantemente y se prevé que se quintuplicará entre 2018 y 2025. Estas nuevas normas permitirán aprovechar estos datos y facilitarán que los espacios europeos de datos sectoriales beneficien a la sociedad, los ciudadanos y las empresas. En la estrategia de datos de la Comisión, de febrero de este año, se proponen nueve espacios de datos como esos, que van desde la industria hasta la energía, y desde la salud hasta el Pacto Verde Europeo.Así, por ejemplo, contribuirán a la transición ecológica mejorando la gestión del consumo de energía, haciendo realidad la medicina personalizada y facilitando el acceso a los servicios públicos.

La vicepresidenta ejecutiva para Una Europa Adaptada a la Era Digital, Margrethe Vestager, ha declarado: «No hay por qué compartir todos los datos, pero, en caso de hacerlo, y si los datos son sensibles, es preciso que se haga de manera que los datos sean fiables y estén protegidos. Queremos dar a las empresas y a los ciudadanos las herramientas para que mantengan el control de los datos, así como generar confianza en que los datos se tratan de conformidad con los valores europeos y los derechos fundamentales».

Por su parte, el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, ha manifestado: «Estamos definiendo hoy un enfoque verdaderamente europeo en relación con el intercambio de datos. Nuestro nuevo Reglamento garantizará la confianza y facilitará el flujo de datos entre sectores y Estados miembros, al tiempo que situará a todos aquellos que generan datos en el puesto de mando. Visto el papel cada vez más importante de los datos industriales en nuestra economía, Europa necesita un mercado único de datos abierto y, al mismo tiempo, soberano. Junto con las inversiones adecuadas y las infraestructuras clave, nuestra normativa ayudará a Europa a convertirse en el primer continente de datos del mundo».

Materializando el anuncio de la estrategia de datos, el Reglamento sentará las bases para una nueva forma europea de gobernanza de los datos que esté en consonancia con los valores y principios de la UE, como la protección de los datos personales (RGPD), la protección de los consumidores y las normas de competencia. El Reglamento ofrece un modelo alternativo a las prácticas de tratamiento de datos de las grandes plataformas tecnológicas, que pueden adquirir un gran poder de mercado debido a sus modelos de negocio basados en el control de grandes cantidades de datos. Este nuevo enfoque propone un modelo basado en la neutralidad y la transparencia de los intermediarios de datos, que son organizadores del aprovechamiento compartido o la puesta en común de datos, para aumentar la confianza. Para garantizar dicha neutralidad, el intermediario del intercambio de datos no puede negociar con los datos por cuenta propia (por ejemplo, vendiéndolos a otra empresa o utilizándolos para desarrollar su propio producto sobre la base de estos datos) y tendrá que cumplir requisitos estrictos.

El Reglamento contempla:

  • Una serie de medidas para aumentar la confianza en el intercambio de datos, ya que la falta de confianza es actualmente un obstáculo importante y genera costes elevados.
  • La creación de nuevas normas de la UE sobre neutralidad para permitir que los intermediarios de datos nuevos funcionen como organizadores fiables de la puesta en común de datos.
  • Medidas para facilitar la reutilización de determinados datos en poder del sector público. Por ejemplo, la reutilización de datos sanitarios podría impulsar la investigación con el fin de encontrar curas para enfermedades raras o crónicas.
  • Medios para dar a los europeos el control sobre el uso de los datos que generan, haciendo que sea más fácil y seguro para las empresas y los particulares poner voluntariamente sus datos a disposición del bien común general con condiciones claras.

Contexto

La propuesta de hoy es el primer resultado en el marco de la estrategia europea en materia de datos, cuyo objetivo es liberar el potencial económico y social de los datos y de tecnologías como la inteligencia artificial, respetando al mismo tiempo las normas y los valores de la UE (por ejemplo, en el ámbito de la protección de datos y del respeto de la propiedad intelectual y los secretos comerciales). La estrategia se basará en el tamaño del mercado único como un espacio en el que los datos puedan circular dentro de la UE y entre sectores, en consonancia con unas normas claras, prácticas y justas para el acceso y la reutilización. La propuesta de hoy también apoya un intercambio internacional de datos más amplio, en condiciones que garanticen el respeto del interés público europeo y los intereses legítimos de los proveedores de datos.

Se espera que en 2021 se presenten propuestas más específicas sobre espacios de datos, complementadas por una Ley de Datos para fomentar el intercambio de datos entre las empresas y entre empresas y Gobiernos.

Más información

Preguntas y respuestas

Ficha informativa

Estrategia de datos de 19 de febrero de 2020

Tu Europa

Europe Direct Contact Centre

Portal Europa

Representación de la Comisión Europea

logo-800x450-02 (1)

Presidencia Checa del Consejo de la UE

logo_europa

Red de información Europea de andalucía

Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior

Universidad de Sevilla

Copyright © 2020 Europe Direct Sevilla · Facultad de Derecho · C\Enramadilla 18-20 · 41018 Sevilla | europedirect@us.es · tlf: 955 42 00 53