Miembro de la Red Europe Direct de la Comisión Europea y de la Red de Información Europea de Andalucia

La Comisión adopta la Ley de apoyo a la producción de municiones con un presupuesto de 500 millones de euros

Defensa

La Comisión adopta la Ley de apoyo a la producción de municiones con un presupuesto de 500 millones de euros

La Comisión ha adoptado la Ley de apoyo a la producción de municiones (ASAP, por sus siglas en inglés) como respuesta a la vía 3 del plan acordado por el Consejo el 20 de marzo destinado a suministrar urgentemente municiones y misiles a Ucrania y ayudar a los Estados miembros a reponer sus reservas. 

Mediante la introducción de medidas específicas, incluida la financiación, la Ley tiene por objeto potenciar la capacidad de producción de la UE y hacer frente a la actual escasez de munición y misiles, así como de sus componentes. Apoyará la utilización de las reservas de los Estados miembros (vía 1) y la adquisición conjunta de municiones (vía 2).

En particular, reforzará las posibilidades de reacción y la capacidad de la industria de defensa de la Unión para garantizar el suministro oportuno de munición y misiles en Europa. En vista de que vuelve a producirse un conflicto de alta intensidad en Europa, la disponibilidad oportuna de estos productos en cantidades suficientes es fundamental para nuestra seguridad y para nuestros esfuerzos permanentes por apoyar a Ucrania. Esta nueva propuesta de Reglamento incluye lo siguiente:

  • un instrumento para dar apoyo financiero al refuerzo de las capacidades de producción industrial de la Unión para los productos de defensa pertinentes;
  • un mecanismo que permita hacer un inventario y un seguimiento, así como anticipar mejor la existencia de cuellos de botella en estas cadenas de suministro;
  • la introducción de un marco normativo temporal para hacer frente a la escasez en el suministro de municiones.  

La Comisión propone asignar un presupuesto de 500 millones de euros a precios corrientes. Este presupuesto procede de la redistribución de diferentes instrumentos, en particular el Fondo Europeo de Defensa y el futuro instrumento para el refuerzo de la industria europea de defensa mediante la adquisición común (EDIRPA).

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha declarado: «Ucrania está resistiendo heroicamente al brutal invasor ruso. Mantenemos nuestra promesa de apoyar a Ucrania y a su pueblo, durante el tiempo que sea necesario. Sin embargo, los valientes soldados de Ucrania necesitan equipos militares en cantidad suficiente para defender su país. Europa está intensificando su apoyo en tres vías. En primer lugar, los Estados miembros suministran más munición de sus existencias actuales, con nuevas ayudas del Fondo Europeo de Apoyo a la Paz por valor de 1 000 millones de euros. En segundo lugar, junto con los Estados miembros, adquiriremos conjuntamente más munición para Ucrania, para lo cual estamos facilitando 1 000 millones de euros adicionales. Y hoy estamos avanzando en la tercera vía, potenciando y agilizando la producción de munición en el sector de defensa en Europa.

Esto ayudará a suministrar más munición para que Ucrania defienda a sus ciudadanos y también reforzará nuestras capacidades de defensa europeas. Junto con los Estados miembros, movilizaremos otros 1 000 millones de euros para potenciar las capacidades en toda Europa. Esto es un elemento fundamental de la capacidad estratégica de Europa para defender sus intereses y valores, y para contribuir al mantenimiento de la paz en nuestro continente.»

Proporcionar ayuda financiera para producir más y con mayor rapidez

El Reglamento propuesto incluye medidas para apoyar el refuerzo industrial de la producción de municiones y misiles en la UE, incluidos sus insumos. Se prestará apoyo financiero en forma de subvenciones a diversos tipos de acciones que contribuyan a los esfuerzos de la industria europea de defensa para aumentar la capacidad de producción y abordar los cuellos de botella detectados. Se prestará apoyo financiero a acciones que contribuyan a:

  • optimizar, ampliar, modernizar, mejorar o readaptar las capacidades de producción existentes;
  • establecer nuevas capacidades de producción;
  • establecer asociaciones industriales transfronterizas, también a través de asociaciones público-privadas, con el objetivo, por ejemplo, de garantizar el abastecimiento o la reserva de componentes estratégicos o materias primas;
  • crear y facilitar capacidades de fabricación rápida de reserva;
  • efectuar procesos de ensayo o reacondicionamiento (para hacer frente a la obsolescencia) con vistas a lograr que la munición y los misiles existentes sean utilizables;
  • impulsar el reciclaje y perfeccionamiento profesional de los trabajadores del sector.

Además, la Ley facilitará el acceso a la financiación para las empresas de la UE en el ámbito de municiones y misiles, posiblemente a través de un instrumento específico, el «Fondo de Potenciación». Este fondo tendría por objeto apoyar a las empresas de las cadenas de suministro de municiones y misiles para que tengan acceso a financiación tanto pública como privada, a fin de acelerar las inversiones necesarias para aumentar las capacidades de fabricación.

Detectar, hacer un inventario y anticipar los cuellos de botella y la escasez

Esta ley garantizará la recogida de información necesaria a escala de la UE y permitirá a la Comisión y a los Estados miembros prever casos de escasez que afecten a la seguridad del suministro de munición y misiles. A tal fin, la Comisión llevará a cabo, junto con los Estados miembros y en el contexto del Grupo de Trabajo para la Adquisición Conjunta de Equipos de Defensa, un inventario para determinar la disponibilidad de munición y misiles, así como sus componentes y sus insumos correspondientes, y hacer un seguimiento continuo. Este ejercicio permitirá mejorar el uso de la ayuda financiera y las medidas normativas.

Garantizar la seguridad del suministro

Las medidas normativas previstas en esta Ley protegerán el mercado interior de cualquier fallo detectado o potencial y, por lo tanto, reforzarán la resiliencia de la base industrial y tecnológica de la defensa europea (BITDE), además de garantizar la seguridad del suministro de munición y misiles. Concretamente, la Comisión propone:

  • medidas de emergencia temporales, como la posibilidad de activar, a petición de un Estado miembro adquiriente y de conformidad con los Estados miembros afectados, pedidos clasificados como prioritarios dirigidos a las empresas europeas pertinentes;
  • medidas específicas para acelerar los procesos administrativos a nivel nacional fomentando la priorización de los procesos pertinentes de concesión de autorizaciones y certificación;
  • medidas adaptadas destinadas a acelerar la adquisición conjunta (los Estados miembros tendrán la posibilidad de abrir un acuerdo marco existente a otros Estados miembros que no fueran inicialmente parte en él) y las transferencias (las transferencias estarán exentas de la exigencia de autorización previa dentro de la Unión Europea).

Próximas etapas

En respuesta a la urgencia de la situación, en un plazo de cinco semanas a partir del acuerdo sobre el enfoque de tres vías en el Consejo de la Unión Europea, la Comisión ha adoptado esta propuesta de Reglamento con carácter prioritario y la transmitirá a los colegisladores. La Comisión cuenta con su rápida adopción, antes del verano de 2023, para poder iniciar el apoyo a la potenciación de las capacidades de producción de munición y misiles de la industria de defensa de la UE. El instrumento dejará de ser de aplicación a mediados de 2025.

Contexto

El 20 de marzo, el Consejo Europeo acordó un enfoque de tres vías en el que pide a los Estados miembros que adquieran conjuntamente munición y, si así se solicita, misiles, a fin de reponer sus existencias, permitiendo al mismo tiempo continuar prestando apoyo a Ucrania. Dado que estos esfuerzos conjuntos solo pueden ser eficaces si la UE puede entregar oportunamente los productos de defensa necesarios, el Consejo invitó a la Comisión a presentar propuestas concretas para apoyar urgentemente el aumento de las capacidades de fabricación de la industria europea de defensa, asegurar las cadenas de suministro, facilitar procedimientos de adquisición eficientes, hacer frente a deficiencias de las capacidades de producción y fomentar las inversiones, en particular, cuando proceda, la movilización del presupuesto de la Unión. Las tres vías están interrelacionadas y se llevarán a cabo en paralelo.

Como se señala en la Comunicación conjunta sobre el análisis de los déficits de inversión en materia de defensa y el camino a seguir, debido a años de inversión insuficiente en defensa se generaron deficiencias tanto industriales como de capacidades en la Unión Europea. La guerra ilegal de agresión de Rusia contra Ucrania ha contribuido a aumentar significativamente la demanda mundial de productos específicos de defensa, en particular munición y misiles, lo que ha dado lugar a discrepancias entre la capacidad de producción y la demanda.

En julio de 2022, la Comisión presentó el refuerzo de la industria europea de defensa mediante la Ley de adquisición común (EDIRPA), con la finalidad de apoyar la colaboración entre los Estados miembros en la fase de adquisición para colmar las carencias más urgentes y críticas, de manera colaborativa. La Comisión anima a los colegisladores a llegar rápidamente a un acuerdo.

En este contexto, durante el último año, el Grupo de Trabajo para la Adquisición Conjunta de Equipos de Defensa (Comisión Europea, Servicio Europeo de Acción Exterior y Agencia Europea de Defensa) apoyó la coordinación de las necesidades más urgentes y críticas de los Estados miembros y elaboró un inventario de las capacidades de suministro de la industria europea de defensa para satisfacer la demanda detectada. 

Cita(s)

La Comisión adopta la Ley de apoyo a la producción de municiones con un presupuesto de 500 millones de euros