Estrategia «De la Granja a la Mesa»

Estrategia «De la Granja a la Mesa»: 65 empresas y asociaciones firman el Código de Conducta de la UE sobre Prácticas Empresariales y de Comercialización Responsables en el Sector de la Alimentación

Comisión Europea | 06.07.21

La Comisión, junto con las partes interesadas del sector, presentó ayer oficialmente el Código de Conducta de la UE sobre Prácticas Empresariales y de Comercialización Responsables en el Sector de la Alimentación, otro de los resultados de la Estrategia «De la Granja a la Mesa», de la Comisión.

Este Código es una parte esencial de los esfuerzos de la Unión por aumentar la disponibilidad y la asequibilidad de opciones alimentarias saludables y sostenibles que contribuyan a reducir nuestra huella ambiental global. Ha sido elaborado en colaboración con asociaciones y empresas de la Unión, con la participación activa y la aportación de otras partes interesadas, como organizaciones internacionales, ONG, sindicatos y asociaciones comerciales, así como con los servicios de la Comisión Europea. Las asociaciones y empresas del sector de la alimentación que firman el código se comprometen a acelerar sus esfuerzos en pro de una transición sostenible. Mediante ese compromiso, respaldan los objetivos establecidos en el Código y animan a otras empresas similares a que participen.

El sistema ofrece dos niveles de compromisos:

  • Asociaciones de la UE: un conjunto de siete objetivos, cada uno con sus metas y acciones indicativas. Dichos objetivos se refieren a acciones que promueven la transición hacia unos modelos de consumo saludables y sostenibles. El fin consiste en mejorar el impacto que tienen la transformación de alimentos, la venta al por menor y las operaciones de los servicios alimentarios en la sostenibilidad, así como en mejorar la sostenibilidad de las cadenas de valor de los alimentos, en relación con los productores primarios y otros agentes de la cadena. Las asociaciones deben informar anualmente de los avances.
  • Empresas: un marco para que las empresas que quieran ser pioneras establezcan compromisos ambiciosos con resultados mensurables. El marco abarca una amplia gama de ámbitos, como el bienestar de los animales, la reducción del azúcar o la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, en toda la gama de productos de tales empresas. Las empresas informarán de sus avances presentando anualmente un resumen de su informe de sostenibilidad.

El día de la presentación del Código, 65 signatarios (26 fabricantes de alimentos, 14 minoristas de ese sector, 1 agente del sector de la alimentación y 24 asociaciones) se han convertido en las primeras empresas y asociaciones pioneras (enlace a la lista completa de signatarios).

Se invita a más asociaciones y empresas del sector de la alimentación de la UE a adherirse al Código de Conducta, que se considera una solución revolucionaria. Su enfoque de diálogo multilateral puede servir de modelo para la transformación mundial.

El Código marca el inicio de un proceso dinámico. La gobernanza del Código establece las herramientas de colaboración entre todas las partes interesadas con el fin de generar compromisos nuevos y más ambiciosos, establecer asociaciones y estimular la interacción y el intercambio.

La Comisión tiene la intención de presentar el Código en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios de este año.

Declaraciones de los miembros del Colegio de Comisarios:

El vicepresidente ejecutivo Timmermans declaró: «Tenemos que lograr que nuestro sistema alimentario sea sostenible, y tenemos que hacerlo pronto. Debemos reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y poner fin a la pérdida de biodiversidad relacionada con la producción de alimentos, y configurar un sistema alimentario que facilite la elección de una dieta sana y sostenible. Si queremos abordar estos desafíos medioambientales, sanitarios y sociales en nuestro sistema alimentario, es necesario lograr la cooperación a lo largo de toda la cadena alimentaria. La voluntad de las partes interesadas que ya se han adherido al Código de Conducta de la UE me hace ser optimista».

Stella Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, afirmó: «Hoy anunciamos uno de los primeros resultados de nuestro trabajo en el marco de la Estrategia “De la Granja a la Mesa” en favor de un sistema alimentario saludable y respetuoso con el medio ambiente. Para lograr una transición satisfactoria hacia unos sistemas alimentarios sostenibles, es fundamental que exista una cooperación estrecha entre todos los agentes. El Código de Conducta de la UE facilitará esta cooperación al basarse en los compromisos ya asumidos por la industria alimentaria y al alentar unos esfuerzos más ambiciosos. La industria alimentaria europea ya es conocida por la calidad y la seguridad de sus productos, pero ahora debe ser también el referente en materia de sostenibilidad».

Thierry Breton, comisario de Mercado Interior, anunció:  «El Código de Conducta de la UE sobre Prácticas Empresariales y de Comercialización Responsables en el Sector de la Alimentación es un importante avance por parte del ecosistema agroalimentario. Cada compromiso voluntario cuenta a la hora de lograr la transición sostenible de nuestros sistemas alimentarios y aumentar su resiliencia. La Comisión se ha comprometido a movilizar sus instrumentos de apoyo, en particular para las pymes, columna vertebral del ecosistema agroalimentario, a medida que emprendamos este ambicioso camino».

Virginijus Sinkevičius, comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, señaló: «Las empresas alimentarias con visión de futuro saben que contar con unos suelos y unos ecosistemas sanos es esencial, tanto para la resiliencia de nuestros sistemas alimentarios como para su negocio. Los sistemas alimentarios sostenibles también son cruciales para alcanzar nuestros objetivos climáticos y medioambientales, como el de situar la biodiversidad europea y mundial en la senda de la recuperación. Por tanto, estoy encantado de que, mediante este Código, la industria alimentaria esté dando un paso decisivo hacia un futuro sostenible para las empresas y para nuestro planeta».

Contexto

El 26 de enero de 2021, la Comisión contribuyó al debate entre una amplia variedad de partes interesadas del sector alimentario con vistas a diseñar un código de conducta de la UE sobre prácticas empresariales y de comercialización responsables, como una de las primeras iniciativas que debían lograrse en el marco de la Estrategia «De la Granja a la Mesa».

La Estrategia «De la Granja a la Mesa» forma parte del Pacto Verde Europeo. Establece una visión estratégica a largo plazo para transformar nuestra forma de producir, distribuir y consumir alimentos. El Código abarca los aspectos principales relacionados con la sostenibilidad de los sistemas alimentarios, y refleja los objetivos y las metas de la Estrategia «De la Granja a la Mesa» y del Pacto Verde Europeo.

La Comisión dirige varias iniciativas voluntarias, en curso o en fase de preparación, destinadas a respaldar la transición ecológica, con el fin de garantizar que el mercado de la UE ofrezca productos sostenibles a los consumidores y que estos dispongan de mejor información para poder elegir con conocimiento de causa. Habida cuenta del papel clave que desempeñan los agentes intermedios de la cadena alimentaria (fabricantes de alimentos, minoristas del sector y servicios de restauración) durante las diversas etapas de dicha cadena, es esencial complementar las propuestas legislativas con iniciativas voluntarias y no reglamentarias dirigidas a aquellos pioneros del sector que deseen apoyar la transición ecológica. Tal como se establece en la Estrategia «De la Granja a la Mesa», la Comisión supervisará los compromisos y considerará la posibilidad de elaborar medidas legislativas si los progresos son insuficientes.

Otras iniciativas no reglamentarias de este tipo son:

La Iniciativa del Compromiso de Consumo Ecológico | Comisión Europea (europa.eu)

El Plan de Acción «Contaminación Cero»

El Foro del Comercio Minorista sobre la Sostenibilidad (ahora incluido en el Plan de Acción para la Economía Circular)

La Coalición Digital Verde de la UE

El Pacto de la UE para unos Centros de Datos Climáticamente Neutros

Más información

Preguntas y respuestas

Un Pacto Verde Europeo

De la granja a la mesa 

 

 

La Comisión Desea Abrir el Debate sobre la Potencial de las Nuevas Técnicas Genómicas

La Comisión Europea | 29.04.2021

La Comisión Europea ha publicado hoy, a petición del Consejo, un estudio sobre las nuevas técnicas genómicas (NTG). El estudio muestra que las NTG, que son técnicas para modificar el genoma de un organismo, tienen potencial para contribuir a un sistema alimentario más sostenible en el marco de los objetivos del Pacto Verde Europeo y la Estrategia «De la Granja a la Mesa».

Por otra parte, el estudio pone de manifiesto que la legislación vigente sobre OMG, adoptada en 2001, no es adecuada para estas tecnologías innovadoras. La Comisión iniciará ahora un amplio proceso de consulta abierta para debatir el diseño de un nuevo marco jurídico para estas biotecnologías.

Stella Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, ha declarado: «El estudio que publicamos hoy concluye que las nuevas técnicas genómicas pueden promover la sostenibilidad de la producción agrícola, en consonancia con los objetivos de nuestra estrategia «De la Granja a la Mesa». Con la seguridad de los consumidores y del medio ambiente como principio rector, ha llegado el momento de mantener un diálogo abierto con los ciudadanos, los Estados miembros y el Parlamento Europeo para decidir conjuntamente el camino a seguir en relación con el uso de estas biotecnologías en la Unión.»

Rápida evolución de las NTG en muchas partes del mundo

Las NTG, que pueden definirse como todas las técnicas para modificar el genoma de un organismo desarrolladas después de 2001 (cuando se adoptó la legislación de la Unión sobre OMG), han evolucionado rápidamente en las dos últimas décadas en muchas partes del mundo, y algunas aplicaciones ya están en el mercado de determinados socios comerciales de la Unión.

Las principales conclusiones del estudio son las siguientes:

  • Los productos obtenidos mediante NTG tienen el potencial de contribuir a sistemas alimentarios sostenibles con plantas más resistentes a las enfermedades, a las condiciones medioambientales y a los efectos del cambio climático. Además, los productos pueden beneficiarse de unas cualidades nutricionales superiores, como contener ácidos grasos más sanos, y una menor necesidad de insumos agrícolas, como los pesticidas.
  • Al contribuir a los objetivos de innovación y sostenibilidad de los sistemas alimentarios de la Unión, así como a una economía más competitiva, las NTG pueden aportar beneficios a muchos sectores de nuestras sociedades.
  • Por otra parte, el estudio también analizó las preocupaciones relacionadas con los productos obtenidos mediante NTG y sus aplicaciones actuales y futuras. Entre otras preocupaciones cabe citar las posibles repercusiones sobre la seguridad y el medio ambiente, por ejemplo sobre la biodiversidad, la coexistencia con la agricultura ecológica y sin OMG, así como el etiquetado.
  • Las NTG son un conjunto muy diverso de técnicas y pueden lograr resultados diferentes, y algunos productos vegetales producidos mediante NTG son tan seguros para la salud humana y animal y para el medio ambiente como las plantas mejoradas convencionalmente.
  • El estudio pone de manifiesto que existen señales evidentes de que la legislación vigente sobre OMG de 2001 no es adecuada para algunas NTG y sus productos, y de que es necesario adaptarla al progreso científico y tecnológico.

Próximas etapas

El estudio se debatirá con los ministros de la Unión en el Consejo de Agricultura y Pesca previsto en mayo. La Comisión también debatirá las conclusiones de dicho estudio con el Parlamento Europeo y todas las partes interesadas.

En los próximos meses, se llevará a cabo una evaluación de impacto, que incluirá una consulta pública, con el fin de explorar las opciones políticas relativas a la regulación de las plantas obtenidas mediante determinadas NTG.

Contexto

El estudio se elaboró a raíz de una petición del Consejo de la Unión Europea que, el 8 de noviembre de 2019, solicitó a la Comisión que llevara a cabo «un estudio, a la luz de la sentencia del Tribunal de Justicia en el asunto C-528/16, con respecto a la situación de las nuevas técnicas genómicas en el Derecho de la Unión».

La Comisión realizó el estudio, basándose en las opiniones y contribuciones de expertos de las autoridades competentes de los Estados miembros y de las partes interesadas a escala de la Unión, obtenidas por medio de consultas específicas.

Una gran variedad de participantes intervinieron en la consulta que precedió a la preparación del informe. Todas las contribuciones se han publicado.

Más información

El estudio completo, la carta de la Comisión por la que transmite el estudio al Consejo y que describe el seguimiento de las medidas, así como las preguntas y respuestas, pueden consultarse aquí.

Tu Europa

Europe Direct Contact Centre

Portal Europa

Representación de la Comisión Europea

logo-800x450-02 (1)

Presidencia Checa del Consejo de la UE

logo_europa

Red de información Europea de andalucía

Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior

Universidad de Sevilla

Copyright © 2020 Europe Direct Sevilla · Facultad de Derecho · C\Enramadilla 18-20 · 41018 Sevilla | europedirect@us.es · tlf: 955 42 00 53